We are the Champions, el pueblo de Guti y el justo homenaje a Antonio Ruiz

We are the Champions, el pueblo de Guti y el justo homenaje a Antonio Ruiz

Torrejón de Ardoz. Este pueblo situado en el Corredor del Henares, a sólo 19 kilómetros de la Puerta del Sol, es una cuna de deportistas de la que se sienten muy orgullosos sus 128.013 habitantes censados. De aquí es Jorge Garbajosa, exNBA y actual presidente de la FEB. Eso sí, atlético hasta las trancas. Eso lo compensa otro torrejonero de pro, Guti, el 14 del Madrid que ganó tres Orejonas casi seguidas en aquel equipo liderado por Raúl, Hierro y Roberto Carlos. Precisamente la Séptima, la Octava y la Novena fueron la semilla del nacimiento de la peña cuyo nombre, es obvio, no necesita traducción: la Peña We are The Champions.

El ‘jefe’. Su presidente, Javier Benito, es un tipo único. Podría ser un líder de audiencia en el Club de la Comedia (“ya sabes que nuestro pueblo se llama Torrejón de Ardoz de estómago...”), pero fue su instinto merengue el que le llevó a fundar la peña en 2004. “A las finales de Ámsterdam, París y Glasgow fuimos 18 amigos del pueblo y dijimos que con tantas Copas de Europa mejor fundar una peña para vernos más. En su honor le pusimos el nombre de We are the Champions”. La sede social está en el Bar El Buitre (lo regenta la familia Villa, que adora al 7 que dio nombre a la Quinta). Jamás olvidaré la cena del primer aniversario. Fue en el Hotel Aida de Torrejón y el invitado de honor fue Paco Gento. Seis Copas de Europa le contemplan al cántabro... ¡Más que el Barça en sus 119 años de historia! Nadie tiene tantas a título individual. Gento nos ganó a todos con su socarronería, secundada por Javier Benito, que luce en su chaqueta con orgullo la insignia de oro que acredita sus 50 años de socio del club: “Roncero, me tocó tragarme en París la derrota con el Liverpool en la final del año 1981, pero desde entonces llevo seis Orejonas seguidas y he estado presente en todas. En Kiev veré la 12+1”. Olé por ti, amigo.

Homenaje. La cena del 14 aniversario en el Donostiarra sirvió para rendir un justísimo homenaje a Antonio Ruiz Cervilla. Un medio defensivo corajudo y bravísimo que ganó entre 1957 y 1960 cuatro Copas de Europa junto a Di Stéfano, Zárraga, Marquitos y el propio Gento. Antonio fue titular en la Cuarta (2-0 al Stade Reims en Stuttgart). Este murciano al que nadie ha regalado nada en la vida tiene el corazón más blanco que su idolatrado Bernabéu. A sus 81 años, viaja y da consejos a los chavales del Castilla y del Juvenil A. El mejor maestro para mantener la esencia del Madrid de siempre...

0 Comentarios

Mostrar