La mejor versión de los Hispanos

La mejor versión de los Hispanos

Una victoria sabe mejor cuando saldas cuentas pendientes. Las rivalidades y las revanchas enriquecen el deporte. Hace dos años, la Selección perdió la final del Europeo ante Alemania (24-17). Inesperadamente. En la primera fase, los Hispanos habían batido a los germanos (32-29). El precedente empujaba a un optimismo mal calculado. Aquella derrota inició una cuesta abajo que no terminó ahí, porque ese 31 de enero de 2016 se jugaba algo más que el título continental, había doble motivación, pues el ganador se clasificaba también directamente para los Juegos de RíoHubo que ir luego a un doloroso Preolímpico en Suecia, donde tampoco se consiguió la plaza. Una de las mayores decepciones del balonmano en los últimos tiempos, que costó el puesto al entonces seleccionador, Manolo Cadenas.

España venció este miércoles a Alemania (31-27), con doce minutos mágicos en la segunda parte en los que redondeó un parcial de 8-0. Sólo un día antes había sucumbido ante Eslovenia con una imagen muy diferente. La España actual tiene dos caras. El recorrido del equipo de Jordi Ribera durante todo el torneo ha sido así, con tremendos altibajos que van de la brillantez a la infertilidad. Sea como sea, los Hispanos se han metido en la lucha por las medallas. Este viernes toca Francia, el peor rival posible, la bestia negra. En las dos últimas semifinales en las que se han cruzado, en el Europeo de 2014 y en el Mundial de 2015, Les Bleus han cerrado el camino a su vecina. Son los favoritos, sin duda. Pero el balonmano es un deporte de máxima igualdad. Hay que jugar. Y mostrar la mejor versión, la que vimos ayer.

0 Comentarios

Normas Mostrar