El Barça ha ganado esta Liga dos veces

El Barça ha ganado esta Liga dos veces. La tuvo cuando llegó a distanciarse tantísimo, se la dejó olvidada en una racha de cuatro partidos en los que sólo hizo un punto de doce, y luego la ha recuperado aguantando el arreón del Atlético y del Madrid, el de éste hasta el final. La ha ganado porque ha sido el mejor. La cuenta final no engaña. La Liga se juega en las cuatro estaciones, con sol, lluvia, frío, calor, hierba alta o baja, antes o después del virus FIFA, con tiros al palo, con penaltis no pitados o penaltis regalados. Al final la cuenta cuadra, aunque sea por corto margen, y sólo uno canta el alirón.

Fue una tarde emocionante... hasta el segundo gol de Luis Suárez. Ha sido el hombre de esta Liga, que cierra con un ‘hat trick’ y completa con 40 goles. Tras él, Messi, que ha cambiado definitivamente su juego. El regateador eléctrico, incontrolable y goleador, ha retrocedido unos metros y juega con panorama, metiendo pases con precisión. Neymar empezó bien y así ha acabado, tras un bache que el equipo notó. El resto es el Barça, lo que no es poco decir. Un gran campeón en una Liga que da los dos finalistas de la Champions y uno de los de la Europa League. La mejor Liga del mundo, en efecto.

El Madrid confió el año a Benítez, servil con el presidente, pelmazo con los jugadores. El 0-4 ante el Barça (decisivo, hubiera bastado empatar ese día para que el Madrid fuera campeón) le dejó temblando. Finalmente cayó y, tras una encuesta en la que vio que lo de Mourinho no colaba, Florentino optó por Zidane, que ha hecho lo contrario que Benítez: blindar el vestuario y desoír los caprichos de Florentino. Un par de cambios (Carvajal y Casemiro), pero un gran cambio. No ha llegado al título, pero lo ha disputado hasta el final. Y estará en Milán, contra el Atlético. Queda rabo por desollar.