España muy bien y Casillas también

España muy bien y Casillas también

Muy bien. España necesitaba esto, un buen partido, disparos a puerta, goles y, por pedir más todavía, paradas de Casillas. Lo tuvo todo aunque, cierto, ante un rival que no es gran  cosa, pero tampoco mucho mejor que los restantes del grupo. De aquí a la Eurocopa el nivel de los contrarios será parecido a éste. Y ante Macedonia, España no sólo ganó los tres puntos, sino que enterró el pesimismo. Un pesimismo que se hizo patente en el corto número de entradas vendidas, y que volvió a flotar en el ambiente durante quince malos minutos del primer tiempo, que dieron lugar al gol macedonio.

Sin Raúl García ni Diego Costa, el juego volvió a tomar el tono de estos años. Koke hizo pareja con Busquets en la media, Cesc estuvo activo armando y llegando, Pedro peleó en busca del gol, suyo o de los compañeros, Alcácer se desenvolvió bien, todo alrededor de un Silva magistral, que fue a más. Y los laterales llegaron mucho. Las combinaciones en torno a Jordi Alba por la izquierda fueron deliciosas. Para darle más picante al partido, Sergio Ramos, abrió el marcador con un penalti de nuevo ‘a lo Panenka’, lo que no dejaba de ser una muestra más de que este equipo está decidido a recobrar el optimismo.

Así que hay derecho a pensar que todo vuelve a encaminarse. A este equipo aún le faltan Iniesta, Thiago y Javi Martínez, que son de la partida pero andan lesionados. Y Piqué, sobre cuyo escaqueo será mejor mirar para otro lado. Más adelante pueden aparecer Jesé y Deulofeu, como ayer apareció Munir, que salió sin miedo a nada. Como está Alcácer, que debutó con gol y buen tono general. Además, Casillas paró bien. Los macedonios llegaron más de la cuenta, único pero que se puede poner, pero Casillas estuvo muy firme, salvando tres remates de verdad de gol. Sí, podemos enterrar el pesimismo.