Temas del día

Siete puntos, 109 goles... Noche soñada

Siete puntos, 109 goles... Noche soñada

¡Pleno del Madrid en el Camp Nou! La victoria le pone a siete puntos, lo que vale la Liga, eleva el récord de goles a 109 (a los que habrá que añadir los que vengan) y enterró por fin el fantasma que le perseguía desde aquel 5-0 con que se estrenó Mourinho en estos duelos. Todo eso en un partido intenso, pleno, en el que se sintió cómodo, porque consiguió que siempre ocurriera lo que le convenía. Y ante todo el planeta. Se calcula que más de cuatrocientos millones de personas vieron este partido. Para el Madrid es un baño de imagen, un freno a la sangría que estaba sufriendo a favor del Barça.

Guardiola sorprendió con una alineación en la que no estaban ni Piqué (cuyo abandono ya es indisimulable) ni Cesc, que tampoco anda bien. Sólo tres defensas, Alves y Tello en los extremos, muy abiertos. Mourinho sacó su equipo titular, el de sus once favoritos, lo que incluye a Coentrao. Sin cosas raras, sin alteración de funciones. Todos aplicadísimos en lo suyo. Encerró a Messi entre los dos centrales y los dos medios-centro y esa asfixia bloqueó a todo el Barça. Sólo un par de veces pudo zafarse: en una puso a Xavi mano a mano con Casillas (¡grande una vez más!) y la otra fue el gol del Barça.

Sólo dos jugadas de Messi, eso fue el Barça. Eso y varias escapadas de Tello que culminó mal. Coentrao anuló a Alves. Por su parte, el Madrid empezó con brío atacante, moderado cuando alcanzó su primer gol en un córner. Luego cazó un perfecto contraataque justo cuando más lo necesitaba, cuando el 1-1 había levantado al Camp Nou. Gol 109, gol de Cristiano, que esta vez le ganó su particular mano a mano a Messi, como Mourinho se lo ganó a Guardiola. Todo sobre el fondo de un partido serio y noble, donde sólo Alves puso un lunar. La noche que soñaba el Madrid desde hace tres años largos.