Competición
  • Clasificación Eurocopa

Este año no se habla de maletines

Este año no se habla de maletines

Me lo decía alguien ayer: ¿ha notado usted que este año no se habla de maletines? Y es verdad. ¿Por qué? ¿Por la crisis, por falta de dinero? No creo. Aun en los peores momentos la gente del fútbol encuentra dinero para estas cosas, aunque no las encuentre para otras. Se debe a que hemos llegado al final con poquísimos equipos liberados de ambiciones y temores. En Primera es tremendo el número de los amenazados por ese puesto tétrico por adjudicar aún, y el Espanyol ha achuchado hasta ayer al paquete de la Europa League. En Segunda, ya saben: el chapú ese del play-off del tercero al sexto.

Se han movido, sí, amistades, afinidades, devoluciones de favores viejos. Aquello por lo que tanto significábamos a los vascos se ha extendido y ayer hubo un derbi cortés en Valencia y un ejercicio de afinidad cántabro-asturiana en El Molinón. Pero aun con eso la jornada fue tremenda, con varios equipos cociéndose en un drama que se prolongará hasta el próximo domingo. Aquí nadie cede, todos se han puesto a correr al final, y me parece que el Depor desperdició ayer una oportunidad clara ante un Barça que sacó un saldo de equipo. O es más bien que hasta ese saldo de Barça es una cosa muy seria.

Sevilla, Athletic y Atlético aseguran la Europa League, aunque habrá que saber aún quién será el séptimo, puesto que obliga a una eliminatoria previa. Y entre todo el barullo, Cristiano a lo suyo: ha reencontrado el 'tomahawk' y ya ha pillado a Zarra y a Hugo Sánchez. ¡Y queda la visita del Almería! Su récord goleador es el último entretenimiento del Madrid en esta Liga que ayer levantó el Barça ante los suyos. Tercera Liga de Guardiola en tres años como entrenador. Días felices para un Barça que juega como los ángeles. Y días felices también para el Betis, regresado a Primera. Mucho Betis.