Competición
  • Champions League
  • Europa League

La UEFA y la suspicacia de Guardiola

La UEFA y la suspicacia de Guardiola

No arbitrará un portugués, sino un alemán que ha tenido sus pleitos con el Barça (le expulsó dos ante el Celtic) y con el Madrid (Mourinho le reclamó un penalti en la última visita a Lyon). Arbitrará un alemán y no me figuro a Guardiola satisfecho por ello, sino quizá aturdido. Creo que los entrenadores (la gente del fútbol, en general) no deben hablar de árbitros. Para eso estamos los periodistas. Eso mismo dijo Guardiola tras la final de Copa: "Del árbitro no hablo, para eso estáis vosotros", pero la presión le ha podido. Y eso ha desencadenado una tormenta en un vaso de agua.

Quizá nunca hubo la intención de darle este partido a Proença, quién sabe. Quizá sí, y alguien cayó en la cuenta de que no era apropiado, dado el antecedente de Benquerença en Milán. En todo caso, nada de esto hubiera ocurrido de no ser por el desliz de Guardiola. Y ya no puede evitar que la secuencia de los hechos sugiera como interpretación más plausible que la UEFA ha atendido su suspicacia y ha reaccionado en consecuencia. Una comidilla antes del partido y la tentación de un debate loco: ¿No pueden arbitrar partidos colegiados con relación de paisanaje con alguno de los dos entrenadores?

Por ese camino llegaríamos al absurdo. Un francés no podría pitar al Arsenal por Wenger, ni un italiano a Inglaterra, por Capello y así siguiendo. ¿Y en España? ¿No podría un andaluz arbitrar al Athletic por Caparrós, o un vasco al Depor o al Valencia por Lotina y Emery? ¿Y, y, y...?. Por lo demás, espero que Stark tenga un buen arbitraje. Es cierto que ha hecho pública su devoción por Messi, pero, ¿quién no admira a Messi? Aunque igual que los entrenadores cuando hablan de árbitros, éstos a su vez deben recatarse al hablar de jugadores. Porque esto es el fútbol y en el fútbol las carga el diablo...