Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina
Champions League
Young Boys Young Boys YB

-

E. Roja E. Roja ESR

-

Olympiacos Olympiacos OLY

-

FC Krasnodar FC Krasnodar KRA

-

D. Zagreb D. Zagreb DZA

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

Copa Libertadores
Copa Argentina
All Boys All Boys LLB

-

Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

Desaire al Príncipe de Asturias

Desaire al Príncipe de Asturias

Los Premios Príncipes de Asturias se entregan el viernes, en gala solemne. El del deporte, ya saben, es para La Roja. Pero resulta que el sábado tienen que jugar el Madrid y el Barça, ¿para qué queremos más? Mourinho y Guardiola se han apresurado a decir que no dejarán a sus jugadores acudir a Oviedo. Entre ambos clubes reúnen a 13 de los 23 seleccionados, entre ellos diez de los que intervinieron en la final. Eso incluye al capitán, Casillas, y al goleador del Día D, Iniesta. Sin ellos, el acto quedará deslucido. Su inasistencia sería un desaire impensable a la Casa Real. Y tendría trascendencia fuera de nuestro país. Fútbol es fútbol.

¿Qué hacer? Lo primero que se puede y debe hacer es pasar esos partidos al domingo. Que se jueguen el sábado es decisión de Mediapro, cuyo factótum, Jaume Roures, tiene un punto antisistema un poco travieso, además de ser un catalanista radical. Canal + pidió el Zaragoza-Barça para el domingo y el Murcia-Madrid (Copa ) para el miércoles. Mediapro les dijo que el Barça quería jugar el sábado para tener más tiempo para viajar a Ceuta (Copa también) y al tiempo puso el Murcia-Madrid el martes porque sí, con lo que arrastra el Madrid-Racing al sábado. El caso es que ha sido su voluntad que Madrid y Barça jueguen el sábado.

Lo primero será ablandar a Roures, pues. Propongo para eso a Zapatero, el superministro del deporte, y que a su vez está necesitado de ganar puntos, dada la racha que lleva. Y si no es capaz, entonces al menos Florentino tendrá que convencer a Mourinho de que es el entrenador, pero no el dueño de las llaves del calabozo, de que hay aviones que van y vienen rápido y que al fin y al cabo si el equipo se concentra a las ocho en el Mirasierra y Casillas y cuatro más llegan tres horas después, tampoco es grave. En cuanto al Barça, más o menos lo mismo, con la salvedad de que la cosa tiene perfiles diferentes en una ciudad que en otra.