La Ley de la Serie del fútbol galo

La Ley de la Serie del fútbol galo

No voy a juzgar el fondo del asunto en el que están involucrados Karim Benzema y Franck Ribéry porque se trata de un tema de índole personal que no tiene nada que ver con su profesión de futbolista. Sin embargo, voy a intentar analizar el efecto mediático tan negativo que está teniendo. Este nuevo episodio del caso Zahia viene a añadir todavía más desprestigio a la malparada imagen del fútbol francés. Parece que estamos frente a lo que algunos llaman la Ley de la Serie (significa más o menos que una desgracia nunca viene sola).

Hace una década, cuando se hablaba de los jugadores galos, las palabras rimaban a menudo con "campeones del mundo", "campeones de Europa" y "Balón de Oro". Ahora, los futbolistas de mi país tienden más a llenar las páginas de sucesos de los medios que a destacar por sus hazañas deportivas. Lo que ha ocurrido en los últimos cuarenta días es simplemente alucinante. Tuvimos que asistir con estupefacción a las guerras internas de la selección durante el Mundial de Sudáfrica, a su vergonzosa huelga dos días antes de un partido decisivo y a su descalabro futbolístico. Y ahora vemos a dos de los mejores jugadores franceses sentados delante de un juez. Francia es un país que siempre ha querido dar lecciones y ser un ejemplo para el deporte, en la lucha contra el racismo, contra el dopaje y a favor del fair play. Me da que los franceses vamos a tener que estar un poco "tapaditos" en los próximos tiempos