DAKAR | COCHES | ETAPA 11

Sainz se luce en lo más difícil

Segunda victoria del madrileño, cuarta de Audi, en el dia más desafiante del Dakar. Al Attiyah saldrá a la etapa final 33 minutos por encima de Loeb.

Bisha
0
Sainz con el Audi en el Dakar 2022.
DPPI Audi Communications Motorsport

Es un mantra importante de la filosofía de los Sainz. Hay que mandar mensajes. Así se lo ha dicho siempre el padre al hijo en su escalada en la Fórmula 1, y así se lo ha aplicado él mismo durante toda su trayectoria. Y eso es lo que está haciendo en este Dakar cada vez que puede salvar los problemas, mandar un mensaje sobre lo que es capaz de hacer con el Audi en un futuro si puede sacarle tan buen rendimiento en su primer año, nada más haber nacido en Alemania. Lo volvió a hacer el jueves ganando la etapa más difícil del Dakar.

Los pilotos de motos, que la corrieron antes, ratificaron lo que vendía la organización, que en efecto era la jornada más dura que podían ofrecer en esta edición y Sainz se enfrentó a ella en la peor posición posible, abriendo prácticamente desde el inicio. Aunque fue Peterhansel quien partió primero, el francés se equivocó en un punto complejo de navegación al comienzo, y el madrileño tomó la delantera desde entonces con todas las dunas más largas y difíciles de este Dakar frente a él. Eso sí, con las huellas de las motos.

Seguro que eso fue una ayuda para Sainz, porque fue capaz de mantener el ritmo en todo momento. Así lo registró cada waypoint por el que pasaba y en el que marcaba el mejor tiempo. Desde el principio hasta el final, en una actuación impecable que dejó al siguiente de la lista, Loeb, a dos minutos para sumar su segunda victoria en el Dakar 2022, aunque luego el francés recibió cinco de sanción por exceso de velocidad. Es la cuarta para el Audi híbrido que, una vez resueltos sus problemas de juventud, se ha mostrado arrollador en la segunda semana ganando tres de las cinco etapas disputadas.

Etapa 11 y General de coches del Dakar 2022.

Ataque total, era lo que les quedaba una vez descartados en la general, el mismo modo en el que está Loeb desde hace unas etapas y con el que lograba recortar minutos a Al Attiyah. Eso sí, no tantos como necesitaría. Es más, en un principio el francés volvió a superar al qatarí por cuatro minutos antes de su sanción. Eso ya era apenas un rasguño para el líder, que afrontará los 160 kilómetros finales con 33 de ventaja y la tranquilidad que lleva permitiéndose los últimos días. Solo le falta dar la puntilla para ganar este Dakar, en el siguiente tendrá más competencia. Seguro que ha captado el mensaje...

También envió uno parecido Roma. Son Loeb y Terranova los que juegan arriba con sus BRX mientras el suyo lleva lastre para ayudarles, y aun así se marcó un gran cuarto a cuatro minutos de Sainz. Checa y Laia Sanz repitieron puesto entre los treinta mejores, Esteve lo rozó y Fuertes sufrió más al quedarse atascado en una duna. En la general, la catalana se asegura ser 23ª e Isidre 27º. También parece seguro el podio de Cristina Gutiérrez en T3 como tercera y Farrés asciende al liderato de T4 justo antes del último día, pero tiene por detrás al líder de su equipo y está por ver la estrategia que seguirán.