MOTOGP

Márquez necesita "descansar"

Alberto Puig, team manager de HRC, reconoce que la situación del ilerdense no ha mejorado y tomarán decisiones después de un chequeo en Navidad.

0
Márquez necesita "descansar"
MotoGP

"Parece que llueva sobre mojado", decía Márquez antes de la última carrera de la temporada en Valencia, cuando se dio a conocer su recaída en la lesión ocular. El ilerdense, que empezaba a pasar página de su lesión en el húmero derecho que le alejó de los circuitos y le obligó a reinventarse para volver a ser competitivo pese a sus limitaciones, se encontraba con un nuevo contratiempo que requirió de tiempo desde el primer momento. Marc necesitaba descansar y pese a que se han sucedido tres semanas desde el accidente, su condición física sigue estando en el mismo punto que le privó de subirse a la moto desde el GP del Algarve.

Por cuarto invierno consecutivo Márquez ha sido el gran ausente en el garaje del Repsol Honda durante la pretemporada. Durante los años anteriores los problemas se focalizaron en los hombros y actualmente ha sido la diplopia (ya padecida a finales de 2011) la lesión que le ha privado de comenzar a trabajar en el nuevo curso desde el primer momento. "Por supuesto que no está feliz por no estar aquí (en los test de Jerez)", ha confesado Alberto Puig sobre el estado anímico de su piloto tras las pruebas, pero el team manager de HRC ha terminado reconociendo que actualmente eso es lo menos relevante.

La situación de Márquez no ha mejorado demasiado. "Ahora lo importante es cómo esta", resalta por encima de todo un Puig, que compara el estado actual de Marc con el de final de temporada: "Está prácticamente igual que lo que ya explicamos (en Portimao y Valencia). Necesita tiempo para descansar, recuperarse y ver si toda esa zona alrededor de su ojo se va desinflamando, bajando y calmándose". Será clave su próxima revisión con el doctor, estimada para Navidad: "Ahí veremos cuál es la situación". Y una vez tengan el veredicto, tomarán "decisiones sobre las posibilidades que hay". Hasta entonces al ilerdense le toca ser paciente, "entiende que lo que necesita ahora es descansar" y afrontar con esperanzas un 2022 en el que espera volver completamente recuperado.