MOTOGP

Rossi asume su límite

El italiano reconoce tras la carrera en Austin que su físico es "un desastre" y acepta la realidad: "Ser joven, desgraciadamente para mí es muy difícil".

0
Rossi posa junto a la M1 en el circuito de Austin
Twitter Valentino Rossi

Hay veces que las cosas caen por su propio peso y pese a que Valentino Rossi seguía disfrutando, hasta hace bien poco, como el primer día cada vez que se subía de nuevo a una montura, el guion de su etapa como piloto de MotoGP ha dado un giro dramático. Cuesta ver al italiano en televisión y las posiciones delanteras ya no son su lugar de residencia ni siquiera durante unos domingos en los que siempre exhibía su mejor versión. Al de Yamaha le cuesta más de lo esperado, sobre todo porque de haberlo sabido no continuaría pilotando y habría anticipado su adiós, y atendiendo a la realidad solo le queda reconocer lo que se viene demostrando durante un curso en el que tiene un octavo (en el GP de Austria), como mejor resultado hasta la fecha.

Es cierto que los sábados nunca fueron su punto fuerte, pero a la incapacidad de entrar en Q2 se le adhiere una Q1 poco competitiva que le manda en cada gran premio al fondo de la parrilla. El de Austin fue un ejemplo más y Rossi se vio obligado a remontar desde una 20º posición que casi se ha convertido en costumbre. Pero al menos en la pista americana el italiano recuperó cinco plazas en carrera, aunque terminó el fin de semana reconociendo unas limitaciones que se venían evidenciando sobre el asfalto y que sufrió más que nunca, al enfrentarse a uno de los trazados más duros y exigentes del calendario, que requiere un alto esfuerzo físico que ya empieza a acusar.

"Este domingo la condición física fue un desastre. Fue muy muy difícil, muy duro", comenzaba reconociendo Valentino tras un domingo que no fue de los peores que se le han visto esta temporada, aunque ni eso le reconforta de cara a un realidad con la que romperá a final de temporada. "Una MotoGP moderna es muy exigente físicamente, el domingo ya estás cansado de los entrenamientos del viernes y el sábado. Por lo tanto tienes que estar al 100% en forma y además tienes que ser muy joven", argumenta. No le faltan ganas de hacerlo bien, de hecho al comienzo del curso El Doctor se resistió en tirar la toalla y sigue asegurando que puede "intentar estar al 100% y en forma", pero volver a ser el de antes es misión imposible: "Desgraciadamente para mí, ser joven es muy difícil".