F1

Schumacher: un silencio sobre su estado que dura ya siete años

"Mi padre es para mí el más grande. ¿Por qué iba a distanciarme de él?", asegura Mick en el séptimo aniversario de su accidente.

Siete años de silencio sobre Michael Schumacher

Los admiradores de Michael Schumacher mirarán este año el triste aniversario del accidente de esquí que dejó a su ídolo en el silencio desde otra perspectiva: la de su hijo Mick, a punto de estrenarse en la categoría reina. La cuestión sucesoria persigue a Mick, cuyo sonrisa es fiel reflejo de la de Michael. Más aún en estos días, en que se recuerda el accidente sufrido por su padre, el "Kaiser" de la Fórmula 1, el 29 de diciembre de 2013 en la estación de Méribel, en los Alpes franceses.

"Me parece bien, no me molesta la pregunta ni las comparaciones", explicaba Mick, de 21 años, desde el dominical del popular diario "Bild". "Cada uno tiene que encontrar su propio camino. Pero mi padre es para mí el más grande. ¿Por qué iba a distanciarme de él?", añade el hijo del ídolo, quien prepara su debut con la escudería estadounidense Haas en el GP de Australia 2021 (21 de marzo).

"Michael ha amado siempre la competición", afirmó hace una semana la persona que sigue estando al frente de la situación, Corinna, la esposa del expiloto y madre de Mick. Fue al recibir un premio honorífico para Michael, en la gala de la FIA donde se coronó a Lewis Hamilton como deportista del año. Corinna es, para Mick, "la mejor asesora" y la primera interlocutora ante cualquier situación, explica el joven piloto a dicho rotativo, el más leído de Alemania. "Es muy optimista, como siempre lo ha sido", prosigue Mick, sobre su futuro en Fórmula 1.

La discrepción, como puntal de la familia Schumacher

Corinna y la exmanager de Michael, Sabine Kehm, fueron casi desde el minuto siguiente al accidente de esquí los dos puntales que lograron mantener la discreción en torno al estado del expiloto, mientras medios de todo el mundo convertían en un gran plató el aparcamiento de la clínica de Grenoble donde fue ingresado.

Siete años después, su "portavoz" oficial es la cuenta en twitter que mantienen activa sus administradoras. Ahí alternan los mensajes y recordatorios de éxitos pasados con los que cuelga en su propia cuenta Mick. Corinna, esposa de Michael desde 1995 y madre de sus dos hijos -Gina Maria y Mick- compartió con Kehm la tarea de contener a los medios y, a la vez, representar a Michael en galas de homenaje u otros actos.

El estado físico de Michael Schumacher

Las especulaciones sobre la situación de Michael Schumacher han sido una constante desde que el 29 de diciembre sufriera un fortísimo accidente mientras esquiaba por fuera de pista entre las zonas de La Biche y Mauduit de la estación invernal de Méribel (Francia). Lo único verídico es que su casco se rompió a causa del impacto y tuvo que ser trasladado en helicóptero de urgencia a la clínica de Grenoble, donde fue operado dos veces de un traumatismo craneoencefálico que le dejó en coma durante seis meses y luego en estado vegetativo.

Tras despertar del coma inducido a lo seis meses, en septiembre del 2014 fue transladado a un hospital en Suiza y para más tarde regresar a su residencia ubicada a las orillas del Lago Lemán en Ginebra (Suiza), donde Michael comenzó un proceso de recuperación cuyo coste médico se cifra en 55.000 euros semanales. En junio del año pasado, varios medios franceses informaron que el piloto alemán estaba realizando un tratamiento con células madre para intentar conseguir una acción antiinflamatoria sistémica, así como el facultativo Nicola Acciari, neurocirujano del Hospital Bellaria de Bolonia, señaló que el heptacampeón sufre una atrofia muscular y osteoporosis.

Schumacher cumplirá 52 años el próximo 3 de enero y su palmarés brilla más que nunca este año tras igualarlo Lewis Hamilton. Siete mundiales, dos con Benetton, en 1994 y 1995, y otros cinco con Ferrari, de 2000 a 2004, en la mejor racha de la historia del Cavallino Rampante. El germano se retiró en 2006, pero decidió regresar en 2010 de la mano de Mercedes, si bien con la escudería de Brackley no tuvo el mismo éxito y 2012 dedicidó colgar el casco y los guantes.