MOTOCICLISMO | JEREZ, LA FIESTA DE LAS MOTOS

"No es seguro que Jerez tenga que rotar en el calendario"

La cita andaluza es un tesoro que ha contribuido a que Andalucía sea Región Europea del Deporte 2021. Marín, Ezpeleta y Crivillé hablan de ello en esta mesa redonda de AS.

El pasado 10 de diciembre se proclamó en el Parlamento Europeo de Bruselas la adjudicación de Andalucía como Región Europea del Deporte 2021. Se trata del primer territorio con este distintivo debido a que la comunidad andaluza “es un buen ejemplo del deporte para todos como instrumento de salud, integración, educación y respeto”, según ACES Europe, cuyo presidente, Gian Francesco Lupattelli asegura que los motivos que prevalecen en esta designación son “una política deportiva ejemplar, instalaciones, programas y actividades”. Y parte de todo ello forma, y manera importante, Jerez con su circuito Ángel Nieto y sus grandes premios del Mundial de motociclismo.

Por ello, AS ha organizado una mesa redonda bajo el título ‘Jerez, la fiesta de las motos’, en la que cuenta con una primera fila de mucho nivel: Juan Marín, vicepresidente y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta de Andalucía; Carmelo Ezpeleta, CEO de Dorna; y Álex Crivillé, rey de Jerez con cuatro victorias allí en su haber, una de 125cc (1989) y tres de 500cc (97, 98 y 99), y con cuyo nombre se bautizó la curva 11, una rápida de derechas para valientes.

El primero en tomar la palabra ha sido Juan Marín, que sobre esta importante designación ha dicho: “Es un honor, pero también una enorme responsabilidad la de poder estar a la altura de todos los eventos de alta competición que se organizan en nuestra comunidad autónoma. Y no se entendería esa capitalidad europea sin Jerez y sin el Mundial de motociclismo. Las motos son un auténtico espectáculo y forman parte del ADN de los andaluces. Es una ciudad emblemática a nivel mundial y yo he tenido la suerte de acudir a las carreras de Jerez incluso antes que existiera el circuito actual, cuando se hacían en el circuito de El Portal, donde vi por primera vez a Ángel Nieto en las Derbi”.

A Ezpeleta no le sorprende la designación: “Todo el Mundial se siente en Jerez como en casa. Así ha sido desde el principio y así será por muchos años. La pandemia ha sido difícil, pero Andalucía y Jerez tuvieron un papel fundamental este año. Poder empezar el 19 de julio en Jerez fue primordial, porque era nuestra casa y estábamos tratando cosas que no habíamos tratado nunca. Por eso pensamos qué sitio mejor que Jerez, y con la Junta de Andalucía, para poder tirar adelante un tema tan complicado. Ahora nos parece fácil toda la gestión de la pandemia, porque ya la conocemos, pero la verdad es que todos llegamos a Jerez cruzando los dedos, pensando en ver si podíamos hacer una, luego dos y a partir de ahí ver si tirábamos cuesta abajo. Ha sido un año muy difícil, pero muy gratificante, por el esfuerzo que todo el mundo ha hecho, desde la Federación Internacional, a los equipos y los organizadores que nos han acogido. Ha sido una demostración de lo fuerte que es el Mundial de motociclismo”.

Crivillé también está encantado con esta noticia: “Jerez, de entrada, es mi circuito favorito. He hecho grandes carreras allí, se me ha dado bien, y la afición es única. Jerez me lo ha dado todo. Conseguí cuatro victorias, una en 125 en 1989 y las otras en 500, y también está la carrera de 1996, en la que no pude conseguir la victoria por invasión de pista, pero también fue una carrera de esas que se te quedan grabadas. A día de hoy, aún tengo muchos fans que me apoyan y que son de Jerez, de Andalucía y de esa época, de esas tres victorias consecutivas del 97 al 99. Bajaban moteros y se veían en los puentes banderas de España con el nombre de Crivillé. Eso dejó una estampa que quedará para siempre. Jerez significa muchísimo para mí, por el trazado y por el ambiente en general, con la luz de Andalucía. Todo eso hacía que yo siempre fuera sólido en Jerez. Para mí Jerez es único”.

Esa sonada invasión de pista de 1996, una vuelta antes de que se acabara la carrera, la recuerda Ezpeleta como “un fallo de organización. El locutor que hablaba para el público no estaba coordinado con Dirección de Carrera y decidió que ya se había acabado la carrera. Empezó a decirlo y la gente empezó a saltar a la pista y le quitaron a Álex una victoria que tenía segura. No es de los mejores recuerdos, pero sí nos sirvió para aprender. Fue una triste gracia”.

Aquello del 96 quedó en anécdota y el vicepresidente piensa que “a Carmelo Ezpeleta no habría que ponerle una calle o una plaza sino que habría que darle la Medalla de Oro de Andalucía, por el esfuerzo que ha hecho durante tantísimos años porque Jerez siga siendo también la capital europea del motociclismo. Y a Álex, en Andalucía y en Jerez se le quiere y se le respeta muchísimo. Gracias al motociclismo por lo que ha hecho por Andalucía y por todo lo que aporta para que en 2021 Andalucía sea la Región Europea del Deporte”.

Marín también tiene palabras de cariño hacia el bicampeón: “A Álex se le quiere muchísimo en toda Andalucía, pero especialmente en Jerez, porque ha sido un símbolo. Es un deportista que ha dejado huella por sus resultados y por su manera de entender el deporte, por sus principios. Le vimos llegar de muy joven a Jerez, con esa victorias en 125, y luego le vimos crecer ganando en 500 y cuando era algo que antes no conseguían los pilotos españoles”.

Una de las características de la temporada 2020 ha sido la ausencia de público en la mayoría de los circuitos y, si hay uno en el que el público se hace notar es Jerez. Sobre su ausencia este año en la doble cita jerezana, Ezpeleta dice que “ha sido triste. El público es una razón de ser. Tenemos la suerte de que con la televisión llegamos seguramente a más gente que en otros años, pero el tema de correr sin público era hacerlo así o no hacerlo. Nos salió medio bien en Misano, que lo organizaron bien y era el momento más bajo de la pandemia. Para Jerez, estuvimos hablando un mes antes con el vicepresidente y con la alcaldesa la posibilidad de que hubiera público".

Y explica el análisis que se realizó: "Decidimos que no por seguridad y creo que hicimos muy bien. En Misano salió bien, pero luego en los demás sitios no pudo ser. En Le Mans tuvimos unos pocos y en Portimao, que estaba previsto tener público, decidimos que no después de que en la Fórmula 1 hubiera algunos contaminados. Ha habido que primar la salud por encima de todo y creo que hemos contribuido al poder ver las carreras la gente desde casa a que pensaran que la vida podía volver a ser normal. La Junta, lo mismo que otros sitios en los que hicimos dos carreras, contribuyó a que se viera que podíamos ir a los sitios sin contaminar y en llevar un espectáculo a la gente que estaba esperando”.

Sobre que se haya corrido a puerta cerrada, Marín asegura que “se tomó la decisión de forma conjunta. Es triste, pero las fechas del 19 y 26 de julio, porque fueron dos citas, quedarán grabadas y en la segunda Dorna nos permitió que llevara el nombre de nuestra comunidad autónoma, GP de Andalucía, algo que nunca se había celebrado. Fue un reto muy difícil y triste, porque no se pudo sentir el calor, pero los aficionados dieron una gran lección al no acudir al circuito, porque nos preocupaba que pudiera haber una gran afluencia de público, que podía haber generado contagios, y no lo hicieron. Fue un reto que se superó con un sobresaliente alto por parte de la organización y de la afición. Para nosotros el Mundial es un escaparate al mundo y, aún sin público, con el impacto económico que genera, decidimos apostar por las motos. No se entiende Andalucía sin el GP de España. Es imposible. Y le estamos muy agradecidos a Dorna, a los equipos y a todas las instituciones, porque demostramos que se podían celebrar grande premios”.

El que puede dar buena de lo que supone el público en Jerez es Crivillé, y dice: “La gente se levanta en las primeras vueltas y toca las bocinas para animarte, luego hay un poco de silencio y en las últimas vueltas explota todo. Es alucinante. Entrar en Nieto y Peluqui con el público tan cerca te empuja. Este año la ausencia de público se ha notado a nivel de piloto, pero no tanto a nivel televisivo, pero lo que queremos los pilotos es que el público vuelva, lo que depende de cómo evolucione la pandemia. Y en Jerez, sin duda, el público ayuda. Mi carrera favorita allí es la de la victoria en 125, donde no se lo esperaba nadie y les metí diez segundos. También fue muy bonita la de 1996, pero no se pudo ganar, en el año de la despedida, en 2001, hice un podio, lo que no está mal, y destacan las tres victorias consecutivas, ganando al mismísimo Doohan en Jerez”.

Un importante asunto puesto sobre la mesa es la futura rotación de circuitos en la Península Ibérica, entrando también en ella Portimao, de modo que a partir de 2022 se hagan tres, lo que conllevará a que pueda haber años sin GP de España en Jerez. Al respecto Marín dice: “Ahora estamos ilusionados con la fecha del 2 de mayo en el horizonte y con que pueda volver el público a Jerez. Ojalá sea así. Nosotros estamos a disposición de Dorna para intentar que Jerez siga siendo protagonista del Mundial de motociclismo, pero entendemos las decisiones de ámbito empresarial. Lo que se decida, lo respetaremos y lo apoyaremos. Lo único que puedo pedir es que nos dejen sin rotar si se puede, pero entiendo las decisiones de una organización tan brutal y bestial como es ésta, con muchos patrocinadores y muchos países queriendo organizar grandes premios. Nosotros estaremos siempre disponibles para hacerlo en las mejores condiciones posibles”.

Ezpeleta explica así las rotaciones y da buenas noticias para los amantes de Jerez, que son muchos: “No es seguro que haya que rotar. Lo que hemos ofrecido, porque somos bastante especialistas en ponernos la venda antes de la herida, en que pueden ocurrir cosas que nos obliguen a ir a una serie de países y lo que sí está claro es que hay un acuerdo con los constructores, que ya está firmado, que del 22 al 26 no podremos hacer más de 22 grandes premios por temporada. Lo que se firma con los cinco circuitos de la Península Ibérica, los cuatros españoles y Portimao, es que, como mínimo, harán tres grandes premios en cinco años. Y eso no quiere decir que tengan que tener tres, porque pueden tener cuatro o también cinco. Dependerá de lo que ocurra y de quiénes sean. Evidentemente, y eso lo hemos hablado con la Junta de Andalucía, si el primer año que se rotara fuera el 22, Jerez tendría gran premio ese año. Si el primer año que se rota es el 23, Jerez también tendrá gran premio ese año. Hemos preferido ponernos primero la venda. Queda mucha tela cortar”.

Como es fácil imaginar, no se trata de una medida caprichosa y Ezpeleta recalca que “Hay países que no tenían gran premio y son brutales consumidores de moto, como Indonesia. Allí han hecho un circuito espectacular y a los fabricantes les interesa muchísimo. Si no puedo pasar de 22 carreras y tengo cinco en la Península Ibérica lo lógico es esto. Sólo se repiten dos en Italia, que es lo que es, y la única posibilidad era rotar. Hay que ver cómo queda, pero ya digo que como mínimo serán tres en cinco años por circuito, pudiendo ser incluso más”.

Por último, hablando de motos se habla de Márc Márquez, convaleciente ahora de su tercera operación por la fractura sufrida en el húmero del brazo derecho, precisamente en Jerez. Ezpeleta dice de él: “Le deseo una recuperación total y creo que así será. No me preocupa cuándo sino que esté bien. En cuanto esté en condiciones, volverá. Marc se cayó por ser como es e intentó volver por ser como es. Cuando Marc gana la carrera de 125 en Estoril, sin tener ninguna necesidad, ya demuestra que es un hombre de todo o nada, y en esta de Jerez, cuando ya había alcanzado a Viñales, era difícil que pudiera coger a Quartararo cuando lo pasará, pero pensó que tenía que seguir apretando. Tuvo mala suerte como muchas veces tuvo buena suerte, pero no creo que Marc vaya a cambiar su manera de ser. En cuanto se suba a la moto, irá a todo lo que pueda y los demás tendrán que hacerle frente”.

Y Crivillé remata: “Marc está en fase de recuperarse. Le echamos de menos y le doy muchos ánimos cuando hablo con él. Es un fuera de serie en todos los aspectos. Es un crack y espero que el 28 de marzo esté dando gas”.