F1 | BAHRÉIN

F1: de la burbuja a la biosfera

El Mundial intensifica el protocolo COVID-19 en Bahréin y Abu Dhabi. Aislamientos, más PCR y una isla cerrada para el último GP del año.

Preparativos en el circuito de Sakhir para el GP de Bahréin de F1 2020.
Bahrain International Circuit

La burbuja de la Fórmula 1 se ha convertido en una biosfera. Así han denominado la FIA y los organizadores de Bahréin y Abu Dhabi el ecosistema cerrado a través del cual se celebrarán las últimas tres carreras de la temporada, con dos países volcados para que los grandes premios sean seguros. Entre los cambios, para empezar, nada más aterrizar en la capital de Bahréin, Manama, fue obligatorio someterse a una PCR en una enorme instalación temporal dispuesta por el gobierno. Después, los cerca de 2.000 trabajadores de la F1 y F2 debieron dirigirse a sus hoteles para esperar en aislamiento el resultado.

Es obligatorio utilizar una aplicación móvil que registra movimientos y posibles contactos con positivos, para lo cual es necesario desbloquear la localización del teléfono en todo momento. Durante dos semanas en este país el personal de la F1 superará hasta seis test diferentes de COVID-19 y en caso de que haya un positivo, tendrá que someterse a 14 días de aislamiento.

La verdadera revolución llega en Abu Dhabi: por primera vez este año, sólo se puede viajar a una carrera a través de vuelos chárter organizados por la FIA y no mediante vuelos comerciales, y sólo es posible contratar hoteles reservados previamente por la F1. Además, al aterrizar el 7 de diciembre, equipos, pilotos, organización y Prensa están obligados a pasar otro test en el aeropuerto (la Terminal 3 de Abu Dhabi está habilitada, en exclusiva, para la F1) y esperar el resultado negativo hasta 24 horas después.

Yas Marina en pleno confinamiento

La isla de Yas Marina, donde se encuentra el circuito que acogerá el último GP del año, estará confinada perimetralmente y no será posible acceder desde el resto del emirato de Abu Dhabi, tampoco de Dubái. Quien abandone la biosfera no podrá regresar. Con este protocolo intensivo, la F1 se librará de una cuarentena obligatoria de 14 días con pulsera de localización, como las que se emplean en los arrestos domiciliarios. Apenas hay una excepción para quien tenga que viajar directamente a Abu Dhabi sin pasar por Bahréin: cuatro test PCR durante los doce días previos al vuelo, 48 horas de cuarentena al llegar y una última prueba PCR definitiva. Al final, quien haya acudido a las tres últimas carreras tendrá, en 21 días, cerca de nueve test. Nadie dijo que fuera fácil acabar la temporada de la pandemia.