MOTOGP | GP DE PORTUGAL

Rins: "Sé que nos jugamos mucho en la última carrera"

El de Suzuki tiene un punto a favor antes de jugarse el subcampeonato: "Estuve rodando en el confinamiento con la moto de calle y disfruté muchísimo".

Rins: "Sé que nos jugamos mucho en la última carrera"
Kai Försterling EFE

Álex Rins tiene el desafío en el GP de Portugal de auparse al segundo puesto de la general, el que ocupa antes de la última carrera Franco Morbidelli, con cuatro puntos de ventaja sobre el de Suzuki. También tiene que hacer buenos los 11 y 13 puntos que les saca a Maverick y a Quartararo, que van tras él.

-¿Cómo llega a Portimao y qué opciones ve de subcampeonato?

-Tengo muchas ganas de rodar aquí, porque es un circuito bonito, con muchas subidas y bajadas. Estuve rodando en el confinamiento con la moto de calle y disfruté muchísimo. Sé que nos jugamos mucho en la última carrera, así que por esto vamos a hacer un fin de semana como cualquier otro. Nos lo vamos a tomar con calma, pero con prisa, en el sentido de que vamos a estar centrados en hacer una buena calificación y una buena carrera, y al final ver dónde estamos y si lo hemos conseguido o no.

-Una victoria le daría el subcampeonato.

-Desde luego que vamos a ir a por la victoria. Al final es nuestro objetivo de cada carrera, intentar luchar por la victoria, y vamos a trabajar para ello. El sábado por la tarde siempre analizo con mi técnico Manu las opciones que tenemos y los ritmos que hay, y desde luego que voy a luchar por eso.

-Mir ha dicho que ahora se llevan mucho mejor y que está pensando en invitarle a cenar. ¿Aceptaría?

-Es normal. Al final, siempre hay esta tensión de querer ganar y una vez lo ha conseguido Joan, es obvio que él va a querer ganar esta carrera y que yo la voy a querer ganar. La competitividad va a ser la misma, pero es algo diferente. Ayer estuvimos en su celebración de campeón del Mundo, todos haciendo show y nos lo pasamos muy bien. Tampoco hemos tenido la posibilidad de cenar juntos, porque aquí cada uno cena en su motorhome, pero desde luego que sí.