FÓRMULA 1

Renault hace feliz a Alonso

El asturiano se marcha de los test de Bahréin con 1.000 kilómetros de rodaje, encantado con el equipo y sorprendido con el RS18.

0
Fernando Alonso (Renault RS18). Bahréin. F1 2020.
James Moy / RENAULT

"No hay mucho que contar, al final es sólo un test", comentan fuentes con acceso a la información del garaje en Bahréin. Pero es un test de Fernando Alonso. Dicen a AS quienes siguieron el entrenamiento privado del asturiano que se divirtió, mucho, en las dos jornadas de trabajo que terminaron este jueves en Sakhir. Según fuentes de la escudería se trató, fundamentalmente, de reaprender procedimientos: los botones del volante, la salida y resalida con coche de seguridad, encender y apagar el coche… y pilotar, volver a pilotar un monoplaza del máximo nivel sin restricciones en el kilometraje.

El asturiano completó otras 93 vueltas al circuito de Bahréin con el Renault de 2018, se marcha del Golfo con 1.000 kilómetros de rodaje repartidos en dos días. No han trascendido tiempos por vuelta pero tampoco problemas o averías, el coche se ha portado (lleva desde el fin de semana pasado en el asfalto y se subieron antes los tres pilotos de la academia). De hecho, el RS18 ha sorprendido gratamente al bicampeón.

En cuanto al piloto, se queda con muy buenas sensaciones en general, puede afirmar este medio. Está contento con el equipo, muy satisfecho con el número de vueltas y feliz con el resultado. Renault le ha dado un test privado en unas condiciones ideales, con un Fórmula 1 competitivo que le permite reforzar su preparación física y técnica antes del regreso al Mundial en 2021. Y todo sin el seguimiento constante de los medios y las cámaras de televisión: un retiro espiritual desde el que preparar la vuelta.

Fernando Alonso, durante el test en Bahréin.

Pendientes de Abu Dhabi

Los kilómetros de pista son fundamentales para afinar la preparación física y la musculatura del cuello en un deporte que no se puede entrenar, porque está prohibido. Renault aún espera que Alonso pueda participar en el test de Abu Dhabi, el 15 de diciembre, aunque se encuentra con la oposición de algunos equipos y necesita que la FIA cambie la finalidad de estas pruebas, previstas inicialmente para pilotos sin experiencia en la F1.

Mientras tanto, el bicampeón, de 39 años, estará integrado en el trabajo de la escudería de Enstone. Participa en las reuniones, da sus opiniones cuando se le pregunta y viajó al GP de Emilia-Romaña (es posible que acuda a alguna de las últimas carreras). Seguirá el GP de Estambul en remoto. Para Ocon es una ayuda y Ricciardo, que será su rival en McLaren, está encantado con las aportaciones del astur. De hecho, algunos de sus comentarios en Ímola sirvieron para encaminar el set-up del coche, él era el único piloto de Renault que había competido allí antes.

Sobre el equipo, los dos podios recientes del australiano han levantado los ánimos y trabajan desde hace meses en el coche de 2021 y también en 2022, cuando tendrán un motor completamente rediseñado. Esperan que el Alpine Renault del año que viene sea competitivo, digno del top-3 en algunas carreras, antes de dar un salto cualitativo con el cambio de reglas de la temporada siguiente, cuando aspiran a ganar carreras. Las expectativas están altas por la inversión que hay detrás y por el campeón que llega. Que vuelve. Es sólo un test, pero se trata de Alonso.