MOTOGP

Ducati es un polvorín

La tensión en el garaje de la fábrica de Borgo Panigale se cortó con un cuchillo en el doblete de MotorLand Aragón.

Ducati es un polvorín
AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Polvorín. Situación que por su conflictividad puede estallar en cualquier momento. No existe mejor palabra y definición para explicar los acontecimientos ocurridos en el garaje de Ducati durante los grandes premios de Aragón y Teruel. Los problemas de la GP20 para adaptarse al nuevo neumático trasero de Michelín, que este año ofrece más agarre a mitad de curva gracias a una carcasa menos rígida, se evidenciaron hasta límites insospechados en el doblete de carreras disputadas en MotorLand.

Una falta de competitividad frente a Yamaha, Honda o Suzuki que no sólo provocó que las seis Desmosedici que conforman la parrilla de la clase reina tuvieran que pasar por el purgatorio de la Q1 en ambas citas, sino que algunos pilotos, como Andrea Dovizioso y Jack Miller, sintieran momentos de gran frustración y enfado al quedarse fuera de la lucha por la pole position por acciones de sus compañeros de fábrica.

Especialmente vehemente fue la reacción de Dovizioso en la primera prueba en Alcañiz. El subcampeón, en plena batalla por el título, lanzó con rabia sus guantes contra la parte trasera del box rojo al verse relegado a la decimotercera posición por el comportamiento de Danilo Petrucci, que sin previo aviso aprovechó hasta en dos ocasiones la rueda de Andrea para acceder a la Q2.

Una fea conducta que el de Forlimpopoli censuró duramente afirmando que Petrucci era una decepción más humana que deportiva: "Danilo dio las dos vueltas que le llevaron a la Q2 detrás de mí porque no tenía velocidad. Utilizó la mía para meterse. Yo tengo una buena relación con él, pero con todo lo que he hecho por él, no creo que su maniobra fuera inteligente. La de Petrucci es una decepción más humana que deportiva. No creo que Ducati tuviera que intervenir, simplemente había que usar el cerebro. Soy yo el que se está jugando el campeonato. Y no soy precisamente de esos que habitualmente justifica a Ducati cuando la estrategia sale mal. Pero necesitamos velocidad, no estrategia. Nunca he pedido ayuda a nadie. Simplemente digo que con la relación que tenemos con Danilo, y con todo lo que he hecho por él a lo largo de estos años, no creo esta vez haya sido demasiado listo".

Una coyuntura que la marca de Bolonia espera que no vuelva a repetirse en el doblete de Valencia, gracias al test que Michele Pirro hizo hace dos semanas en el Ricardo Tormo, y en 2021, año en el que entrará en vigor el giro de 180 grados que ha dado a su proyecto en la máxima categoría del motociclismo con los ascensos de Miller y Bagnaia al equipo oficial y los fichajes de Jorge Martín y Enea Bastianini para el Pramac Racing y Esponsarama Racing respectivamente.