MOTOGP | GP DE TERUEL

Sólo Morbidelli bate al tándem de moda Rins-Mir de Suzuki

El del Petronas lideró desde la primera vuelta, gestionando el acoso de Álex, que a su vez controló a un Joan que sale más líder, con 14 puntos sobre Quartararo.

Sólo Morbidelli bate al tándem de moda Rins-Mir de Suzuki
PIERRE-PHILIPPE MARCOU AFP

Segunda victoria del año para Morbidelli y, como la primera, en Misano 1, liderando desde la primera vuelta hasta el final. Sólo el del Petronas Yamaha ha podido con el tándem Suzuki de moda, el que forman Rins y Suzuki. Como ya sucediera el domingo pasado, Álex ha cruzado la meta por delante de Joan, que ha repetido tercero y que, aunque su primera victoria en MotoGP aún debe esperar, sale más líder en su primera defensa del liderato.

El balear ha firmado un fantástico tercer puesto que, combinado con el decepcionante octavo de Quartararo, le otorgan ahora un colchón de 14 puntitos al frente de la general con 75 aún por repartirse, los de las dos carreras de Valencia y la de Portimao. Mir puede estar más contento con este tercero que con el del domingo pasado, porque ahora salía duodécimo, cerrando la cuarta fila y por el lado interior, el peor. En su anterior podio, partía sexto y se quedó fastidiado porque su neumático delantero no le dejó llegar más lejos.

La remontada del líder se fraguó en esta ocasión en gran medida desde la salida y la primera vuelta, porque ganó tres posiciones nada más apagarse el semáforo rojo y cuatro más durante la primera vuelta para ponerse quinto. Le favoreció para ganar una posición la caída de Nakagami, al que el liderato partiendo desde la pole le duró nada más que cinco curvas. Tras él se las tuvieron tiesas Morbidelli y Rins, con toque incluido, saliendo por delante el italobrasileño y no perdiendo ya la posición con el español en lo que quedaba de carrera.

No hubo esta vez demasiada emoción en la pelea por la victoria, porque Morbidelli no ofreció fisuras y cruzó la meta con 2.2 sobre Rins, pero tras ellos hubo varias guerras de guerrillas. De los más damnificados fue Maverick, al que pasaron Mir y Álex Márquez en tres curvas y cada uno por un lado. El primero en pasar al de Yamaha fue el de Suzuki, con un decidido y espectacular interior de derechas en la curva 12. Y a continuación, Álex le pasaba también con su Honda, en la segunda variante del Sacacorchos invertido que tiene Alcañiz, con un pasadón brutal por el flanco izquierdo. La siguiente víctima de ambos fue Zarco, que aguntó hasta la undécima vuelta en la tercera plaza. A partir de ahí, se esperaba una pelea por la tercera plaza entre Álex y Joan, pero el del Repsol Honda se iría al suelo intentando recortar el segundito que le había sacado el de Suzuki por deshacerse de Viñales antes que él. Fue en la curva 2 de la decimocuarta vuelta. Una faena, porque peleaba por su tercer podio consecutivo.

A partir de ahí, la atención se centró en la evolución de Pol, que le llevó hasta un gran cuarto y en el hundimiento de Quatararo y Dovizioso. El francés acabó octavo, superado también por Oliveira, que fue sexto tras Zarco y por delante de Maverick. En cuanto al italiano, decimotercero en una carrera en la que salía decimoséptimo. Así, lógicamente, es imposible contar con él para el título y ya es quinto de la general, porque le ha superado Morbidelli, el cuarto ahora a 25 puntos, seis más lejos que Mack, que continúa tercero. El sexto es Rins, a 32 puntos de su compañero de equipo y, de momento, sin órdenes de equipo, algo que podría cambiar en cualquier momento, porque se antoja difícil que recupere esa distancia con 75 puntos en juego. Si hubiera ganado aquí, serían 27 y se vería de diferente manera, pero hoy era el día de Morbidelli.

La carrera tuvo un espectacular accidente tras la salida, en la segunda curva. Fue debido al impacto de la KTM de Binder sobre la Ducati de Miller. Afortundamente para ambos, salieron ilesos. En cuanto al resto de españoles, mención especial merece el noveno de Lecuona, un novato que va a más. Rabat ha terminado decimocuarto y Aleix se ha retirado a tres vueltas del final con problemas en su Aprilia.