F1 | RUSIA

Alonso puede subirse a un Renault en 2020: "Le veremos"

Abiteboul, jefe de la escudería francesa, confirma las ganas del asturiano de subirse a un F1 y ve factible "un test con el coche de 2018 o un 'filming day".

Fernando Alonso, en Enstone. F1 2020.
XPB / James Moy Photography Ltd.

Según se desprende de las palabras de Cyril Abiteboul, Fernando Alonso volverá a subirse a un Fórmula 1 más pronto que tarde, previsiblemente en 2020, en algún programa de test que organice la escudería Renault en las próximas semanas o meses. No hay muchas opciones en la reglamentación deportiva y un test con el RS20 es complicado porque sólo podría ocurrir en Abu Dhabi, al final de la temporada, en una sesión que está destinada para pilotos jóvenes. Pero, al contrario, sí hay posibilidades con un 'filming day' o un monoplaza de 2018, el RS18, con el mismo equipo de trabajo que rodó en Austria, con Ricciardo y Ocon, dos semanas antes del primer gran premio del año.

"Lo que puedo decir de Fernando es que definitivamente tiene ganas de volver a pilotar. Estamos viendo cómo, estamos preparando el programa. Hay un par de oportunidades, teniendo en cuenta las restricciones deportivas", dice el francés, máximo responsable del equipo, que deja una clave: "Un filming day, que no hemos hecho últimamente, o también tenemos un coche de hace dos años que podemos poner en pista en cualquier parte. Le veremos en acción, aunque no puedo decir ahora mismo cuándo y dónde será".

"Es extremadamente importante para nosotros ver la emoción en los ojos de Fernando, su deseo de mejorar. Tenemos que trabajar muy duro para asegurarnos de que tiene el coche que quiere y que merece", afirmó Abiteboul sobre la visita del asturiano a Enstone a principios de semana. "Vimos a Fernando feliz por estar de vuelta en el equipo y de vuelta en acción". Unos minutos antes, el Renault firmaba el segundo mejor tiempo de los entrenamientos en Sochi.

Piloto de Alpine en 2021

El asturiano fichó por Renault para las temporada 2021 y 2022 después de un parón de dos años sin Fórmula 1 que le ha llevado a competir en Le Mans y el Dakar. La escudería se denominará Alpine a partir del próximo año, para potenciar la marca de deportivos del fabricante francés, y el coche será azul, blanco y rojo. El objetivo del asturiano, preparar lo mejor posible su segunda temporada en la casa, con un cambio de reglas ante el que será imprescindible empezar con buen pie.