FÓRMULA 1

A Mercedes no le aguan la fiesta

Desde Brackley descartan sufrir los sábados y van más allá: "Si prohíben el 'modo fiesta', seremos mejores en carrera", asegura Toto Wolff.

A Mercedes no le aguan la fiesta
AFP7 vía Europa Press

La nueva normalidad ni siquiera ha rozado a la Fórmula 1… al menos, sobre el asfalto. La superioridad de Mercedes sigue siendo tan palpable como en los últimos años y tan asumido lo tienen desde la escudería alemana, que ni siquiera la prohibición del ‘modo fiesta’ les ha inquietado. La pole de Lewis Hamilton en el GP de España fue, por el momento, la última en la que el W11 pudo exprimir los diferentes modos de motor y tras perder esta ventaja, que ya sin el propulsor al máximo nivel parecía insalvable, desde Brackley siguen confiando en que mantendrán su competitividad los sábados pese a una prohibición que, mientras otros como Red Bull la ven como “algo saludable” debido a la reducción de diferencias, Toto Wolff la entiende como una “regla para comprender y analizar mejor lo que está sucediendo con los motores”.

La poca capacidad de respuesta que presente resto de la parrilla frente al dominio de las flechas de plata, no es para el austriaco lo que ha motivado a la FIA a tomar esta decisión, aunque Wolff no descarta que Mercedes estuviese bajo lupa: “Siempre ha sido el caso en la F1 que lastrar a los líderes, es algo positivo para el deporte”. Sin embargo, más allá de entender esta decisión como algo perjudicial, desde Brackley lo ven como un “desafío” con el que pueden salir ganando: “Creo que no nos falta rendimiento los sábados y por el contrario, creemos que podemos traducirlo en más rendimiento en carrera. Es un gran reto para nosotros y lo asumimos”.

¿Por qué salen ganando? Lo explica el máximo responsable de Mercedes: “Si puedes evitar dañar tu unidad de potencia en esas pocas vueltas de la clasificación, el porcentaje de daño disminuye drásticamente. Así que cinco vueltas sin el modo clasificación nos dan 25 más de rendimiento en carrera y eso es algo que creemos que nos dará más rendimiento”. La visión es unánime en toda la escudería, Bottas aseguró que no están “entrando en pánico por esa decisión”, y una pérdida que se puede traducir en “un par de décimas” no supone un riesgo excesivo para un equipo que además de haber conquistado todas las poles de esta temporada, siempre lo ha hecho con una renta superior al medio segundo.