FÓRMULA 1 |

Hamilton recuerda el racismo y el 'bullying' que sufrió en el colegio y cuál fue su respuesta

El campeón de F1 reivindica la lucha que el mundo debe dar a la muerte de Floyd: "Necesitamos unirnos a aquellos que no tengan ese héroe para protegerlos".

Hamilton recuerda el racismo y el 'bullying' que sufrió en el colegio y cuál fue su respuesta
WILLIAM WEST AFP

Lewis Hamilton continúa reivindicando la indignación que siente por el asesinato de George Floyd, el afroamericano asfixiado por un agente de policía en Minneapolis. El campeón de la F1 ha arremetido en los últimos días contra la brutalidad policial, las discriminación contra las personas de color y ha protestado por el silencia de su deporte, la F1, por el racismo. Queja que obtuvo una rápida respuesta de apoyo por parte de muchos de los pilotos de la parrilla e incluso de la propia F1.

La última 'stories' del británico en 'Instagram' recuerda el 'bullying' que sufrió en el colegio y que le llevó a practicar kárate para defenderse. "He estado leyendo todos los días para tratar de estar al tanto de todo lo que ha estado sucediendo en nuestra lucha contra el racismo, y me ha traído tantos recuerdos dolorosos de mi infancia... Recuerdos nítidos de los desafíos a los que me enfrenté cuando era niño. Estoy seguro de que muchos de los que han experimentado racismo o algún tipo de discriminación se han enfrentado a lo mismo. He hablado muy poco sobre mis experiencias personales porque me enseñaron a guardármelo dentro, no mostrar debilidad, matarlos con amor y vencerlos en la pista. Pero cuando estaba lejos de la pista fui acosado, golpeado y la única forma en la que podía luchar era aprender a defenderme, así que me metí en kárate", asegura en su publicación.

Ver esta publicación en Instagram

I’ve been reading every day to try to stay on top of everything that’s been happening in our fight against racism, and it’s brought back so many painful memories from my childhood. Vivid memories of the challenges I faced when I was a kid, as I’m sure many of you who have experienced racism or some sort of discrimination have faced. I have spoken so little about my personal experiences because I was taught to keep it in, don’t show weakness, kill them with love and beat them on the track. But when it was away from the track, I was bullied, beaten and the only way I could fight this was to learn to defend myself, so I went to karate. The negative psychological effects cannot be measured. This is why I drive the way I do, it is far deeper than just doing a sport, I’m still fighting. Thank God I had my father, a strong black figure who I could look up to, that I knew understood and would stand by my side no matter what. Not all of us have that but we need to stand together with those who may not have that hero to lean on and protect them. We must unite! I have wondered why 2020 seemed so doomed from the start but I’m starting to believe that 2020 may just be the most important year of our lives, where we can finally start to change the systemic and social oppression of minorities. We just want to live, have the same chances at education, at life and not have to fear walking down the street, or going to school, or walking into a store whatever it may be. We deserve this as much as anyone. Equality is paramount to our future, we cannot stop fighting this fight✊🏾, I for one, will never give up! #blacklivesmatter #endracism #nevergiveup #wewinandwelosetogether

Una publicación compartida de Lewis Hamilton (@lewishamilton) el

Y reivindica con un vídeo de su padre: "Los efectos psicológicos negativos de todo aquello no se pueden medir. Es por eso que piloto como lo hago, es mucho más profundo que sólo practicar un deporte, todavía estoy luchando. Gracias a Dios que tenía a mi padre, una figura negra fuerte a la que podía admirar, que sabía que entendía y que estaría a mi lado incondicionalmente. No todos tenemos eso, pero necesitamos unirnos a aquellos que quizá no tengan ese héroe para apoyarse y protegerlos. ¡Debemos unirnos! Me he preguntado por qué 2020 parecía tan maldito desde el principio, pero estoy empezando a creer que 2020 puede ser el año más importante de nuestras vidas, donde finalmente podamos comenzar a cambiar la opresión social y sistemática de las minorías. Solo queremos vivir, tener las mismas oportunidades de educación, de vida y no tener que temer caminar por la calle, ir a la escuela o entrar a una tienda, sea lo que sea. Nos merecemos esto tanto como cualquiera. La igualdad es primordial para nuestro futuro, no podemos dejar de pelear esta pelea, por mi parte, ¡nunca me rendiré!", escribe Hamilton.