MOTOGP I MICHELE PIRRO

"Quizá Honda quiere hacer pagar a Lorenzo haberse ido a Yamaha"

Michele Pirro critica con dureza la decisión de la FIM, IRTA, MSMA y Dorna de suspender las invitaciones que cada equipo dispone a lo largo de una temporada.

"Quizá Honda quiere hacer pagar a Lorenzo haberse ido a Yamaha"
Ducati

19 de julio y Jerez-Ángel Nieto. Esta es la fecha y el circuito que todos los integrantes del Mundial de MotoGP tienen señalado en rojo en sus calendarios particulares. Porque este es el día y el trazado acordado por Dorna Sports, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Jerez de la Frontera, previa autorización del Gobierno de España y las autoridades sanitarias pertinentes, para comenzar la temporada 2020 con un doblete de carreras al sur de España, algo inaudito en la historia de la competición.

Una edición, gravemente afectada por la crisis mundial del coronavirus con siete aplazamientos (Tailandia, Estados Unidos, Argentina, España, Francia, Italia y Cataluña) y cuatro cancelaciones (Qatar, Alemania, Holanda y Finlandia), cuyo último infortunio ha sido la suspensión, en las tres categorías del campeonato, de las invitaciones que los equipos disponen a lo largo del año para aquellos pilotos que no forman parte de la parrilla, en un intento por mantener el número de participantes bajo mínimos y optimizar el espacio de los garajes.

Una última resolución adoptada por Dorna, la FIM, la IRTA y la MSMA que no ha gustado a Michele Pirro. El piloto probador de Ducati no sólo ha criticado duramente a estos cuatro organismos por tomar esta determinación con tanta anticipación, sino que ha sugerido en 'Motosprint' que Honda podría estar detrás de esta decisión a modo de venganza por el fichaje de Jorge Lorenzo por Yamaha apenas dos meses después de abandonar la fábrica del ala dorada.

"Para aquellos que estamos acostumbrados a vivir la vida a 360 kilómetros por hora, ha sido difícil. Estos dos meses y medio en casa he estado entrenando, arreglando cosas y también cocinando. Nunca había cocinado, pero intenté hacer algo. Mi novia trabaja en el hospital, ella es enfermera, y cuando llega a casa, trato de demostrar que había hecho algo. Estoy muy desilusionado. Tomar una decisión así con tanta anticipación no es correcto. No sé si es un modo de hacer pagar a alguno alguna cosa, pero no creo que sea justo. Puedo entender una decisión tomada un mes antes, pero ahora no se sabe todavía cuándo empezará el campeonato y cuántas carreras se celebrarán. Quizá Honda quiere hacer pagar a Lorenzo el haberse ido a Yamaha. Pero yo no soy Lorenzo, que con lo que ha ganado y también puede quedarse en casa. Creo que aún puedo dar mucho a MotoGP", afirma Pirro.

El de San Giovanni Rotondo, que la semana pasada pudo probar el nuevo asfalto y las modificaciones que se han hecho en Misano a lomos de una Panigale, asegura que la sensación de velocidad que sintió en su primera vuelta a la pista en la fracción de Santa Mónica fue sobrecogedora: “Sí. Hice el shakedown de la pista para probar el nuevo asfalto y los cambios que Franco Uncini ha hecho en algunas salidas de curvas. Usé una Panigale estándar que de vez en cuando uso para entrenar. En la primera vuelta me dije: '¡Madre mía! Cómo esta moto'. Pero luego lentamente volví a los parámetros normales. Estaba yo solo. Hasta tuve que cambiar yo los neumáticos. ¡Me costó mucho! No lo hacía desde mucho tiempo. Fue muy duro. Debido a que fue todo un poco improvisado, los técnicos de Barni no estaban aquí y en Borgo Panigale todavía están en espera. Deberíamos hacer la primera prueba real a finales de mes, el 28 de mayo, en Misano. Pero existe el problema de que no puedes salir fuera de tu región".