MOTOGP

Maverick: "No soy favorable a las carreras a puerta cerrada"

"Elegí Yamaha porque quiero intentar ganar el título. No sé si habría tenido la oportunidad de hacerlo lejos de Yamaha", asegura el catalán sobre la propuesta de Ducati.

Maverick dijo no a Ducati porque no se vio ganando el Mundial
@mvkoficial12

Es una de las grandes preguntas del Mundial de MotoGP 2020 que el coronavirus, como otras muchas cosas, ha impedido responder. ¿Cuál hubiera sido el resultado de Marc Márquez en el Gran Premio de Qatar 2020? Porque más allá del maltrecho estado de su hombro derecho por la desactivación del deltoides, los problemas que sufrió Márquez en casi todas las curvas de Losail no pasaron desapercibidos para el paddock de la clase reina.

A tal punto llegaron estos contratiempos que el último día de pretemporada, el octocampeón decidio 'robar' una RC213V de 2019 a Takaaki Nakagami para comparar una versión con otra e intentar hallar una solución junto con los ingenieros de Honda. Preguntado por esta coyuntura, Maverick Viñales minimiza en 'Sky Sports' las dificultades que padeció Marc en Malasia y Qatar afirmando que podría ganar en 2020 cada carrera con la montura del año pasado.

"Yamaha debe mejorar en la velocidad punta. Hemos dado pasos adelante con lo que soy optimista. Todo el equipo debe estar al cien por cien para batir a Márquez. Intentar batirlo es mi objetivo. Rossi tiene mi misma moto, con lo que también tengo que batirle a él. Luego está Dovizioso, que también es muy difícil de batir. Honda ya tiene una moto muy buena. La Honda de 2019 puede ganar en cada carrera. Si tuvieran problemas con la moto de 2020, les bastaría con volver atrás a la de 2019", afirma Maverick.

De igual modo, el piloto de Figueras admite que le fue díficil elegir entre Yamaha y Ducati, y que sólo las dudas sobre si podría luchar por el título al manillar de la Desmosedici le hicieron decantarse por la fábrica de Iwata: "Tengo una relación muy buena con Davide Tardozzi. Fue difícil elegir entre Yamaha y Ducati. Al final, elegí Yamaha porque quiero intentar ganar el título. No sé si habría tenido la oportunidad de hacerlo lejos de Yamaha. El personal de Ducati me parece muy potente. Además, para mi estilo de pilotaje la Ducati va bien. Es una moto muy buena, también gracias a su aerodinámica. Pero también nuestra Yamaha es muy buena. ¿El futuro? Quién sabe. Quizá podría volver a Suzuki, pero por ahora sólo pienso en ganar con Yamaha".

Maverick Viñales confía en que Valentino Rossi acepte la propuesta del Petronas SRT y continúe luchando en 2021 por conseguir esa ansiada décima corona, así como destaca la capacidad de Fabio Quartararo para sacar todo el potencial de la YZR-M1, especialmente en clasificación: "Rossi es mi ídolo desde que tenía tres años. Para mí es una motivación extra estar en pista con él cuando está él. Es una sensación preciosa. No he hablado con Yamaha sobre cómo será su situación el año que viene. Yo espero que siga en Yamaha. Es un piloto importante que nos da mucha información. ¿Que qué he aprendido de Rossi? Muchas cosas, lo que seguramente se me quedará es su capacidad de tener siempre una sonrisa, da igual que llegue primero o séptimo. Mi relación con Fabio es muy buena desde el primer momento en que él entró en Yamaha. Va muy fuerte, sobre todo en la calificación, sabe sacar todo el potencial de la Yamaha. Esto también es muy bueno para mí porque el año que viene será mi compañero en el box. Por una parte, estoy contento de que en 2021 Fabio y yo trabajemos juntos; pero por otra parte estoy molesto porque tener a Rossi en el equipo siempre ha estado muy bien. Estoy disgustado por perder a Valentino".

Por último, el campeón de Moto3 aplaude la decisión de congelar el desarrollo de las motos para reducir los costes, así como si bien es partidario de correr siempre con público, aceptaría la circunstancia de hacer grandes premios a puerta cerrada: "Estábamos listos al cien por cien para correr al comienzo de la temporada en Qatar. Lo habíamos hecho bien en los test tanto a una vuelta como en ritmo de carrera. Debemos seguir así cuando volvamos a correr. Personalmente, creo que ha sido una suerte el parón en el Mundial porque me hice daño con el motocross. Ahora tengo mucho tiempo para prepararme y volver a estar en forma antes del reinicio. No soy favorable a las carreras a puerta cerrada. Nosotros le debemos todo a los fans, corremos por ellos. Pero si debemos correr a puerta cerrada, está bien, lo importante es hacer las carreras. Congelar el desarrollo me parece una decisión muy adecuada. Mientras que en Italia todo está cerrado; en Japón pueden seguir trabajando, eso no me parece justo".