RALLYS

Portugal e Italia, aplazados por el coronavirus

Las dos próximas pruebas del Mundial han anunciado su cambio de fecha por la pandemia. Kenia, la siguiente, también corre peligro.

Italia mueve ficha antes que Portugal por el coronavirus

Siguen los aplazamientos en el Mundial de Rallys por culpa del coronavirus. Tras el aplazamiento de Argentina, ahora son Portugal e Italia, las dos siguientes citas del calendario, las que han anunciado su cambio de fecha. Y la siguiente, Kenia, también corre peligro. La pandemia no perdona.

“Queremos agradecer a todos nuestros patrocinadores y socios su comprensión y esperamos darles la bienvenida en Matosinhos en una fecha posterior de este año”, ha declarado el presidente del Automóvil Club de Portugal, Carlos Barbosa.

“Es evidente que la situación de la pandemia desencadenada por el coronavirus requiere una revisión completa del calendario de las principales series internacionales del motor, incluido el Mundial de Rallys”, ha explicado Angelo Sticchi Damiani, presidente del Automobile Club d'Italia. “Nos hemos puesto a disposición de la FIA y el promotor del WRC, para estudiar un posible nuevo emplazamiento para nuestra prueba. Por un lado permitiría un buen funcionamiento del campeonato y, por otro, salvaguardaría carreras de gran prestigio y gran importancia histórica, como el Rally de Italia”. Precisamente en Cerdeña lograron el pasado año el triunfo Dani Sordo y Carlos del Barrio.

“Todas las partes trabajarán para buscar posibles fechas alternativas para los rallys aplazados en caso de que la situación de COVID-19 mejore, teniendo en cuenta la logística del campeonato, la capacidad de los competidores para viajar de nuevo y la capacidad del país en cuestión para preparar y acoger el Mundial en ese momento”, asegura Oliver Ciesla, máximo responsable de la empresa promotora del campeonato.

Y la que también peligra es la siguiente en Kenia, que este año tiene previsto el regreso del Rally Safari en julio. Aunque los organizadores han lanzado un mensaje de tranquilidad, a día de hoy muchos de los especialistas europeos que deberían estar allí para sacar adelante la competición están en sus casas confinados.