MOTOGP

La "remota posibilidad" de volver a ver juntos a Lorenzo y Rossi

El balear dice que su decisión de retirarse es definitiva al 98%, pero en caso de regresar el Petronas Yamaha sería su mejor opción, equipo en el que ve a Valentino.

Rossi y Lorenzo en el test de Sepang.

La crisis del coronavirus le ha pillado en Dubái donde, entre otras cosas, se le ha visto disfrutar pilotando un buggy por el desierto. Y desde allí, refugiado en un hotel del que se mueve "lo menos posible", Jorge Lorenzo atiende a 'Sky Sports' para hablar de la emergencia sanitaria que está viviendo el mundo y también de su futuro, por lo que comenzamos. ¿Contempla un regreso a la parrilla a tiempo completo? "Tomé una decisión en noviembre y esa elección es al 98% definitiva, aunque en la vida todo puede pasar".

"Las personas cambiamos de opinión continuamente, pero esa es mi elección ahora mismo", añade el balear sobre su decisión de retirarse, pese a dejar un 2% de opciones de hacerlo como ya ha dicho otras veces. Dentro de ese pequeño porcentaje, tendría claro donde podría darse su regreso: en el Yamaha Petronas y, quizá, volviendo a formar equipo con Rossi, algo que muchos aficionados soñarían con ver. "Es un sitio interesante y Valentino tendrá las puertas abiertas si decide continuar", dice.

"Obviamente, si piensas en correr con Yamaha, debes tener esto en cuenta porque tiene el apoyo del equipo oficial a todos los efectos. Hoy mi decisión está tomada, pero si realmente debe existir esa posibilidad remota, entonces es natural que solo pueda regresar con una Yamaha, por lo que este lugar debe tenerse en cuenta", explica Jorge sobre un hipotético futuro en el que ahora lo único que tiene claro es su participación en el GP de Cataluña como wild card de Yamaha... o no: "Estaré en Montmeló y estoy feliz, siempre que haya carrera...".

El coronavirus y su 'wild card' de Barcelona

Y es que es una incógnita saber cuándo podrá haber acción de MotoGP en la pista: "Estamos como en una película, todo se ha paralizado, incluso el deporte. Se habla de junio o julio para el comienzo del Mundial, si fuera en Barcelona (7 de junio), comenzaría con los demás, pero en este momento tenemos que hacer lo que digan los expertos, de lo contrario, la situación solo puede empeorar. El deporte es secundario ahora". Por lo que su regreso puntual a un gran premio no se puede dar aún por asegurado.

Sin embargo, él quiere pensar en positivo y habla como si lo fuera a hacer: "Es bueno volver con la moto con la que gané tres mundiales, será una experiencia sin estrés, sin la idea de luchar por un Mundial, viajando mucho y teniendo muchos compromisos". ¿Se ve estando entre los cinco primeros?, le preguntan: "Honestamente, eso es demasiado optimista en este momento. Podría llegar sin haber hecho más test, sin haber entendido completamente la moto y sin haber entrenado mucho desde un punto de vista físico...".

En el test de Sepang, donde se estrenó como probador de Yamaha, acabó 21º en la tabla de tiempos combinados, aunque dio una valiosa información al equipo como demuestra la opinión de Maverick, quien dice de Jorge que es muy útil y que debería correr como invitado tantas veces como sea posible: "Me alegro, creo que cuanto más kilómetros haga, más puedo ayudar a los ingenieros y a los pilotos. Me gustaría hacer la mayor cantidad de pruebas posibles. Tengo curiosidad por ver cómo será mi fin de semana en Barcelona". Ojalá lo podamos ver.