MOTOGP

El bombazo de Márquez y Honda fue una sorpresa para Ducati

"No esperábamos un contrato hasta 2024", asegura Paolo Ciabatti sobre la renovación del octocampeón, el gran deseo de Borgo Panigale, con la fábrica del ala dorada.

0

Sorpresa. Esta fue la emoción que inundó a Borgo Panigale el pasado 20 de febrero cuando Honda anunció la renovación hasta 2024 de Marc Márquez, el gran deseo de Ducati en el Mundial de MotoGP. Asombro no por la ampliación en sí misma, algo que esperaban en la región Emilia-Romaña, sino por el tiempo acordado.

Porque contrariamente a la tendencia general de firmar dos años más como Maverick Viñales y Fabio Quartararo con Yamaha, el octocampeón y la fábrica del ala dorada comunicaron que su vínculo aumentaba por cuatro, retrasando de esta forma el ilerdense hasta los 31 años la decisión de afrontar o no el arduo desafío de ser campeón con otra fábrica en la clase reina, como puede ser la marca de Bolonia.

"Sabíamos que con la expiración de los contratos, sería un bullicio el mercado. Yamaha decidió promover a Viñales y contrató a Quartararo, que rindió muy bien en esa moto. También sabíamos que Honda se quedaría con Márquez, aunque no esperábamos un contrato hasta 2024", afirma Paolo Ciabatti en una entrevista en 'Motoronline'.

Así mismo, el director deportivo de Ducati remarca, una vez más, que su equipo fue el único que consiguió ganar con ambos pilotos en 2019, así como destaca la figura de Johann Zarco, ya que el piloto de Cannes puede utilizar su experiencia en Yamaha, KTM y Honda para impulsar el desarrollo de la Desmosedici GP20: "Estamos contentos con los pilotos que forman parte de la familia Ducati. No olvidemos que Dovizioso es el único piloto que de alguna manera ha conseguido luchar contra Márquez en los últimos tres años. Terminando siempre en segundo lugar, y hay que recordar que Ducati es la única marca que consiguió ganar con ambos pilotos el año pasado. También tenemos a Jack Miller bajo contrato, que en 2019 hizo 5 podios demostrando que la GP19 era una moto competitiva. Luego está Bagnaia que después de un difícil año de novato puede hacerlo bien y puede demostrar su talento. También contratamos a Zarco en el último minuto. Correrá en el equipo Avintia con la moto 2019, no le pedimos podios, pero puede hacerlo bien. También puede ayudar al desarrollo, ha estado pilotando Yamaha, KTM y Honda durante los últimos tres años".

Por otro lado, Ciabatti asegura que decidir no contar con Valentino Rossi en tu plan de futuro debió de ser una resolución muy dolorosa de tomar para Yamaha, al tiempo que intuye que Jorge Lorenzo no volverá al campeonato como piloto oficial: "Siempre es difícil comentar desde fuera una decisión tomada por otros, porque obviamente sólo ellos saben exactamente cómo han ido las cosas. Creo que fue una decisión dolorosa, pero absolutamente comprensible. En lo que respecta a Rossi, comprendió que una empresa debe salvaguardar sus banderas en la medida de lo posible, pero también pensar en su futuro. Creo que Rossi pidió tiempo para decidir y no hubo tiempo. Sin embargo, le garantizaron una moto oficial si quería seguir compitiendo en un equipo como Petronas. Por eso diría que lo hicieron lo mejor que pudieron y pensaron en el futuro del equipo y de la empresa. Personalmente, creo que Valentino todavía tiene ganas de correr si los resultados son positivos, mientras que no pienso lo mismo de Jorge Lorenzo. Tomó una decisión diferente. Primero se retiró y luego se convirtió en un probador de Yamaha, pero una cosa es ser un probador y otra correr. Las pruebas que hará contarán con los dedos de una mano o poco más, no veo para él un retorno como piloto fijo".

Preguntado por la cancelación del Gran Premio de Qatar 2020 y la suspensión del Gran Premio de Tailandia 2020 por el brote de coronavirus, Paolo Ciabatti declara que ante una emergencia sanitaria, el aspecto deportivo pasa a un segundo plano, así como puntualiza que es imposible hacer una predicción de cuándo podrán correr de nuevo: "Es evidente que se trata de una situación grave e inesperada. Lamentablemente ante esta emergencia sanitaria el aspecto deportivo pasa a un segundo plano, Italia en este momento es uno de los países más afectados después de China y Corea del Sur y por ello el gobierno de Qatar ha puesto restricciones que hacen imposible que los italianos vayan a ese país, porque deben permanecer dos semanas en cuarentena. Siendo una gran parte de los equipos de MotoGP gestionados con personal italiano y no sólo hablo de Ducati y Aprilia sino también de Yamaha y Suzuki. Creo que hay situaciones en las que no se puede salvar un evento a toda costa, parando una semana en Qatar. Al final es difícil predecir cuándo comenzará el campeonato, porque no está en nuestras manos y se trata de entender cómo evolucionará la situación, no sólo en Italia, sino en otros países europeos y también en los Estados Unidos en las próximas semanas. Por el momento es imposible hacer una predicción de cuándo podremos correr de nuevo y esto es obviamente una gran lástima, pero yo diría que la posible inclusión de Tailandia al final y el traslado de Aragón repetiría el calendario de 2019, por lo que desde este punto de vista es manejable. Es cuestión de entender si Qatar, aparte de eso, se disputará de todos modos con dos categorías, no habrá ninguna otra necesidad de mover otro gran premio".

Por último, el dirigente italiano señala que el gran damnificado de no correr en Losail es Maverick Viñales, mientras que Márquez ha conseguido un tiempo extra para recuperar al 100% su hombro derecho: "Históricamente Qatar es una buena pista para nosotros si miramos los resultados de los últimos dos años, así que estábamos listos para la carrera y jugarla. El resultado de los test decía que tanto Andrea Dovizioso como Danilo Petrucci tenían un ritmo muy bueno con tiempos de simulación de carrera muy interesantes. El que más en forma estaba Maverick Viñales, mientras que Márquez parecía estar en problemas, tanto que se subió a la versión 2019 de la moto de Nakagami en el último día, y por sus problemas de hombro. Ahora tendrá al menos un mes para recuperarse, así que desde este punto de vista creo que se verá mejor en la próxima carrera, con suerte en Texas. En cuanto al nuevo neumático trasero traído por Michelin, el de carcasa más blanda, se había adaptado mejor a Yamaha y Suzuki, pero éramos muy optimistas en cuanto a que habíamos encontrado una solución de configuración que nos permitiera dar nuestra opinión. Lo que estamos experimentando es una situación desagradable incluso para los pilotos, ya estaban preparados tanto física como mentalmente para empezar el campeonato y ahora, en el mejor de los casos, empezaremos en un mes".