FÓRMULA E | JAGUAR

El encanto de la Fórmula E

James Barclay, el jefe del equipo Jaguar, explica el atractivo que supone el campeonato eléctrico para una marca como la británica.

0
El Jaguar I-Type del británico James Calado.
Andrew Ferraro
Formula E Coche Formula E

Un campeonato con solo seis años de vida ha sido capaz de atraer al mayor número de marcas de fabricantes que se pueden encontrar en el automovilismo, de construir una de las parrillas más competitivas y de ser merecedor de adquirir categoría de Mundial por parte de la FIA desde la próxima temporada. ¿Cómo es eso posible? El nivel de crecimiento de la Fórmula E es espectacular y qué mejor que hablar con el jefe de uno de sus constructores más potentes, James Barclay de Jaguar, para que nos explique el encanto del certamen eléctrico.

La marca británica llegó a la FE en la tercera temporada y desde entonces es una de las más comprometidas con el deporte, de hecho, suyo es el campeonato de soporte, el Jaguar I-PACE eTROPHY. ¿Por qué esa apuesta? Barclay lo cuenta así a AS: "Para Jaguar, la FE es un banco de pruebas del mundo real para tecnologías de sus futuros coches. A través de ella podemos ser pioneros en nuestros coches de carreras eléctricos y transferir este aprendizaje a nuestros clientes, es algo único de la categoría y muy beneficioso para nuestra tecnología".

"Toda la industria se centra en la electrificación y nosotros nos hemos comprometido a que a partir de 2020 todas las nuevas líneas de modelos serán eléctricas", añade. Esa es la clave, lo eléctrico es el futuro y por eso la FE crece a lo bestia: "Las primeras cinco temporadas han demostrado el lugar importante del campeonato en el automovilismo. No solo está a la vanguardia de los vehículos eléctricos de batería innovadores y progresivos, sino que las carreras son muy competitivas".

Por eso, James ve que la evolución de la FE seguirá apuntando hacia arriba: "A medida que el campeonato, los equipos y la tecnología se desarrollen más, su éxito seguirá creciendo". Y a eso también ayuda, y mucho, la calidad incontestable de su parrilla. "La categoría atrae a algunos de los mejores pilotos del mundo", señala el directivo británico, y lo hace porque aquí se "recompensa la habilidad y el talento, y el piloto puede marcar una gran diferencia en los resultados". El sueño de cualquier buen piloto, que se vea de verdad su talento.

Y hablando de talentos, ¿qué espera Barclay de los suyos, Evans y Calado, en "la temporada más competitiva de la historia"? "Nuestro objetivo es avanzar y competir por más puntos, podios y victorias. Podemos buscar construir sobre el éxito de la temporada pasada (una victoria y dos podios de Evans) y empujar por más logros. Esperamos estar en la lucha por el campeonato, como lo estuvimos la última vez en Nueva York, en el final de Londres". Sea como sea, Jaguar lo tiene claro: la FE es el lugar en el que hay que estar.