MOTOGP

García: "Yamaha no va hacer la moto que pide Maverick"

El ingeniero de pista del español es consciente de que la fábrica japonesa también tendrá en cuenta las peticiones que lleguen de sus otros pilotos.

Yamaha no va hacer la moto que pide Maverick
Yamaha MotoGP

Le ha dado a Yamaha seis de las últimas siete victorias que ha sumado a su palmarés y, sin embargo, Maverick Viñales sigue sin ser la punta de lanza en un proyecto que comienza a repuntar… tras haber seguido las directrices que propuso el piloto de Roses durante la última temporada. Después de dos años complicados en el garaje de los japoneses, el español insistió en mejorar "el freno motor" de la M1 y después de 10 carreras sin visitar el escalón más alto del 'cajón', la fábrica de los diapasones volvió a ganar recuperando parte de la confianza que se perdió con el rumbo que tomó el desarrollo de la montura.

Las evoluciones que fue presentando Yamaha desde 2017 hasta ahora solían afectar al pilotaje de Maverick, pero después de los últimos resultados los japoneses comienzan a tener más en cuenta las indicaciones del español como confirma Esteban García, su ingeniero de pista, en 'Motorsport': "Los cambios que ha habido en el motor de este año sí han sido basados en lo que él pedía". El técnico del de Roses asegura que cuando llegó al garaje de los japoneses en 2019 su piloto estaba un poco aislado de la escudería, "estaban en una situación complicada", pero ahora "se han mejorado mucho las cosas".

Yamaha se ha ido adaptando poco a poco más a las indicaciones de Maverick y pese a que "no van a hacer exactamente la moto que él está pidiendo", lo importante para García es que todas las novedades que se presenten para la montura de 2020 no afecten a las mejoras que ya se han introducido. El hándicap será la opinión del resto de integrantes del equipo porque los 'diapasones' "se basan en la información de todos sus pilotos", pero aún así esperan encontrar algo más para seguir mejorando: "Esperamos un plus, no muy grande, porque nunca vas a tener más (potencia) que ellos (Honda y Ducati), pero al menos algo que te iguale un poco o no te deje tan en desventaja en las rectas".

Desde Japón ya están trabajando para ello, de hecho en los últimos test las sensaciones con la potencia mejoraron pese a la falta de velocidad punta que sigue existiendo, y aunque "tampoco es que la moto esté para ganar campeonatos", en Yamaha "lo saben y están trabajando" para llegar al objetivo: volver a ser competitivos. En su alineación tienen talentos de futuro por los que apostar, pero la incógnita es saber si en ese aspecto también deciden seguir creciendo o confiar en aquello que le dio tantos éxitos en el pasado. Aunque despedirse también es otra forma de crecer…