Competición
  • Final ATP World Tour
Final ATP World Tour
EN JUEGO
stefanos_tsitsipas Stefanos Tsitsipas Stefanos Tsitsipas
3
alexander_zverev Alexander Zverev Alexander Zverev
2

F1 | AUSTIN

¿Qué fue de Daniel Ricciardo?

El australiano no quiere fama de piloto incómodo y sobrelleva como puede el paso atrás de Red Bull a Renault: "Lo que haga ahora puede tener su efecto en el futuro".

¿Qué fue de Daniel Ricciardo?
ANTONIN VINCENT / DPPI / AFP7 / ANTONIN VINCENT / DPPI / AFP7 /

Hace ahora un año, Daniel Ricciardo lograba en México la que hasta ahora es la última pole de su carrera. Abandonó aquella carrera por avería mecánica en su Red Bull y terminó ganando su entonces compañero, Verstappen. Era el epílogo en el equipo energético, lastrado por la falta de fiabilidad y superado por la inclinación de la escudería hacia el piloto holandés. Pero entonces luchaba por victorias, ahora se faja con la clase media por un octavo puesto como el del pasado domingo (va décimo en la general con 38 puntos, su mejor resultado fue el cuarto de Italia). Con todo, su actitud no ha variado: sigue siendo el alma de la fiesta.

Psicológicamente, y como piloto, el australiano está aprendiendo mucho de su experiencia en Renault: "He aprendido más de coches, de cómo sacar más de mí. En Red Bull frenar era un punto fuerte para adelantar, pensaba que era bueno pero unos coches son mejores o peores frenando y eso ahora lo he entendido mejor. Entiendo mejor lo que necesito. Sí, diría que este año soy un piloto mejor, pero creo que todos los pilotos siguen mejorando con el paso del tiempo y nadie se retira siendo perfecto".

"Hace un año, a pesar de la pole estaba muy frustrado. Incluso en un mal fin de semana siempre sentía que gente confiaba en mí para que les animase, así que comprendí mi posición en el equipo y mi responsabilidad. Entiendo cuál es mi papel y es bueno saber que hay momentos en los que quieres romper una puerta, pero luego lo ves en perspectiva. Será que soy más maduro, ahora que ya tengo treinta años (simula llanto)", reconoce Ricciardo, que no quiere pagar los malos resultados con sus compañeros de garaje: "Cuando quiero romper algo doy un paso atrás, pienso en el impacto que tendría eso en el equipo. Y también hay que ver las cosas en perspectiva, quiero seguir en este deporte mucho tiempo y las cosas que haga ahora pueden tener un efecto. Tienes que ser inteligente. Espero no romper nada… (se ríe)".

Los momentos malos son muy malos, los buenos también son muy buenos: "Piensas que un fin de semana va a ser genial pero muchas cosas pueden hacer que no sea así, no es siempre el deporte más agradable pero cuando algo sale bien la satisfacción se multiplica porque todo ha funcionado. Los momentos malos son malos, hay muchos, pero se superan y también está relacionado con el amor por este deporte. A veces pienso que por qué lo he elegido, incluso ayer por lo de Japón, pero en el fondo me encanta el desafío". En cualquier caso, no se va a la cama lamentando su elección de fichar por Renault: "No pienso mucho en las carreras cuando me voy a la cama. Y si miro hacia atrás todavía veo progresos, especialmente si comparo mi inicio de la temporada. Sí, esperábamos cerrar el hueco con los equipos top y no lo hemos hecho, pero al menos tenemos otro año para seguir intentándolo. Si no hubiéramos hecho ningún progreso en estos meses no podríamos estar contentos. No me voy a la cama dando saltos, pero tampoco me arrepiento".