Competición
  • Champions League

F1 | MÉXICO | LA INTRAHISTORIA

Hamilton y el chascarrillo de Alonso sobre su estilo de vida

"No permito a nadie en mi oficina ni en mi casa comprar ningún plástico", explicó el pentacampeón, que quiere que su "huella de carbono sea neutral".

Lewis Hamilton. México, F1 2019.
Clive Mason

En el 'paddock' es sabido que la rueda de prensa oficial de la FIA no suele ser la más fluida del fin de semana, ni la que más titulares aporta, y eso que en México, el jueves, coincidieron los dos grandes campeones de la década, Vettel y Hamilton. El tema estrella sobre el que regresó y regresó la prensa británica fueron los mensajes publicados por el pentacampeón británico en sus perfiles sociales sobre el cambio climático, aquel "tengo ganas de dejarlo todo" hablando de "la extinción de nuestra raza", "el mundo es un desastre" o "los líderes mundiales o son unos incultos o no les importa el medioambiente en absoluto". No son mensajes extraños en el mundo de las redes sociales, pero sí cuando provienen de una leyenda del deporte.

El británico, que sigue una dieta vegana desde hace años, es activista contra el cambio climático y las causas que llevan a él: "Las granjas son el mayor contaminante que tenemos, contaminan más del 50% que la industria de los transportes combina". Aunque su estilo de vida (puede coger más de 100 vuelos al año y pilota un prodigio técnico que consume más de 100 kilos de combustible por carrera) no encaja con ese activismo, y eso propició un leve chascarrillo de Alonso el pasado lunes en un evento en Madrid de Kimoa y una ONG que protege los fondos marinos: "Nunca lanzaría el mensaje que lanzó Lewis, por ejemplo. No puedes lanzar un mensaje y luego hacer lo contrario el día siguiente. Todos sabemos el estilo de vida que puede llevar él o que puedo llevar yo. Los pilotos de Fórmula 1 cogemos 200 aviones al año y luego no puedes decir que no comes carne".

En México, a Hamilton le preguntaron cómo compaginar unos ideales con su plan de vida actual, relacionándolo directamente con aquel comentario del asturiano, y esta fue su respuesta: "Mucha gente tiene opiniones sobre cómo utilizo mis redes sociales, pero al final es mi plataforma y todos tenemos una voz. Cada uno elige cómo usarla. Quizás esta no es la más sencilla, porque sí, viajamos por el mundo, pilotamos coches de F1 y nuestra huella de carbono es mayor que la de una persona que vive siempre en la misma ciudad, pero eso no quiere decir que deba tener miedo a decir las cosas que pueden ser un cambio positivo. Con el tiempo soy cada vez más consciente de que lleva tiempo, no se arregla fácil, y lleva tiempo también entender las implicaciones. Si la gente quiere mirar, depende de ellos, pero yo sentiría que no hago nada positivo dejando de mencionarlo".

Sonó dos veces Fernando Alonso en esta rueda de prensa. La primera cuando se formuló la anterior pregunta, y la segunda cuando un periodista local que comparte nombre y apellido con el bicampeón español hizo otra a Vettel, que no pudo contener una tímida sonrisa. Y hubo cinco preguntas más para Hamilton sobre el asunto de su mensaje en las redes sociales. "Intento asegurarme de que a final de año mi huella de carbono es neutral. No permito a nadie en mi oficina ni en mi casa comprar ningún plástico y quiero todo reciclable, desde el desodorante. Vendí mi avión hace años y ahora vuelo mucho menos, o eso intento, usando aerolíneas comerciales. He evitado viajes.Tengo un Smart eléctrico en casa y he vendido muchos de mis coches por los que trabajé muy duro".