Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • Liga Endesa ACB
  • Clasificación Eurocopa
  • Masters 1000 Shanghai
Fórmula 1
1 1:27.064

S. Vettel

Ferrari

2 a 1:27.253

Charles Leclerc

Ferrari

3 a 1:27.293

V. Bottas

Mercedes

7 a 1:28.304

C. Sainz Jr.

Mclaren

1

V. Bottas

Mercedes

2 a 11.376

S. Vettel

Ferrari

3 a 11.786

L. Hamilton

Mercedes

5 a 1:9.081

C. Sainz Jr.

Mclaren

Liga Endesa ACB
FINALIZADO
Gran Canaria CAN

80

BC Andorra AND

67

FINALIZADO
Retabet Bilbao BLB

79

Baskonia BAS

75

FINALIZADO
Estudiantes EST

87

Manresa MAN

79

MOTOGP | MÁRQUEZ

"No pienso qué he conseguido porque no quiero cambiar"

El ilerdense, que logró en Tailandia su octavo título mundial, dejó claro en su visita a la sede de Repsol que no bajará el ritmo en las cuatro carreras que restan.

Del cielo de Tailandia a la que ha reconocido como su "casa deportiva" en menos de 48 horas. Marc Márquez visitó la sede de Repsol en Madrid como flamante campeón del mundo, mejor dicho, octocampeón, luciendo un palmarés que ya le codea junto a los más grandes del motociclismo. Después de una temporada "casi perfecta", el nombre del ilerdense pasa a formar parte de un selecto club de leyendas y pese a que tiene a tiro superar los registros de los más grandes, sobre todo por su edad (26 años), "nunca me he obsesionado en un número ni un nombre".

La prioridad de Márquez es continuar ganando o lo que es lo mismo, seguir tan insaciable como hasta ahora. El piloto de Honda deja a un lado los números y no piensa en lo que ha conseguido hasta la fecha. ¿Por qué? "Porque no quiero cambiar". Marc quiere ser el de siempre, vivir de la pasión "que es vivir del presente", y seguir mejorando año a año para sumar alegrías y entorchados a una lista que no cree que iguale la de Agostini. "Llegar hasta él sería lograr casi el doble que hasta ahora", dice, sin recordar que hace algún tiempo dejó sin significado la palabra imposible.

Márquez ha demostrado que sobre el asfalto nada es inalcanzable para él, ni siquiera los 15 títulos de Giacomo, porque va camino de alcanzarle ya que con ocho coronas en su palmarés, "el año que viene tendremos que sumar una más, es el objetivo". Ya apunta a la novena, pero a su vez el piloto de Honda es tan realista como ambicioso: "Nunca sabes cuándo se va a acabar este sueño". Lo experimentó de primera mano en 2011, con su lesión ocular, y volvió a sufrir durante el invierno para alcanzar su máximo nivel. Sin embargo, "los momentos duros te hacen más fuerte". Y su nivel esta temporada ha sido más superior que nunca.

El de Cervera no se ha bajado de las dos primeras posiciones en ninguna carrera salvo en Austin, tras un fallo que llegó por "la extraconfianza". "Era una victoria aparentemente hecha y por exceso de relajación me caí", dice Marc sobre la única mancha que ha tenido hasta ahora una temporada en la que han mejorado "más que nunca". Sobre el papel ha parecido fácil, sobre la moto, no tanto. La RC213V ha sido un caballo de batalla para los pilotos de HRC, incluido Márquez, pero "Honda hace la moto y es el piloto quien tiene que adaptarse". El ilerdense ha cumplido con su parte y además, lo ha hecho reinventándose a través de las enseñanzas que le han dejado "los veteranos y los jóvenes de la categoría". 

Se fija en todos sus compañeros, pero también aprende de referentes como Nadal o Messi ya que "si ellos mejoran todos podemos hacerlo", y evita caer en la tentación de la superioridad "porque si te crees así, te pueden ganar el cualquier momento". No se cree mejor que nadie, ni ve al resto mejor que él. Márquez sólo es un piloto que quiere "ser recordado por su entrega" y sobre el asfalto, como demostró con Quartararo en la última vuelta del Internacional de Chang, dejó constancia de ello para sentenciar el título a lo campeón, con cuatro carreras para que concluya la temporada por delante... en las que no bajará el ritmo.

Márquez quiere seguir ganando, "vivir el presente" y "apartar la mirada" cuando se habla de él como uno de los mejores deportistas de la historia. Habrá tiempo de discutir sobre ello cuando se retire pero, de momento, con el Dakar descartado en un futuro y la satisfacción de haber hecho bien el trabajo de esta temporada, el objetivo más cercano es terminar en Japón. Marc siempre falló en la siguiente prueba que precedía un mundial, y ahora, en Motegi, es una buena ocasión para poner punto y final a esa racha. Y también para mejorar, seguir avanzando...