Competición
  • Clasificación Eurocopa

F1 I GP DE SINGAPUR

Ricciardo echa un cable a Vettel

El australiano recuerda su 2014 con 'Seb' y cuenta con el tetracampeón: "Volverá, sólo le falta una buena carrera para conseguirlo".

Ricciardo echa un cable a Vettel
DIEGO AZUBEL EFE

Como en los anteriores errores, Vettel volvió a repetir que sigue "amando" su trabajo, esta vez al llegar a Singapur, y otros pilotos insistieron defendiendo al tetracampeón del mundo, a pesar de su mala racha. Los resultados, los trompos y la superioridad de Leclerc en las últimas carreras tienen una explicación más sencilla de lo que parece: a ‘Seb’ nunca le gustó el sobreviraje y su coche lo acusa en exceso. Leclerc lo tolera, él necesita un Ferrari más fino, con más carga aerodinámica, pero el SF90 no es así.

La sorpresa esta vez fue que quien defendió al alemán no era su eterno rival, Lewis Hamilton, en ocasiones condescendiente. Lo hizo Daniel Ricciardo, que no tuvo reparos en cuestionar la temporada de Gasly en Red Bull y que ahora ha querido echar un cable a su excompañero en el equipo energético. El australiano suele decir lo que piensa y en esta ocasión lo hace con convicción: "Estoy capacitado para responder sobre él porque vive una situación similar a la de 2014". Cuando él llegó a Milton Keynes y terminó por delante de quien había ganado los cuatro Mundiales anteriores.

"Seguro que volverá, sólo le va a llevar alguna carrera. No quiero hablar por él, pero desde fuera y viendo lo que pasó en Canadá, si todo hubiera acabado de otra forma, habría cambiado lo que ha venido después. En el pasado lo ha hecho bien en Singapur. Le falta una carrera para darle la vuelta. Cuando estás en lo más alto ya no cuenta el talento, sino la presión. ¿Puede seguir siendo rápido? Seguro que sí, con un fin de semana en el que todo le salga bien será así, y puede suceder aquí". Porque Vettel es el piloto que más veces ha subido al podio en Singapur.

Hamilton no quiso entrar ("Daniel lo ha explicado muy bien"), aunque ya le ha defendido abiertamente tras errores que le implicaban directamente como el trompo de Bahréin. Y ‘Seb’, muy seguro: "Sé que no es un problema mental, no estoy en mi mejor momento pero tampoco es el peor. ¿Monza? No estuvo bien, tampoco es un desastre. Quizás no tenga una confianza absoluta en el coche, pero lo comprendo mejor". Habrá que ver en Singapur, donde su Ferrari debería estar detrás de Mercedes y Red Bull. Aunque quizás no por ese orden.