Competición
  • Europa League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
Europa League
LASK LASK

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

PSV PSV PSV

-

Sp. Portugal Sp. Portugal SPL

-

Copenhague Copenhague CPN

-

Lugano Lugano LGA

-

Eintracht Fr. Eintracht Fr. EFR

-

Arsenal Arsenal ARS

-

Rennes Rennes REN

-

Celtic Celtic CLT

-

Dinamo Kiev Dinamo Kiev DKI

-

Malmö Malmö MAL

-

Cluj Cluj CFR

-

Lazio Lazio LAZ

-

Basilea Basilea BSL

-

FC Krasnodar FC Krasnodar KRA

-

APOEL APOEL APO

-

F91 Dudelange F91 Dudelange DUD

-

Standard Standard SDL

-

Guimaraes Guimaraes VGU

-

Wolfsburgo Wolfsburgo WOL

-

Oleksandria Oleksandria OLK

-

Wolves Wolves WVH

-

Braga Braga BRG

-

B. MGladbach B. MGladbach BMO

-

WAC WAC

-

Roma Roma ROM

-

Basaksehir Basaksehir BAS

-

Rangers Rangers RAN

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Partizán Partizán PTZ

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Ludogorets Ludogorets LRZ

-

CSKA M. CSKA M. CSM

-

Gent Gent GNT

-

Saint-Etienne Saint-Etienne SET

-

Oporto Oporto OPO

-

Young Boys Young Boys YB

-

M. United M. United MNU

-

FC Astana FC Astana AST

-

Sl. Bratislava Sl. Bratislava SLB

-

Besiktas Besiktas BES

-

LaLiga SmartBank
Copa Argentina
Sportivo Estudiantes Sportivo Estudiantes CSE

-

Barracas Central Barracas Central CAB

-

FINALIZADO
Godoy Cruz Godoy Cruz GOD

0

River Plate River Plate RP

1

FÓRMULA 1

Leclerc aplica el modo 'Kaiser'

En Ferrari le moldean mientras adquiere los hábitos del heptacampeón impulsado por Vettel. Habla René Rosin, su jefe en la F2. Se estrenó en Spa, como Michael.

Charles Leclerc.
VALDRIN XHEMAJ EFE

"A mí lo de Charles no me sorprende porque le conozco, sé de lo que es capaz". Habla René Rosin, director del equipo Prema con el que Leclerc ganó la Fórmula 2 en 2017, un año antes de debutar con Sauber en Fórmula 1. Uno de tantos que han moldeado y pulido a este diamante de la fábrica de Ferrari, que aprende de cada kilómetro y, día a día, se parece cada vez más a un tirano del automovilismo. Tres poles, seis podios y por fin una sufrida victoria en un circuito de tronío, Spa-Francorchamps. Sirva como referencia que es el único ‘fijo’ del calendario, junto con Interlagos, en el que un bicampeón como Alonso no celebró triunfos (ganó en la F3000 y el WEC).

La evolución de Leclerc desde la pretemporada, Australia y las primeras carreras del año es digna de estudio. Su aportación al equipo, cada vez mayor. "Ha aprendido mucho del estilo de trabajo de Ferrari y de Vettel, que es muy metódico y analítico. Charles empieza en esta línea, que es la correcta, más ‘estilo Schumacher", explica el mejor insider de Maranello, Marc Gené. Se habla allí del progreso en el feedback del piloto, sus reuniones con los ingenieros duran cada vez más tiempo y recoge enseñanzas de todo lo que le sucede. Se fija en Seb, un gran hombre de equipo, y en la casa italiana le siguen moldeando con las rutinas propias del Kaiser.

En la pista, por ejemplo, aprendió en Red Bull Ring que se podía pilotar duro, y lo aplicó en Silverstone ganando un cuerpo a cuerpo a Verstappen espectacular. En el aspecto psicológico tiene poco margen de progreso, lo ha reforzado al máximo nivel desde sus inicios en monoplazas. Ganó una carrera días después del fallecimiento de su padre (F2 en Bakú, 2017), en Bélgica perdió a su amigo Hubert y cuando se puso el casco dirigió todos sus esfuerzos al objetivo deportivo. Además, "cómo gestiona estar en Ferrari con 21 años es espectacular", destaca una fuente del equipo. Y Rosin, también en conversación con este medio: "Quizás esperaba que tardase un poco más en luchar por los podios o aspirar a ganar. Tendrá que vivir con la presión de Ferrari y Vettel, pero está preparado para luchar contra todos, no es menos que nadie. Su capacidad para maximizar todo y funcionar a más del 100%, con todo el equipo a su alrededor, es uno de sus puntos fuertes. Claro, y luego está su talento natural, su velocidad".

En Austria acusó falta de experiencia en gestión de neumáticos, que llegaron destrozados a la fase decisiva de la carrera. Lo tuvo en mente en Spa cuando le informaron por radio de que Hamilton acechaba. "Max me cogió muy rápido entonces. Aquí no iba pensando en aquella carrera, pero sabía que Lewis tenía mucho ritmo y pedí al ingeniero que me actualizase la ventaja a cada vuelta. Era inferior en cada paso por meta y tenía problemas con los neumáticos traseros, por lo que me centré en cuidar del equilibrio del coche sin perder mucha velocidad", explica a AS. El pentacampeón olía la sangre, pero no pudo acercarse lo suficiente.

Su estilo de pilotaje es otra clave de éxito para circuitos en los que sufre su compañero. Leclerc tolera el sobreviraje, mientras Vettel necesita una conducción fina para brillar, y este Ferrari que adolece de carga aerodinámica pero vuela en línea recta invita al derrape controlado en las salidas de las curvas, al acelerar. Ferrari confía en él como su líder del futuro, y cada vez más del presente, y su opinión cuenta cada vez más en las configuraciones de los reglajes. Binotto tiene fe ciega en su talento, y ahora quieren que adquiera los hábitos del más grande que pasó por Maranello. Schumacher, por cierto, logró su primera victoria en Spa.