Competición
  • Champions League
  • Hoy en As

F1 | BÉLGICA

Honda pierde el miedo a Spa

Penalizaciones para Albon y Kvyat, que montarán el motor nuevo este fin de semana en Spa. No esperan un bajón de rendimiento en un circuito exigente.

Max Verstappen, Red Bull RB15. F1 2019.
Red Bull

Bastaba con escuchar a Hasegawa el viernes previo a Spa-Francorchamps, Monza o Suzuka para saber que las cosas no irían bien ese fin de semana en la casa Honda. "Fin de semana desafiante", "un circuito que no potencia nuestros puntos fuertes", "trabajaremos todo lo que podamos"… pero todo eso se acabó. Honda ya no tiene que esconderse en los trazados que exigen más al motor. Siendo los últimos en potencia pura (sí mejoran a Renault en fiabilidad), las diferencias de hoy son mínimas en comparación con los primeros años de la era híbrida y el Red Bull sigue aspirando al podio este fin de semana en el GP de Bélgica, aunque los siete kilómetros de recorrido con el acelerador a fondo el 75% del tiempo vayan a retorcer al máximo las prestaciones de su propulsor.

Sobre ello ha modificado sus mensajes Verstappen desde las últimas carreras. Al principio mostró cierta inquietud, especialmente tras el fiasco de Canadá con su Red Bull a la cola en velocidad punta, pero es cierto que la tercera especificación introducida por Honda tiene más posibilidades a una vuelta en el modo de clasificación, también en el ‘modo ataque’ que suele emplearse en las primeras vueltas o a la hora de intentar un adelantamiento. Y las impresiones del belga, con dos triunfos y un segundo puesto en las tres últimas carreras, han cambiado a mejor. No obstante, el gran paso adelante de la temporada para el RB15 llegó una vez se actualizó su chasis con un alerón nuevo en Austria, donde se firmó la primera victoria, y cambios en las ruedas introducidos en Paul Ricard.

Ahora, las cuentas de Honda se centraban en valorar cuándo se monta su cuarta evolución del año, que tendrá penalizaciones en parrilla. Se repartirán entre Spa y Monza: Kvyat y Albon montan el motor este fin de semana, así que Verstappen y Gasly lo harán la próxima. En ese sentido, tanto ellos como los coches que utilizan motor Renault contarán cada actualización con penalizaciones. Sólo se libran Mercedes y Ferrari, porque al final algunas cosas no cambian en la F1.