Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • MotoGP
  • Liga Endesa ACB
  • Moto3
  • Clasificación Eurocopa
  • Final ATP World Tour
Liga Endesa ACB
Herbalife Gran Canaria CAN

-

UCAM Murcia MUR

-

Valencia Basket VAL

-

Casademont Zaragoza ZAR

-

Kirolbet Baskonia BAS

-

Montakit Fuenlabrada FUE

-

Final ATP World Tour
stefanos_tsitsipas Stefanos Tsitsipas Stefanos Tsitsipas
-
stefanos_tsitsipas Stefanos Tsitsipas Stefanos Tsitsipas
-

GP DE ITALIA | MOTOGP

Joan Mir y las vicisitudes de un novato en MotoGP

Joan Mir y las vicisitudes de un novato en MotoGP

Suzuki Ecstar

Tras su gran debut en Qatar, al de Suzuki le ha pasado casi de todo y se lo toma con filosofía: “En teoría, tiene que ser el proceso del novato”.

Joan Mir tuvo un debut tremendo en MotoGP, con un gran octavo puesto en la carrera de Qatar, en la que rodó durante muchas vueltas en el grupo de cabeza. El de Suzuki esperaba que todo fuera mejor a partir de ahí, pero le ha pasado de casi todo desde entonces, rematando con una caída en la vuelta de calentamiento de Le Mans que le impidió salir en hora a carrera. Ahora, en Mugello, pasa página, aunque antes relata con todo lujo de detalles las vicisitudes de un novato en MotoGP.

"Podemos empezar por Argentina, donde por algún motivo la rueda trasera no me aguantó y me tuve que retirar. Podemos seguir con Austin, con un 'jump start' (salida en falso) que ni siquiera yo soy capaz de verlo. Podemos seguir con Jerez, donde perdí la rueda delantera por querer apretar y aprender, teniendo la presión de la rueda bastante alta y por eso la perdí. En Jerez se me calentó la rueda por estar detrás del grupo, así que haber estado delante. Eso está claro. Son cosas de aprendizaje y necesito esas cosas. Y acabamos con Le Mans, que fue la apoteosis con tres caídas. Algún día esto se acabará", dijo antes de explayarse sobre lo acontecido en el circuito galo.

Allí le sucedió todo esto: "A la Suzuki le cuesta un poco calentar la goma delantera y hasta la séptima vuelta no era capaz de hacer un tiempo. El ritmo estaba, pero no podía hacer una vuelta por las gomas. Luego, en el warm up, con la pista más fría, tuve una caída apretando, pero hubo muchas caídas. Salgo con la otra moto, no hago ni una curva de derechas y cuando estoy inclinando ya la pierdo de delante. Esto es un poco raro y fue realmente un problema con los calentadores, que no estaban calientes las gomas. Y en carrera lo que pasó fue las gomas se enfrían y, cuando fui a frenar, no había nada de freno porque los discos estaban completamente fríos y necesitaba frenar. No había nada cuando frené y, de repente, me soltó toda la potencia y se bloqueó la rueda. Tengo que aprender de estas cosas. Me puedo atribuir la culpa de lo que pasó en la vuelta de calentamiento, pero yo no sabía sinceramente que se me iba a bloquear la rueda en la primera curva sin frenar. Son fallos y espero aprender de estos fallos. El equipo está haciendo un trabajo increíble para que entienda el porqué de las cosas y pueda mejorar con ello. Ahora estamos en Mugello y vamos a dejar Le Mans atrás".

La reflexión del mallorquín sobre sus primeros cinco GGPP en MotoGP no está exenta de autocrítica: "Es duro cuando trabajas duro, cuando entrenas bien y los resultados no llegan. No estamos acabando carreras. Desde fuera me dicen que esté tranquilo, porque es mi primer año, pero me gustaría conseguir un buen resultado y consolidarme un poquito, para mi moral y para todo un poco. Creo que hace falta. El potencial está ahí, porque en los test somos rápidos, y en los entrenamientos. Nos falta algo para la calificación para mejorar la vuelta buena, pero de ritmo estamos ahí".

Y al intentar consolarle diciéndole que todo lo que le pasa es consecuencia lógica del proceso de ser novato, se ríe y dice: "En teoría, no me quedan más cojones y tiene que ser eso porque, todo lo que me está pasando, no me había pasado nunca y no creo que me vuelva a pasar". Volverá a hacer carreras como la de Qatar, y hasta mejores.