Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
Copa Argentina
Talleres Talleres TLL

-

Banfield Banfield BNF

-

DAKAR

El Dakar recupera el espíritu africano y espera a Alonso

De izquierda a derecha: Barreda, De Villiers, Peterhansel, Van Beveren, Sunderland, Laia, Andrea Mayer, Sainz y Roma

Pipo López

La prueba ha sido presentada en Arabia, su nuevo hogar. Comenzará en Yeda el 5 de enero y finalizará en Al Qiddiya el 17, con etapas más largas y mucho desierto.

Arabia Saudí

El Dakar no regresa a África, pero sí que va a recuperar su espíritu africano originario con la llegada a Arabia Saudí. Los increíbles desiertos y parajes del país de Oriente Medio van a permitir que en su tercera era la competición más dura del mundo del motor retome muchos ingredientes de su concepción originaria africana. Y también esperan con los brazos abiertos a Fernando Alonso.

La edición 2020 del Dakar ha sido presentada en el escenario en el que finalizará el próximo 17 de enero, Al Qiddiya, el lugar donde se va a levantar un parque temático que promete ser de los más impresionantes del mundo, cerca de la capital, Riad. Arrancará el 5 de enero en Yeda, en la costa, y contará con "etapas de 400 y 500 kilómetros, con menos enlaces", explicaba David Castera, su máximo responsable. "Esa es una de las cosas que recuperamos y nos permite recuperar el espíritu de África", remata.

El nuevo ‘capitán’ del Dakar está emocionado de los que ha visto en los primeros reconocimientos del terreno: "Hemos dado una vuelta entera al país, y es increíble. Tiene mucho potencial, con mucho desierto, pero también con montaña y caminos. Es un terreno mucho más cercano a África que a Sudamérica, dónde el Dakar ha conseguido cosas increíbles, como compaginar desierto, mar y etapas a más de 4.000 metros". El recorrido deberá estar finalizado en junio, ya que con el calor será imposible continuar.

En la parte técnica, Castera, que ha sido copiloto, quiere mejorar el road book que tantas quejas ha levantado en los últimos tiempos. "Vamos a probar en Marruecos una nueva fórmula que entregaremos ya con todas las anotaciones por la mañana en cada etapa para evitar que los más potentes tengan ventaja sobre el resto", explica. "Pero mi gran objetivo es llegar al road book electrónico en el futuro".

Y, cómo no, Castera quiere a Alonso en el Dakar. "Claro que me gustaría que corriera el próximo Dakar, pero lo primero que debe de hacer es encontrar un buen copiloto. Me encantaría ser yo, pero ahora no puedo", reconoce. "Fernando tiene que comprender que debe aprender, como ya hemos visto en los últimos tiempos con Sebastien Loeb. Tendrá que adaptarse, escuchar a su copiloto, leer el terreno e improvisar, que no es fácil. Siempre me ha gustado Alonso porque es un piloto que lucha al máximo y nunca se rinde. Ojalá le tengamos aquí el año próximo".