Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

MOTOGP | GP DE QATAR

Muy buen rollo entre Márquez y Lorenzo para empezar en Qatar

Marc Márquez y Jorge Lorenzo en Qatar.

KARIM JAAFAR

AFP

No pararon de conversar y reírse juntos en la foto de familia de MotoGP entre los pilotos de Yamaha y de Ducati. "El buen rollo está", coinciden.

Jornada de vuelta al cole en el Mundial de MotoGP. Es cierto que ya se habían visto las caras en los ensayos de pretemporada, pero es a partir de ahora cuando la cosa va realmente en serio. Hoy han vuelto a coincidir todos los pilotos en la foto de familia que tradicionalmente se hace en el circuito de Losail, en Qatar, y Márquez y Lorenzo han dado una exhibición de buen rollo entre ambos. Los nuevos compañeros en el box del Repsol Honda han mostrado una complicidad inesperada para muchos, sin parar de hablar salvo cuando tocaba estar realmente callado y dejando ante las cámaras un montón de sonrisas y risas.

El catalán y el mallorquín son perfectamente conscientes de que estaban en el punto de mira de los principales focos durante ese momento, lo que no les importa lo más mínimo. Asumen con naturalidad su papel de estrellas de la clase reina y de momento se encuentran a gusto al lado de su nuevo compañero. Para Lorenzo, Márquez es su cuarto compañero de box, después de compartirlo con Rossi en dos etapas, con Spies y con Dovizioso. Con los dos italianos salió tarifando. En el caso de Marc, Jorge es su segundo compañero, porque desde que llegó a la clase reina siempre tuvo a su lado a Pedrosa, con el que la relación fue buena en todo momento.

As ha tenido oportunidad de charlar con los dos en el paseo que va de la recta de meta a la carpa situada en el paddock en la que Dorna ha continuado haciéndoles fotos, y ambos coinciden en que "el buen rollo está". Márquez dice: "El buen rollo entre nosotros está. Otra cosa es como lo quiera pintar o vender cada uno. Lógicamente, los dos nos queremos ganar el uno al otro y hemos tenido nuestras cosas en el pasado, pero no tiene por qué cambiar en el futuro el buen rollo que ahora tenemos". Ante la misma pregunta, sobre la buena sintonía que se vio entre ambos en esa foto de familia, Lorenzo asegura que "la verdad es que sí hay buen rollo. La relación ha ido mejorando con el paso de los años y creo que todos tiraremos del mismo carro para hacer de la Honda una moto mejor".

La otra pregunta obligada era saber si ese buen rollo puede durar toda la temporada. La opinión de Marc: "Yo creo que sí. Los dos somos lo suficientemente maduros para dejar la rivalidad dentro de la pista y para que fuera de ella los dos podamos ayudarnos para intentar seguir evolucionando". Y la de Jorge: "Como ya dije en la presentación, son más las cosas positivas que trae un dúo así que las negativas. Es normal que haya alguna fricción entre dos campeones que quieren lo mismo pero, si lo sabemos llevar, eso sólo puede beneficiar a las tres partes".

Ellos dos son los campeones de los últimos siete años y la pista pondrá a cada uno en su sitio. De entrada, preocupa más el estado físico de ambos, porque Márquez ha pasado el invierno con el hombro mermado ("está mucho mejor", dice) y Lorenzo se rompió el escafoides en enero. Él necesitará más tiempo para estar a tope: "Voy cada vez mejor. He evolucionado respecto al test de Qatar, pero necesitaré otro mes para estar al cien por cien". Será divertido ver a ambos a tope.