Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
EN JUEGO
Joventut Badalona JOV

39

Movistar Estudiantes EST

43

FINALIZADO
Morabanc Andorra AND

87

San Pablo Burgos BUR

74

FINALIZADO
Casademont Zaragoza ZAR

84

Retabet Bilbao BLB

61

Liga Holandesa
EN JUEGO
Twente Twente TWE

0

Willem II Willem II WII

1

EN JUEGO
Utrecht Utrecht UTR

0

PSV PSV PSV

0

EN JUEGO
VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

0

Vitesse Vitesse VIT

3

FINALIZADO
AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

2

Heerenveen Heerenveen HEE

4

FINALIZADO
Waalwijk Waalwijk WAA

1

Ajax Ajax AA

2

MOTOGP | GP REPÚBLICA CHECA | ENTREVISTA

Lorenzo: "Márquez demostró lo que confía en él al no vetarme"

Jorge Lorenzo.

El pentacampeón repasa su salida de Ducati y los entresijos de su llegada a Honda en 2019: "Puig y yo nos juntamos por el bien de los dos".

Brno

Entrevista en profundidad con Jorge Lorenzo, repasando los motivos de su salida de Ducati y los entresijos de su llegada a Honda. Reconoce que le preocupó que Márquez pudiera vetar su fichaje, lo que no hizo el ilerdense, y vuelve a hacer hincapié en el papel esencial de Puig en esta operación.

—'Yo te mostraré lo grande que soy'. ¿Reconoce esa frase y a su autor?

—Muhammad Ali.

—Me consta que se le ha pasado por la cabeza este año en los malos momentos con la Ducati.

I will show you how great I am, ¿no? Sí, se me ha pasado por la cabeza. Veo bastantes vídeos de entrevistas con Muhammad Ali, porque creo que fue un genio en el ring, pero sobre todo fuera de él, donde marcó la diferencia. Era una persona inteligentísima y con un poder de comunicación brutal. Una de sus frases era esa. Os enseñaré, otra vez, en mi caso, lo grande que soy.

—¿Entiende que haya tenido que demostrarlo?

Es una cuestión más motivacional para mí. Era demostrarme a mí mismo otra vez que puedo ir rápido con la Ducati y ganar carreras con la Ducati. Es como hice en su día con la Derbi en 125, cuando nadie pensaba que lo conseguiría.

—¿Cómo que nadie?

(Sonríe). ¿Tú creías en ello?

—Vaya memoria tiene. Yo tenía muy claro cuál era el piloto español del momento aunque los títulos y los patrocinios importantes tardaran más en llegar…

(Risas). Yo creía en ello, pero poca gente lo creía. Volviendo al tema, tenía que demostrarme a mí mismo otra vez que podía ganar con una moto difícil como es la Ducati, y siendo un piloto fino. Eso tiene doble mérito, porque también decían que un piloto fino no podía ganar con esta moto.

—Pase lo que pase de aquí a final de año, ¿le basta ya con lo demostrado?

No. Sinceramente, me quedará ese mal sabor de boca de no haber luchado por el título. Una cosa es lograrlo, que depende de muchas cosas, como el tener todo a tu favor, pero al menos lucharlo. Pero las cosas van como van.

—Si tuviera la posibilidad de elegir ahora mismo entre quedarse en Ducati o seguir el camino ya marcado, que es ir a Honda, ¿qué haría?

Yo, en su momento, me quería quedar en Ducati. Antes de Jerez o antes de Austin o incluso antes de Le Mans, mi objetivo era intentar terminar lo que empecé, pero no fue posible. Esto es un poco como la bolsa, que vendes cuando las acciones están muy bajas y luego de repente suben en poco tiempo.

"En Yamaha ya había ganado y no habría ido a un equipo oficial"

—Ya, pero eso no contesta a mi pregunta.

Esa decisión sobre mi futuro se tomó en base a muchos factores y uno de ellos fue la confianza que sentí que había en este equipo hacia mí, y no pensaba que era la que yo me merecía.

—Lo tenía hecho con Yamaha, para el nuevo equipo satélite, antes de que cerrara el fichaje por Honda. ¿Qué provocó el cambio?

Principalmente, que ya había demostrado que en Yamaha había ganado carreras y campeonatos. Además, estaba el hecho de que no era un equipo oficial. Y luego me estimulaba el hecho de intentar ganar con una tercera moto. La figura de Alberto Puig fue fundamental para eso.

—Y esa tercera MotoGP que pilotará lleva unos colores con los que soñaba desde niño…

En el Mundial de MotoGP hay tres equipos fuertes, como pasa en el fútbol, que están el Madrid, el Barça y quizá el Manchester United. Luego hay otros como el City o el PSG, pero hay tres fuertes, y los jugadores tienen esos tres en la mente cuando quieren triunfar, y en las motos pasa lo mismo. Sí es cierto que el próximo equipo al que iré, históricamente, ha sido el que ha conseguido más campeonatos.

—¿Le preocupa ver a Márquez salvar tantas caídas cada fin de semana? Desde fuera parece que la Honda no es precisamente una moto que se adapte mucho al estilo de Lorenzo, por su finura.

Bueno, también en su día la Ducati sólo la podía llevar Capirossi y llegó Stoner y fue rápido, y luego ganaron carreras con ella Iannone, Dovizioso y yo. Con la Derbi sólo podía ir rápido Youichi Ui y luego ganamos con ella Poggiali y yo. Las cosas van cambiando, pero sí que es cierto que Márquez es una bestia. Como deportista, como atleta, es una bestia. Siempre he dicho que es un piloto diferente a los demás, que ha marcado estilo en ciertos aspectos de pilotaje.

—¿En cuáles?

En salvar caídas como salva, en la manera de entrenar fuera del paddock, en esa ambición de no querer rendirse en ninguna carrera… Pero como todos los deportistas, también tiene sus puntos débiles.

—¿Y son?

Algunos de sus puntos fuertes también conllevan debilidad, aunque cada vez lo son menos porque con su experiencia los va puliendo. Esa ambición que tiene de ganar siempre también puede ser perjudicial a veces.

—¿Le preocupó que Márquez pudiera vetar su fichaje por Honda?

Sí, esa era una de mis preocupaciones, pero por suerte no se dio y en ese sentido es de agradecer. Me ayudó mucho en mi futuro esa decisión.

—¿Le sorprendió que no le vetara?

No sé si me sorprendió, pero era una posibilidad bastante alta de que lo hiciera. Ahí demostró lo claro que lo tiene y lo mucho que confía en sí mismo.

"La relación con Marc es buena, a veces hablamos por Instagram"

—¿Cómo cree que le recibirá Márquez en el box del Repsol Honda?

La relación es buena. Hablamos a veces incluso por mensajes o Instagram. Nos llevamos bien, pero siempre habrá esa tensión competitiva mientras sigamos corriendo y eso es lógico, porque somos dos deportistas muy competitivos que queremos lo mismo. Y lo seguirá siendo los dos próximos dos años, aunque él parte con una gran ventaja.

—Le tiene a una victoria de usted, 67 por 66, con muy poca gente por delante: Agostini (122), Rossi (115), Nieto (90) y Hailwood (76).

(Sonríe). Creo que tarde o temprano me superará, aunque sólo sea por edad, y puede ser que incluso lo haga este año, aunque intentaré que no sea así ganando yo más carreras. Lo que está claro es que el próximo año tendremos las mismas armas, aunque él partirá con una ventaja grandiosa que supone estar seis años con esa moto. Eso es una ventaja enorme. Yo con la Yamaha había alcanzado un nivel de entendimiento con la moto, y de sacarle el máximo partido, brutal en mi último año y tuve que empezar luego de cero, lo que fue muy difícil.

—Ha mencionado antes a Puig. Jamás hubiese imaginado hace 15 años que acabarían uniendo sus fuerzas. ¿Qué recuerda de aquellas guerras con él y cómo ha sido posible el cambio?

Las cosas cambian mucho en este deporte. Parecía imposible, sí, porque había mucho pique entre Dani (Pedrosa) y yo, pero también entre nuestros representantes, Amatriaín y Alberto (Puig). Éramos dos gallitos en 250, él camino de su segundo Mundial y yo queriendo sacar la cabeza, con lo que nos enfrentamos dentro y fuera de la pista. Luego siguió en MotoGP, con el tema del saludo o no saludo y hasta 2010 no se calmó la cosa. En la vida todo es posible, pero sobre todo en el deporte, cuando uno quiere conseguir resultados, y dos personas como Alberto y yo nos hemos juntado por el bien de los dos.

—Se pusieron de acuerdo muy rápido, ¿no?

Muy rápido, aunque menos de lo que me hubiera gustado, pero era lo que tocaba.

—Usted le convenció con la llamada de teléfono que le hizo, pero hasta que llegó su respuesta le dio tiempo a tener cerrada la opción Yamaha. ¿Llegó a olvidarse de Honda en ese tiempo?

Tenía presente esa posibilidad, pero podría ser que no sucediese, porque no era fácil y en cierta forma sí que me sorprendió un poco.

—¿Se cierra el domingo por la mañana de Mugello?

Puede que un día antes, pero no puedo dar muchos detalles. (Sonríe). Fue antes del domingo de Mugello.

—¿Y cuándo supo que Petrucci le quitaba el puesto en Ducati?

El fin de semana de Mugello.

"Rossi es como Peter Pan, nunca envejece. Es un ejemplo"

—¿Qué le parece que el que vaya a ser su sustituto en Ducati diga que le tiene como un referente?

La gente no es tonta y los pilotos, que se fijan en todo, tampoco. Saben mis puntos fuertes y no tan fuertes.

—¿Cree que Ducati se ha arrepentido de perderle?

Cuando ellos decidieron, no pensaban que iba a ganar dos carreras seguidas, eso seguro. Es lo que dije antes de la Bolsa. Y esperemos que haya más.

—Ducati no sube al podio en Brno desde 2010, con Stoner…

He repasado las últimas cinco carreras aquí y no lo hizo mal Iannone en 2015, cuando fue cuarto. Sobre el papel, es un circuito que puede ser Ducati, con muchas aceleraciones, un circuito de motor y de mis preferidos. Eso puede marcar la diferencia. El año pasado, en Jerez, que era un circuito horrible para Ducati, hice mi primer podio. La preferencia del circuito del piloto es casi más importante que la de la moto.

—Dígame algo de Rossi. Han vuelto a tener complicidad en un par de ruedas de prensa…

Rossi es como Peter Pan, que nunca envejece, sobre todo de cabeza. Se viste igual que cuando tenía veinte años, hace las cosas que hacía entonces, se entrena igual y está más rejuvenecido que nunca desde que se entrena con los jóvenes en ese circuito suyo. Tiene casi 40 años, pero parece que tiene 20, en todos los sentidos. Es un ejemplo por esa pasión y por esas ganas de seguir demostrando que puede estar ahí año tras año. Nuestra relación es como con Márquez. Hasta que nos retiremos, si es que sucede, nunca será de amistad pura, porque hay siempre esa tensión competitiva que dificulta las relaciones.

—Me gusta esa comparación de Rossi con Peter Pan. Yo le comparo a usted un poco con Cristiano Ronaldo. Se va a la Juventus y usted a Honda…

Ha sido muy sorprendente. Yo no hubiera apostado porque se fuera a la Juve, porque no es el más fuerte a nivel europeo, pero supongo que habrán influido muchas más cosas.

—¿Se hará de la Juve?

No. Yo soy del Barça y me encanta Messi, pero sí que es cierto que a nivel de carácter me identifico más con Ronaldo que con Messi, porque nunca se ha fiado de su talento y ha trabajado más que nadie y sigue haciéndolo a sus 34 para conseguir más cosas y ser cada año mejor. Yo sigo un poco esa filosofía.

0 Comentarios

Normas Mostrar