Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Supercopa
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Fórmula 1
1 1:36.217

Charles Leclerc

Ferrari

2 a 1:36.408

L. Hamilton

Mercedes

3 a 1:36.437

S. Vettel

Ferrari

7 a 1:37.818

C. Sainz Jr.

Mclaren

Liga Holandesa
FINALIZADO
Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

4

Waalwijk Waalwijk WAA

0

FINALIZADO
Groningen Groningen GRO

2

Zwolle Zwolle ZWO

0

FINALIZADO
Willem II Willem II WII

1

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

0

FINALIZADO
Vitesse Vitesse VIT

4

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

2

Márquez-Rossi la guerra que no tiene fin desde 2015

MOTOGP | GP DE ARGENTINA | EL ANÁLISIS

Márquez-Rossi la guerra que no tiene fin desde 2015

El italiano ha aprovechado el exceso de agresividad del español para pasarle factura por cuentas pendientes y el campeón no se amilana.

Termas de Rio Hondo

La guerra entre Rossi y Márquez comenzó hace tres años, precisamente en Argentina, y parece no tener fin. El italiano ha aprovechado el exceso de agresividad del español en la carrera de Termas de Río Hondo, donde le ha tirado y ha puesto en problemas antes a varios pilotos (Aleix, Rabat, Nakagami y Smith dan fe de ello). Así, ha aprovechado para pasarle factura por cuentas pendientes con unas duras declaraciones a las que el español, por su parte, no ha querido responder directamente, pero sí que ha dejado la sensación de no intimidarse por la rajada de su rival y le recuerda que él también tuvo 25 años. A la intervención del campeón le ha seguido la de Alberto Puig, con un discurso que se resume en que lo que ha pasado queda para Honda en un lance de carrera, muy propio en días con el asfalto tan delicado como estaba aquí. Puntos de vista muy distantes para una relación irreconciliable que empezó a romperse en Argentina 2015 y que vivía en los últimos tiempos una tregua que era irreal.

La situación de tensión que se ha vivido en el paddock esta tarde después de la carrera ha sido por momentos alarmente. A Márquez le han increpado numerosos aficionados de Valentino y alguno ha hecho amago incluso de querer pegarle cuando se dirigía a la oficina de su equipo. A diferencia de Malasia 2015, que fue cuando definitivamente estalló la guerra entre ambos después de que Rossi tirara a Márquez, sólo había una carrera por delante antes del parón del invierno, lo que vino muy bien para serenar los ánimos, pero ahora la temporada acaba de empezar y hay 17 carreras por delante... Si ya eran habituales los pitos contra Márquez en Italia, incluso después de caerse, lo que le aguardará ahora cuando visite Mugello y Misano será lo más parecido a un infierno que se haya visto en MotoGP.

Rossi no va a ayudar a que se rebaje esa tensión. En Argentina ha vuelto a recordar, entre sus diversos ataques, que Márquez fue el causante de que no ganara su décimo Mundial en 2015 y ahora ha procurado poner a todo el campoeonato contra él, tildándole de loco peligroso y asegurando que siente miedo corriendo contra él. Parece exagerado, pero la actuación de Márquez en Argentina es indefendible, con tres sanciones en su contra y la sensación de que se le podía haber castigado aún más que con esos 30 segundos finales en la clasificación final. De hecho, Rossi ha pedido en Dirección de Carrera que el castigo fuera mayor, pero esa sanción es inamovible, y colegas de la prensa italiana claman por dos carreras de castigo para que Marc aprenda la lección y empiece a cambiar.

Quién se iba a imaginar que lo que eran una relación amorosa, porque Marc idolatraba a Rossi al principio y éste le había acogido como su sucesor, iba a llegar a este punto. El primer desencuentro llegó en Argentina 2015, cuando después de tocar Marc a Valentino por detrás, el italiano se cruzó, volvieron a tocarse y el español acabó en el suelo. Luego llegó el polémico final de carrera de Assen 2015, cuando se tocaron en la chicane y Rossi acortó por la tierra y ganó la carrera. Después vino la rajada de Rossi contra Márquez el jueves de Malasia 2015, acusando al español de haber corrido en Australia ayudando a Lorenzo. Tres días después, pasó lo que pasó en la carrera, con Rossi tirando a Márquez en una maniobra sucia y antideportiva después de que el español le desquiciara, jugando con él al gato y al ratón. La última carrera de esa temporada, en Valencia, acabó con el título de Lorenzo y una nueva declaración de Rossi contra Márquez, diciendo que había corrido como guardaespaldas de Lorenzo. El primer apretón de manos entre ambos después de aquello llegó a pie de podio en Cataluña 2016, conmocionados por la muerte de Luis Salom. A partir de ahí hubo una relación profesional entre ambos con más repesto, pero todo se ha vuelto a ir al garete con esta actuación de Márquez en Argentina, en la que ha estado a punto de tirar a varios pilotos y al final al que justamente ha tirado ha sido a un Rossi que no ha aceptado sus disculpas cuando ha ido a verle, porque no las considera sinceras. Qué mal rollo.

0 Comentarios

Normas Mostrar