Competición
  • Champions League

DAKAR | ETAPA 5

Loeb abandona y sólo Sainz sigue la estela de Peterhansel


Rally México en vivo y en directo: WRC 2019, Guanajuato

Las leyendas del motor no tienen privilegios en el Dakar. De nada sirve ser el piloto más laureado de la historia de los rallys, el de los nueve mundiales y las 78 victorias. La tierra aquí se lo lleva todo, el viento arrastra a cualquiera, las dunas engullen a los mejores. Tanaka era el último sector en este paraje tan sahariano que ha resultado ser Perú y Sébastien Loeb lo tenía marcado en rojo, él sólo quería llegar a Bolivia con opciones. Pero había ganado la etapa anterior y le tocaba afrontar las dunas el primero, sin huellas. Encontrarse solo frente al Dakar el día menos oportuno.

Realizó los primeros kilómetros de la especial, pero se quedó clavado en la arena y se encontró con un cráter. “Seguía a Nasser, le vi pasar e íbamos a hacer lo mismo. Pero no me di cuenta de que había un agujero tras la cresta”. El coche quedó atrapado y necesitaba a un camión para salir de allí, pero su copiloto, Daniel Elena, se había llevado la peor parte del golpe. “Gritaba de dolor cada vez que el coche pasaba de 30 km/h”, relató Seb. Así que poco antes de las 11 de la mañana locales comunicó su abandono a la organización. Las dunas que tanto temía, el único terreno que no le permitía brillar, se habían tragado su última oportunidad para ganar esta carrera. No volverá por ahora, se marcha con Peugeot.

Y cuando el Dakar se endurece siempre sonríe el mismo: Peterhansel. Ganó la etapa más complicada, como suele, y ahora es más líder con 31 minutos de ventaja sobre Carlos Sainz, el rival más incómodo posible, uno de los que midiendo sólo la velocidad sí puede ser más rápido que él. Aunque el madrileño también sufrió en la etapa al atascarse primero en la arena y volcar en un río seco. Necesitó ayuda de cuatro motoristas para poner el coche en pie y finalizó la etapa con el parabrisas roto. “Desde aquí quiero agradecerles muy mucho el gesto que han tenido esos participantes deteniéndose para ayudarnos para poner el coche en pie”, dijo después.

El tercero de la general ahora es el holandés Ten Brinke, teóricamente la baza menos segura de Toyota. Nasser Al Attiyah vigila a más de una hora y espera que los dos ruedas motrices franceses sufran los problemas que ya ha tenido él. El sudafricano Giniel de Villiers es quinto: dos Peugeot y tres Toyota en una carrera de eliminación. Porque Mini ya está fuera de los premios.

En total este miércoles completaron 268 kilómetros de especial tras salir de San Juan de Marcona que precedían a un tramo de enlace de más de 600 kilómetros con destino a Arequipa, el último escenario peruano a más de 2.000 metros de altura. El Dakar sube escalones y el jueves llegará a La Paz con 313 kilómetros cronometrados. Se acaba la arena, llegan las pistas y quizá las lluvias. Y esta carrera de fondo la ganará el único piloto que no cometa errores.

CLASIFICACIÓN DE LA 5ª ETAPA

1. S. Peterhansel (Fra/Peugeot) 2h51:19
2 B. Ten Brinke (Hol/Toyota) 4:52
3. G. De Villiers (RSu/Toyota) 12:47
4. C. Sainz (Peugeot) 18:10
5. N. Al Attiyah (Qat/Toyota) 24:33

CLASIFICACIÓN GENERAL

1. S. Peterhansel (Fra/Peugeot) 13h27:26
2. C. Sainz (Peugeot) a 31:16
3. B. Ten Brinke (Hol/Toyota) 1h15:16
4. N. Al Attiyah (Qat/Toyota) 1h23:21
5. G. De Villiers (RSu/Toyota) 1h34:34

Loeb: "He perdido mi última oportunidad de ganar el Dakar"

El piloto francés Sébastien Loeb afirmó hoy que ha perdido su última oportunidad de ganar el Dakar tras abandonar la actual edición y anunciar que, tras la retirada de Peugeot de la competición, piensa centrarse en otras disciplinas del automovilismo y no regresar por el momento al Dakar.

Tras conducir el coche al campamento sin poder completar el especial del día, Loeb comentó que su coche cayó a un agujero que no vio cuando intentaba alcanzar la cima de una duna.

"Era muy complicado porque eran dunas muy blandas. Queríamos llegar arriba y aceleré, pero entre el punto donde yo estaba y la cima había un agujero que no vi. Estaba subiendo y de repente el coche se fue hacia abajo. Daniel se hizo daño", dijo Loeb, delante su coche, que llegó con la parte frontal dañada.

El piloto galo, nueve veces campeón del mundo de rally, lamentó tener que abandonar la carrera justo cuando terminaban las etapas de dunas sobre el desierto de Perú, que en su opinión era con diferencia la parte más complicada.

Loeb comentó que se veía con posibilidades de luchar por el triunfo en las etapas por Bolivia y Argentina, por caminos sin tanta navegación, más propicios para su estilo de conducción.

El piloto comentó que los tres años que ha corrido el Dakar con Peugeot "ha sido una gran experiencia, con momentos muy buenos pero también algunos otros malos".

"Ha sido bueno descubrir esta experiencia. Es algo completamente diferente a lo que estoy acostumbrado a hacer", agregó Loeb, quien espera correr algún que otro rally en breve. EFE