María Herrera, a Supersport 300 con el equipo del campeón

SUPERBIKE

María Herrera, a Supersport 300 con el equipo del campeón

María Herrera.

RAFA MARRODAN

DIARIO AS

Tras su marcha de Moto3, la toledana encuentra acomodo en las Superbike y con el Yamaha MS Racing con el que ganó Marc García.

El 2017 no ha sido un año fácil para María Herrera. Llegó a la parrilla de Moto3 para completar un tercer año consecutivo en la categoría con la ayuda de Karlos Arguiñano, pero tras el GP de Aragón, que no corrió por una lesión en la clavícula derecha, se anunció la disolución del equipo y se quedó sin moto. Después, pudo disputar las tres últimas carreras del Mundial sustituyendo a Albert Arenas con el equipo Aspar en Australia y Malasia y cogiendo una wild card en Valencia. Su 2018 será muy diferente.

La toledana abandona la cilindrada pequeña de MotoGP para recalar en otro Mundial, en el de Superbike, en concreto en su categoría de Supersport 300. Lo hará en el equipo Yamaha MS Racing, con el que Marc García se proclamó campeón del pasado campeonato. Así aparece en el segundo lugar de la lista de inscritos para 2018 detrás Daniel Valle, el que será su compañero, y en la que también aparece el dorsal que lucirá, el 69, puesto que el 6 con el que acostumbrábamos a verla ya está ocupado.

En el certamen de las motos derivadas de serie Herrera compartirá asfalto con otros cuatro españoles además de su compañero en Yamaha: Borja Sánchez (ETG Racing), Manuel González (Pertamina-Almeria Racing Team), Mika Pérez (Kawasaki ParkinGO Team) y, sobre todo, Ana Carrasco (DS Junior Team), quien se convirtió en la primera mujer en ganar una carrera de un Mundial FIM con su victoria en Portimao. María también quiere encontrar en las Superbike el éxito que le ha sido esquivo en Moto3. Suerte.

0 Comentarios

Normas Mostrar