Otro año igual que el 2017 sería "inaceptable" para Lorenzo

MOTOGP

Otro año igual que el 2017 sería "inaceptable" para Lorenzo

Jorge Lorenzo en el box de Ducati durante el 2017.

Mirco Lazzari gp

Getty Images

Su jefe de mecánicos, Cristian Gabarrini, dice que si encuentran los mismos problemas que ha tenido Jorge este año no tendrían excusas.

Ha sido la primera vez desde 2005, su año de rookie en 250cc, que no logra ni una sola victoria. También, ha acabado en el puesto más bajo en la clasificación, séptimo, desde su segundo año en 125cc en 2003 y, además, solo en sus dos primeros años como piloto del Mundial (2002 y el mencionado 2003) sumó menos podios que los tres de la última temporada. 2017 ha dejado esos números tan pobres a todo un pentacampeón del mundo como Jorge Lorenzo, unos resultados que no puede permitirse repetir nunca más.

El cambio de Yamaha a Ducati se antojaba arriesgado, pero no tanto como ha resultado para el mallorquín y teniendo en cuenta que, esta vez sí, la GP17 estaba para luchar por triunfos y algo más, como demostró Dovizioso. Cristian Gabarrini, su jefe de mecánicos, cuenta en 'Autosport' el plan de adaptación que tenían para el español: "Al comienzo de la temporada nos enfocamos en la confianza de Jorge con la moto, más tarde tenía que estar siempre entre los cinco primeros y finalmente, luchar por la victoria sin importar la carrera o las condiciones".

A la vista de sus datos está que no cumplió con la hoja de ruta prevista. Aunque, el italiano cree que de haberse alargado el Mundial un poco sí que habría alcanzado la victoria: "En las últimas carreras estuvo allí, y con dos grandes premio más lo hubiéramos confirmado". De hecho, pudo haber sido en Sepang si su compañero no se hubiera estado jugando el título. Sea como fuera, 2018 tiene que ser radicalmente distinto: "Si encontramos los mismos problemas que en 2017, no tendremos ninguna excusa. Otra temporada así sería inaceptable".

Lorenzo está obligado a mejorar, por tanto, pero no todo ha sido negativo para el mallorquín en su primer año con los italianos. "Jorge ha sido capaz de adaptar su estilo para aprovechar los puntos fuertes de la nueva moto. Puso un gran esfuerzo en hacer cosas que no salen de forma natural para ser rápido, con la Yamaha sabía cómo reaccionaría en cualquier momento y tenía que aprender lo mismo con la Ducati. Dicho esto, no ha perdido su estilo, su esencia, solo la ha adaptado", asegura Gabarrini. En 2018 tiene que dar el siguiente paso.

0 Comentarios

Mostrar