MOTO2 | GP DE MALASIA

Morbidelli: "Este fin de semana no será igual que siempre"

El líder de Moto2 llega con 29 puntos de ventaja sobre Luthi y será campeón si cruza la meta delante del suizo o no pierde más de cuatro puntos respecto al suizo.

Sepang
0
Morbidelli: "Este fin de semana no será igual que siempre"
motogp.com

Marc Márquez no es el único piloto que puede coronarse campeón este domingo en el GP de Malaisia. También puede hacerlo Franco Morbidelli en la categoría de Moto2. El del Estrella Galicia 0,0 Marc VDS llega al circuito de Sepang con 29 puntos de ventaja sobre Luthi, y con quedar delante de él ya le valdría, aunque cualquier otra combinación que pase por perder un máximo de cuatro puntos también le haría campeón.

Ahora, en vísperas del que puede ser el GP más importante de su vida, hace repaso a un año en el que lleva la friolera de ocho victorias. "Empecé la temporada pensando en que podríamos hacer un buen trabajo si seguíamos un buen camino, pero realmente no pensaba en el campeonato. Todo lo que tenía en la cabeza era trabajar de la mejor manera posible con mi equipo y eso es exactamente los que hemos hecho desde que empezó el año. El resultado se ha visto y creo que lo hemos hecho bastante bien en las dos mitades de la temporada", asegura antes de hablar de la importancia de los tres primeros triunfos del año, en Qatar, Argentina y Texas: "Estaba muy contento, y también un poco sorprendido por haber ganado las tres primeras carreras, pero sabía que las cosas serían un poco más difíciles una vez que regresáramos a Europa, porque los circuitos son distintos y también las sensaciones son diferentes". Después de eso vino el cero de Jerez: "En Jerez intenté de nuevo ganar la carrera. Quizás apreté más de la cuenta, cometí un error y me caí. Desde ahí comencé a trabajar para recuperar mi confianza y ganar en la siguiente carrera en Le Mans me ayudó un montón.

El momento más complicado del año para el italiano fue Misano, donde se cayó en agua y Luthi redujo mucho la diferencia. "Misano quizás fue para mí uno de los momentos más duros del campeonato. Era mi carrera de casa y, obviamente, quería hacerlo bien allí. Todo iba bien hasta que el domingo amaneció lloviendo. Aun así quería hacerlo bien en carrera y traté de tirar y escaparme en mojado, quizás lo hice con demasiadas prisas, cometí un error y me caí. Tom terminó segundo pero después le dieron la victoria tras descalificar a Aegerter por motivos técnicos", dice sobre aquel día, y añade: "Yo estaba triste por la carrera, pero no por el campeonato, porque sabía que todavía podían pasar muchas cosas en las siguientes carreras; el campeonato seguía abierto cuando tenía 37 puntos de ventaja después de Alemania y todavía más cuando salimos de Misano con una ventaja de sólo nueve puntos".

Morbidelli no tiene problemas en reconcoer que existe presión: "En Japón, tanto Tom como yo corrimos bajo presión. Yo la siento y estoy seguro de que él también. La carrera fue extraña, porque Tom salió desde la 12ª posición y yo desde la 15ª, lo que no es algo normal, pero a veces la presión te puede complicar las cosas. Para mí fue un momento duro, pero al final pude gestionarlo bastante bien, recuperando bastantes puntos al acabar octavo y, sobre todo y lo más importante, terminando por delante de Tom. Australia fue mejor; con menos lluvia y menos interrupciones, fue un fin de semana más fácil por las condiciones climatológicas. Conseguimos hacer un buen trabajo en los entrenamientos y en la carrera me sentí bien y rápido, por eso pude luchar con los pilotos de KTM, bueno más con Binder. No me preocupé por la presión o por tener más cuidado. Simplemente apreté al 100% para conseguir el mejor resultado posible. Fue un buen momento porque terminé tercero y Tom solo pudo acabar octavo y, una vez más, aumentamos la ventaja en la clasificación".

Respecto al fin de semana de Malasia, asegura que "no será igual que siempre. Llego con la idea de apretar al 100% y hacer un buen trabajo en todos los entrenamientos y no dejarme presionar por el hecho de estar en posición de poder proclamarme campeón. Simplemente trataré de hacer mi trabajo y hacer lo mejor que pueda para intentar batir a Tom en la carrera el domingo".

Ahora se ve cera de hacer realidad un sueño: "Es lo que he soñado desde que era pequeño. Ya es muy bonito estar luchando por el título, pero ganarlo sería algo increíble. Aunque la verdad es que todavía no sé cómo me sentiría al conseguirlo. Estoy seguro de que sería algo muy bonito".