Verano 2020

Así es Project Cars 3, primeros detalles de la fusión de vertientes de Slightly Mad Studios

Asistimos a la presentación virtual de Project Cars 3, la nueva entrega de la saga de Slightly Mad Studios. Fusión entre dos mundos de la conducción.

Otro contendiente de la conducción se suma en este apasionante 2020 para los fans del género. Pese a la compra de Slightly Mad Studios por parte de los británicos de Codemasters, la compañía sigue avanzando en su camino por lograr el punto de encuentro definitivo entre quienes aman las cuatro ruedas. Project Cars 3 deja atrás la seriedad que caracterizó a sus antecesores. Tendencia que otros rivales, como Forza Motorsport 7, supieron hacer en su momento.

En MeriStation asistimos a su presentación virtual, en la que dos de sus responsables nos llevan por un tour a través de sus principales características. No tengáis miedo: nada se ha casualizado. El énfasis del equipo pasa por hacer convivir las dos grandes vertientes, lo arcade y la simulación. Que tanto el que tiene volante como el que juega con un mando tradicional encuentren la experiencia Project Cars idónea.

Modo carrera renovado

Si has podido ver el tráiler que acompaña a estas líneas, seguramente el primer nombre que se te venga a la cabeza sea Driveclub. No es para menos. La licencia de piloto offline y el calendario de pruebas se ha eliminado en pos de un modo carrera renovado desde los cimientos. Se ha buscado recompensar constantemente al jugador con multitud de elementos que reportan experiencia y créditos, imprescindible para subir de nivel, acceder a otros campeonatos y poder ampliar y mejorar nuestro garaje.

La línea temporal se dividirá en varias etapas ligadas al rendimiento de los vehículos en ella. Por ejemplo, Road E nos llevará por diferentes eventos a bordo de turismos sin personalización. Eventos que van más allá de los tradicionales. A los campeonatos, vueltas calientes, carreras y duelos que encontremos se le sumarán los desafíos, una serie de retos integrados en los que realizar determinadas acciones de cara a percibir bonificaciones.

A veces no es necesario llegar a la meta en primer lugar. Simplemente el juego te guía para que adoptes una postura cómoda, en la que hagas lo que hagas te permita seguir escalando peldaños en la trayectoria global. ¿No te sientes cómodo con una contrarreloj que se te hace bola? No te preocupes: puedes gastar créditos para desbloquear otros eventos de manera anticipada. “No queremos que la gente se sienta atada a un tipo de campeonato especifico”, nos cuentan sus responsables.

No habrá ningún atisbo de micropagos. Todo el progreso que realices será fruto de tu esfuerzo en la pista. Ya sea para avanzar o mejorar tus chasis, los jugadores estarán en perfecto equilibrio sin importar cuánto dinero tengan en su bolsillo. En líneas generales, el mensaje que quieren transmitir es el de haber creado un entorno más accesible sin comprometer la experiencia core. Por ello, se han ampliado las opciones de ajustes en la dificultad. Desde la agresividad y eficiencia de la IA hasta el rendimiento del coche; cuanto menos ayudas actives, más experiencia te caerá.

Tu coche, tu imagen

Project Cars 3 pone especial atención a los rasgos que definen a los coches y cómo tu garaje cuenta de manera transversal por todos los modos de juego. Encontraremos 10 clases completamente desbloqueables que se dividen por el Performance Index Rating, un valor que regula en qué clase se encuentra tu vehículo conforme a su naturaleza y las mejoras que lleva integradas. El PIR te permite conocer en todo momento cómo un neumático mejora o reduce su rendimiento global. Pensad en los valores que la saga Forza Motorsport ofrece.

Puedes coger un coche desde sus inicios y comenzar su transformación a lo largo de las categorías. Un Toyota Prius puede convertirse en un GT de armas tomar. Si prefieres saltar a otro de mayor rango, puedes. En cuanto a las posibilidades de ampliar tu vehículo, no se queda corto. Radiador, motor, neumáticos, suspensión, peso… los aspectos que se nos muestran siguen el más mínimo detalle. Todo influye para sumar en este ascenso hasta la categoría reina.

Personalización que se traslada de la misma forma al plano visual. Tendremos la oportunidad de crear vinilos, composiciones y demás mediante las pegatinas oficiales y ficticias que ofrece la herramienta de edición. Tu imagen te representa a lo largo de la experiencia Project Cars 3, incluido en el multijugador. Puedes competir con tus creaciones y ver las de otros en tiempo real sin limitaciones.

No ha trascendido el número de vehículos que compone el catálogo del juego, aunque a tenor de la presentación se ha puesto más atención al plano de los turismos convencionales, quizá relegados a un lugar secundario en los anteriores.

Multijugador: la fiesta del motor

Las funciones en línea son algo que han definido a la saga, especialmente en la segunda entrega. Su comunidad ha hecho que la marca trascienda junto a sus rivales, pero había margen de mejora. Esa reconstrucción del modo carrera se ha extendido hasta el multijugador, donde se ha categorizado de mejor forma las diferentes experiencias con las que se compone Project Cars 3.

Tres puntos lideran la ventana: partida rápida, evento programado y personalizadas. Por primera vez en la saga se ha introducido matchmaking basado en la habilidad. Las partidas rápidas serán pruebas de corta duración en los que se dividirá a los jugadores por su habilidad y limpieza en la pista. Serán los eventos programados quienes ofrecerán la vertiente competitiva. ¿Qué quiere decir? Pues que serán carreras más largas en circuitos y bajo las reglas que haya decidido Slightly Mad Studios.

La ventana recuerda a la apuesta de Polyphony Digital con Gran Turismo Sport. Habrá una serie de carreras programadas en formato diario en la que los usuarios deben inscribirse para poder participar. Durante el tiempo hasta la siguiente sesión puedes calentar y clasificar tu mejor vuelta, la cual determinará tu posición en la parrilla. Una vez completado, el juego dividirá los grupos según la calificación y habilidad, de la misma forma que ocurre con el resto de partidas.

Los lobbys personalizados contarán con las mismas opciones de siempre. Elige el ciclo día y noche, la climatología (si será variable o estática), número de participantes, y más. Aunque no se nos haya revelado en boca de sus responsables, las pantallas que acompañan a la información colocaban un máximo de 32 jugadores. Desconocemos si ese será el límite de participante, pero ahí está el dato.

No todo es enfrentarte de manera física con otros; también puedes hacerlo con sus fantasmas. Los desafíos de la comunidad han dado paso al modo Rivales, sistema de desafíos que recuerda inevitablemente al construido por Codemasters en sus últimos trabajos fuera de la Fórmula 1. En ellos encontraremos desafíos con carácter diario, semanal y mensual. Bajo las normas que imponga la rotación, nos enfrentaremos al resto de jugadores a través de los marcadores globales. Cuando termine el tiempo, recibiremos una recompensa u otra dependiendo del rango mundial en el que hayamos acabado. Como decíamos al inicio, cada instante en el que permanezcas al volante tiene sus frutos.

Sensaciones

La actual situación sanitaria nos ha impedido participar en un evento presencial que desde Bandai Namco se había programado. En ella habríamos probado in situ la última build de Project Cars 3. Como no ha sido posible, ver los tramos jugables que se han puesto a disposición de la prensa especializadas nos permite, al menos, compartir las sensaciones que nos ha dejado.

Se insiste de manera constante en las mejoras introducidas en el control con mando tradicional, una de las asignaturas históricas pendientes. El esquema básico será “más accesible y divertido” que en anteriores entregas, aunque está por ver. En cuanto al juego en plena competición, es difícil no sentir que el alma arcade se ha apoderado de la simulación, especialmente en las pruebas urbanas mostradas. Está por ver cómo se siente al volante, además de en los dos trazados que llegan: Interlagos y Shanghái.

Durante las pruebas se actualizan en tiempo real los objetivos de los desafíos, similar a las habilidades que aparecen en GRID. Se ha mejorado el motor gráfico para hacer que el post procesado realice su trabajo de manera óptima, así como el uso más natural del motion blur. La contundencia de los golpes será más severa que antaño. La sensación de chocar incide en la imagen. Todo ello hace que la inmersión logre dar otro paso hacia adelante.

Project Cars 3 llegará en algún punto del próximo verano a PS4, Xbox One y PC.

Project Cars 3

Project Cars 3 es la tercera entrega de la popular saga de conducción y simulación de carreras a cargo de Slightly Mad Studios y Bandai Namco para PC, PlayStation 4 y Xbox One. Vive la emoción de convertirte en un piloto de leyenda mientras compites por conseguir y mejorar cientos de coches de alto rendimiento de grandes marcas. La experiencia automovilística definitiva, con ajustes adaptables a tu nivel de habilidad y opciones para personalizar cada piloto, cada coche de tu garaje y cada condición de la carrera a tu gusto.

Project Cars 3