Mecánicas y reflexiones

Assassin's Creed, un futuro más allá de su ambientación

Ubisoft prepara una nueva entrega que todavía no se ha anunciado oficialmente, aunque todo apunta a una historia dentro del universo vikingo.

El tiempo dibuja la línea de la historia, de las criaturas que vivieron y de las que perecieron; de las que permanecen y de las que se extinguieron para siempre. Han pasado más de 2.5 millones de años desde la aparición del ser humano, un período suficientemente amplio como para que surgieran civilizaciones florecientes, que luego se marchitaron para dar paso a otras: Egipto, Grecia, Roma, Mesopotamia, la España donde no se ponía el sol, el Imperio Británico y un larguísimo etcétera. Assassin's Creed, una de las sagas más importantes de Ubisoft, se centra en algunos puntos de esa línea temporal y reproduce una historia ficticia dentro de períodos históricos reales.

Después de dos entregas en el Mundo Antiguo, los primeros rumores señalaban que Roma cerraría esa trilogía. Sin embargo, Kotaku salió al paso y publicó una noticia en la que afirmaba con rotundidad que el próximo proyecto, denominado en clave Kingdom, se ambientaría en la época de los vikingos. Las fuentes del medio norteamericano no detallaron más información al respecto, pero más adelante salieron nuevos datos, aunque la propia Ubisoft desmintió su veracidad.

Assassin's Creed
Una pista que apunta a los vikingos como futura ambientación.

Assassin's Creed cambia de rumbo

No hay duda de que la ambientación es uno de los atractivos de la franquicia, al igual que sus historias, que mezclan la realidad con la fantasía. Pero lejos del revestimiento de toda esa mitología que se ha construido alrededor de Assassin's Creed, las mecánicas de juego tienen un rol crucial. Lo tuvieron en sus primeras entregas, que forjaron las bases que sostuvieron al resto de capítulos: la escalada, las atalayas, el montón de paja, el parkour, los barcos y otros tanto elementos que la hacen reconocible como serie. Pero llegó un punto en el que la fórmula clásica se notaba desgastada. Tras la publicación de Syndicate, parecía claro que la franquicia necesitaba un giro de timón, y Ubisoft tomó la determinación de cocinar a fuego lento el siguiente capítulo.

La saga de los asesinos había sido desde el principio una aventura de acción con sigilo, pero a partir de Assassin's Creed Origins, buscaron un enfoque más rolero dentro de un mundo abierto vastísimo. En ese momento, ya había 19 juegos de la saga, así que los desarrolladores pensaron en rediseñar el sistema de combate completamente. “Cuando empezamos a desarrollar Assassin's Creed Origins, justo después del lanzamiento de Black Flag, sabíamos desde el principio que queríamos más profundidad y desafíos en la experiencia Assassin's Creed”, comentó Ashraf Ismail, director creativo del título, en declaraciones a Dream Team Gaming. “Hemos creado el combate desde cero”, es decir, con un sistema que bebe de Dark Souls y que fue mejorado en Assassin's Creed Odyssey, la obra más reciente de la saga.

Assassin's Creed
Bayek de Siwa, protagonista de Assassin's Creed Origins.

Para mirar al futuro hace falta analizar el pasado, tener claras cuáles son las bases y modificar las piezas sin perder la esencia. Las características más reconocibles de Assassin's Creed siguen presentes en Odyssey, por mucho que los cimientos jugables hayan mutado. Aun así, la última producción de Ubisoft Quebec, que comenzó a desarrollarse en 2015, sigue la senda abierta por Origins, pero ahonda en las mecánicas RPG como nunca antes se había visto en la franquicia. Los diálogos encaminan la historia en distintas direcciones, puesto que las decisiones ramifican el argumento. Siempre se ha dicho de The Witcher 3 es pionero a la hora de ofrecer misiones secundarias que se sustentan en la narrativa para captar el interés del jugador. En Odyssey se intenta reproducir esa misma idea, lo que permite profundizar en el mundo y sus personajes. Es cierto que no todas las misiones tienen la misma calidad; las mecánicas y los objetivos también se repiten (por ejemplo, el rescate de personajes dentro de los fuertes), pero las tramas argumentales son capaces de despertar el interés.

Un juego vivo

Una de las novedades que sin duda van seguir en las entregas del futuro es el enfoque en el modelo de servicios, que pasa por un buen plan postlanzamiento. En el caso de Assassin's Creed Odyssey se elaboraron dos arcos argumentales adicionales en formato expansión, aunque la distribución se hizo por capítulos. Ubisoft trazó una planificación en la que no todo el contenido era de pago. Los eventos semanales con recompensas y las Historias Ocultas de Grecia añadieron más y más contenido, dentro de un juego que ya se sentía inabarcable por sus dimensiones. “Sabíamos que estábamos ante un tipo de juego diferente y que la gente se quedaría y se comprometería con él, así que lo enfocamos un poco como un juego multijugador en ese sentido”, explicó Jonathan Dumont, director creativo de Assassin's Creed Odyssey, en entrevista con Game Informer: “Cada vez que vuelvas a Odyssey, queremos que haya cambios, nuevas cosas. Necesitábamos una estrutura muy potente para vertebrar eso”.

Assassin's Creed
Los mercenarios épicos visitaban Assassin's Creed Odyssey de forma regular.

La incorporación de novedades no se queda solo en nuevas misiones y recompensas, también en las mejoras de estabilidad y la corrección de errores. “Una de las cosas que tomamos de otros videojuegos de Ubisoft que están yendo muy bien —For Honor, Rainbow Six, The Division— es una cadencia regular”, explicó Andrée-Anne Boisvert, productor asociado de los contenidos postlanzamiento. “Al principio, publicábamos nuevas actualizaciones cada tres semanas, con nuevas características, mejoras en la calidad de vida y arreglo de bugs”. Eso en contraposición a proporcionar una actualización potente con cambios grandes, aunque se lanzara más tarde.

Según Ubisoft, el contenido de las actualizaciones se diseñó mediante una planificación previa, pero también a través del feedback de la comunidad. Antes de que se comercializara, el equipo compartió una hoja de ruta, pero muchos de los cambios más importantes no se hallaban en ese plan inicial, como por ejemplo el modo Nueva Partida Plus o la posibilidad de personalizar el equipamiento. “Entre cada una de las funcionalidades, a veces las sugerencias de la comunidad se aplicaban, como el autocrafting de las flechas, que no estaba en la hoja de ruta”, asegura Boisvert. Pero como la comunidad lo deseaba, añadieron ese tipo de elementos antes que otras características. “De modo que lo importante es tener una idea de lo que quieres, pero después ser flexible”.

Assassin's Creed
Personalización del protagonista.

El feedback de los usuarios es sin duda valioso, pero no todos los contenidos que se solicitan pueden trasladarse al videojuegos. El propio Dumont pensaba en posibles añadidos que al final era imposible que se materializaran. “Quería un Kraken en el océano, pero era demasiado complicado. Resultaba muy complejo que el barco le hiciera frente”.

Añadir nuevos contenidos implica a veces sucumbir a las microtransacciones. Si bien Odyssey las tiene, el equipo se preocupó de que fueran opcionales y no intrusivas. “Deseábamos que [el juego] se percibiera como una odisea interminable cuando lo jugaras; quería que fueras capaz de perderte, aunque si la gente quería atajos, están ahí. El juego no se construyó para las microtransacciones”, pues dispone de un buen número de recompensas propias.

Los dos últimos añadidos de entidad fueron, de hecho, gratuitos. Por un lado, Discovery Tour: Grecia, la vertiente educativa del videojuego. Se estrenó por primera vez en Assassin's Creed Origins, y aunque sigue la misma línea, se mejoraron algunos aspectos para hacerlo más atractivo. Sin batallas, sin conflictos, el único objetivo es observar el mundo y acompañar a grandes personajes históricos por los rincones más importantes de Grecia. Por otro lado, Ubisoft proporcionó a los jugadores la herramienta para crear sus propias historias. Se trata de un editor que funciona a través de PC y que alarga la vida del título casi hasta el infinito.

Assassin's Creed
Discovery Tour nos permite aprender sobre la historia y la vida cotidiana en Egipto y Grecia.

Otros cambios importantes que marcarán el futuro

Una de las particularidades que van a continuar en futuros Assassin's Creed es que ya no habrá un personaje único. Odyssey perfiló dos protagonistas diferentes, en esta caso los hermanos Kassandra y Alexios. Ambos son básicamente lo mismo una vez elegidos (tienen las mismas líneas de diálogo), pero es el jugador el que moldea su personalidad a través de las decisiones. En un artículo publicado por GamesIndustry.biz, el director Scott Phillips es tajante cuando afirma que no hay vuelta atrás, que quieren abarcar mayor público mediante la inclusión. “Creo que sería un error limitar a nuestros jugadores”, comenta. “Debemos seguir apretando en esa dirección, llamar la atención de más usuarios, más fans que disfruten de la experiencia y la hagan suya propia”.

Los cambios, de nuevo, son una necesidad. “Como cualquier cosa que ha estado durante 10 años y que ha tenido muchas, muchas, iteracciones y cambios, queríamos probar nuevas cosas también. Sabemos que nuestros fans no quieren exactamente lo mismo”, asevera Phillips. “Encontrar el equilibrio real entre los nuevos elementos y los aspectos más familiares y antiguos es un enorme reto y nos enfrentamos a ello durante todo el tiempo que estamos desarrollando el videojuego.

Assassin's Creed
Salto de fe.

Serge Hascoet, de Ubisoft, es consciente de que no todo el mundo está contento con la dirección que ha tomado la serie. La esencia de la saga, un concepto relativamente etéreo y difícil de definir, debe mantenerse en todos los productos de la misma. Origins y Odyssey ha supuesto un giro jugable que ha incidido en el modo en que se cuentan las historias. En entrevista con Game Informer, Hascoet no elude la pregunta y contesta sin ambajes: “Nos hacemos esa misma pregunta internamente de forma bastante habitual. Con Odyssey hablamos de eso. Me he dado cuenta de que hemos perdido parte de la escencia de los assassin, así que estamos trabajando en ello. No queremos dejarlo de lado, deseamos respetar la marca, pero también queremos mejorarla. Pienso que las mecánicas RPG la han mejorado, pero necesitamos el salto de fe, el sonido, todas las cosas buenas de los anteriores juegos”.

El desarrollador reflexiona y llega a la conclusión de que ha sido “buena decision” rediseñar el sistema de combate. “Tenemos cuidado con la marca, trabajamos en ello. Cuando permitimos al jugador la personalización del personaje para que puedan quitarse la capucha, está bien porque es la decisión del usuario. No tenemos que forzar a los jugadores a que luzcan como nosotros queremos. La filosofía que seguimos es que los juegos son la expresión de los jugadores, su libertad y su autonomía”.

Assassin's Creed
Assassin's Creed Syndicate.

¿Juegos anuales?

Assassin's Creed, en cierto modo, acabó quemado porque no había sabido renovarse. La estrategia de lanzar un nuevo juego anualmente (que no significa que el desarrollo durara un año, ya que los estudios rotaban), unido al conservadurismo en lo que se refiere a redefinir el sistema jugable, provocó no pocos problemas. En Ubisoft sostienen que no se trata de una saga anual. En palabras de Hascoet: “Depende. Lo que hemos hecho es construir dos equipos —uno en Montreal y otro en Quebec— a los que damos el tiempo suficiente. He jugado a Assassin's Creed Odyseey el pasado noviembre [de 2018] y casi lo he terminado. Para nosotros no es una cuestión de anualizarla, es más una cuestión de calidad. Si el equipo cuenta con el tiempo suficiente para producir y pulir la experiencia, si está en su punto de calidad más alto, creo que la gente puede disfrutar de una experiencia de 80 años todos los años. Es posible, pero no estoy diciendo que vayamos a tener uno cada año, ese no es el plan”.

Assassin's Creed Kingdom no salió a la venta en 2019, ya que los franceses prefirieron esperar y lanzar el juego más adelante. Oficialmente no se ha anunciado, aunque es importante señalar que se han producido algunos cambios en el seno de Ubisoft, motivados principalmente por el rendimiento de Tom Clancy's The Division 2 y Ghost Recon Breakpoint. Ninguno de los juegos ha cumplido las expectativas de la compañía, por lo que retrasaron varios de sus títulos de futuro más importantes, Watch Dogs: Legion, Rainbow Six Quarantine y Gods and Monsters, este último de los creadores de Assassin's Creed Odyssey.

Assassin's Creed
Ezio Auditore, protagonista de Assassin's Creed II, La Hermandad y Revelaciones.

En un estado previsiblemente avanzado del desarrollo del nuevo Assassin's Creed, no está claro hasta qué punto le afectarán estos cambios. Con todo, los galos han realizado una reestructuración en el equipo editorial de París, un grupo de desarrolladores y directores creativos que no producen videojuegos, pero que velan por la calidad de todos los productos. Ante las quejas de que muchos productos de Ubisoft son muy parecidos, la compañía ha optado por ofrecer más libertad a los estudios para desarrollar sus propias ideas. Veremos hacia qué dirección apunta el próximo Assassin's Creed. El camino abierto por Origins y construido por Odyssey todavía tiene espacios para la reforma y la mejora de sus sistemas. Kingdom se enfrentará al desafío de hacerlo sin que la fórmula se perciba caduda.

Assassin's Creed: Odyssey

Assassin's Creed: Odyssey, desarrollado y editado por Ubisoft para PC, PlayStation 4, Xbox One y Stadia, es una nueva entrega de la popular saga de aventura y acción Assassin's Creed en la que esta vez viajamos hasta la antigua Grecia. Pasa de la marginación a la gloria embarcándote en una odisea para descubrir los secretos de tu pasado y cambiar el destino de la antigua Grecia.

Assassin's Creed: Odyssey