Cazando monstruos en Switch

Cinco razones por las que redescubrir Monster Hunter Generations Ultimate

Ricardo Fernández

Cinco razones por las que re-descubrir de nuevo el mundo de Generations, ahora para Nintendo Switch bajo el nombre de Monster Hunter Generations Ultimate

Capcom ha decidido que este año los sofás de millones de hogares europeos sean objeto de disputas familiares y riñas entre parejas, como si de un capítulo de Juego de Tronos se tratara. Comenzamos este 2018 con Monster Hunter: World para consolas PlayStation 4 y Xbox One y hace apenas semana y media llegó a la plataforma Steam la esperada versión que se juega con teclado y ratón bajo el sistema operativo Windows. La adaptación a ordenadores del videojuego que ha revolucionado la franquicia lleva desde su estreno presentando problemas en su apartado online y, aún así, más de trescientos mil jugadores dan caza a los diversos monstruos que habitan en sus parajes cada día. Un título, en todas sus plataformas, que lleva vendidas más de ocho millones de copias. Por si esto fuera poco a finales de mes los usuarios de Nintendo Switch recibirán un nuevo, entre comillas, episodio en la saga, Monster Hunter Generations Ultimate.

Si bien el videojuego será una novedad para los europeos, el cartucho llegó en agosto de 2017 a territorio nipón -unos meses antes la edición para Nintendo 3DS- siendo este una versión mejorada de Monster Hunter Generations originario de la portátil de Nintendo que incluía novedades en su sistema de combate, cambios en la jugabilidad, nuevos monstruos y estilos de caza así como el ansiado Rango G con el aumento de dificultad que ello supone. El envoltorio sigue siendo el mismo pero no el contenido, que alarga la duración del videojuego mucho más de lo que podamos imaginar.

La duda, como toda reinterpretación de un original, es si merece la pena su compra o si su contenido es lo bastante llamativo como para decidirnos a soltar nuestros giles por él. Aquí en MeriStation llevamos ya más de treinta horas vagando por las diversas regiones de Monster Hunter Generations Ultimate y no se nos ha ocurrido mejor manera de despejar vuestros titubeos para con su adquisición que nombrando cinco razones por las que re-descubrir el título, ahora en Nintendo Switch. No obstante debéis tener en cuenta que el videojuego permite importar vuestras antiguas partidas del juego para Nintendo 3DS y continuar con ella en la versión doméstica lanzándonos de lleno a casi todo el nuevo contenido.

Nostalgia

No todo en Monster Hunter Generations Ultimate son novedades ni tampoco se vive de ellas, muchos de los cazadores más viejos del lugar añoraban volver a pisar las tierras de Kokoto, la aldea del primer Monster Hunter, o Pokke de Monster Hunter Freedom 2. Innumerables fueron antaño las horas que perdimos hablando con sus habitantes, solucionando sus entuertos y derrotando a los monstruos más temibles. O quizás sufriendo más de lo normal con Lao-Shang Lung o Fatalis, a gusto del consumidor. Si os sentís identificados con este motivo -como quien firma este texto-, seguid leyendo.

Como ya hemos dicho en el párrafo anterior, este punto no es un añadido para esta versión, ya pudimos volver a tierras antiguas en su edición original para Nintendo 3DS pero hay mucho que celebrar de este punto. Lo primero es que la adaptación a Switch nos permite disfrutar de aquellos poblados y parte de sus tierras a una mayor resolución tanto con la consola conectada a nuestro televisor como en su función portátil. Nunca antes el Bosque Rocoso de la primera iteración pudo verse mejor y volver a explorarlo en alta definición nos transporta a aquél mayo de 2005, fecha en la que introdujimos por primera vez Monster Hunter en nuestra consola PlayStation 2. Con la misma sonrisa que la de un niño con un huevo de chocolate para merendar.

Monster Hunter: World ha renovado por completo la jugabilidad de la serie, qué duda cabe, pero también ha sido criticado por ser uno de los capítulos más accesibles y sencillos de toda la saga. Muchos de los expertos cazadores loan a Capcom por las nuevas -y necesarias en parte- mecánicas introducidas en World mientras que otros tantos sienten que la experiencia se ha resentido omitiendo elementos esenciales de la franquicia. Hablamos de la recolección, de una jugabilidad más pausada, de la complejidad a la hora de entender bonos y estadísticas de equipo, de la creación de objetos y de otros tantos pasos más a ejecutar para una simple acción que seguían vigentes desde el primer capítulo. Monster Hunter Generations Ultimate -mayormente por haber sido desarrollado antes que World- “recupera” esa tradición de múltiples menús y acciones que nos llevan acompañando desde Monster Hunter para PlayStation 2 y que actualmente muchos jugadores echan en falta.

Lo que para unos esto pueda ser un factor nostálgico, puede quizás no serlo para los nuevos aventureros. No obstante hay que tener en cuenta que la adaptación de World a Generations: Ultimate no es tan engorrosa como puede parecer y el usuario, al igual que nos ha ocurrido a nosotros, puede alternar horas de juego entre uno y otro al mismo tiempo sin demasiadas dificultades.

La séptima letra del abecedario

El primer capítulo de la serie llegó a España hace ya más de trece años pero la falta de publicidad y de apoyo por parte de Capcom al videojuego en territorio europeo hizo que la recepción del mismo fuera escasa. A pesar de las bajas ventas en occidente, los japoneses pudieron disfrutar de una edición mejorada del original que llamaron Monster Hunter G que introdujo elementos tan típicos a día de hoy como las subespecies de monstruos, la posibilidad de contratar para nosotros un cocinero Felyne o la novedad más interesante de esta expansión, el Rango G. Afortunadamente los tiempos han cambiado y la marca es todo un fenómeno mundial que arrasa en ventas, cosa que ha propiciado que los últimos lanzamientos lleguen a nuestro país con su contenido más actualizado -la denominación G- con la coletilla de Ultimate.

Monster Hunter Generations Ultimate es la “edición G”, allí llamada Double Cross en esta ocasión, lanzada en Japón para Nintendo Switch y la portátil estereoscópica 3DS, lo que significa que el día 28 de agosto nos llegará la versión más reciente del juego a la consola mitad sobremesa mitad portátil. Además de la aventura base que ya disfrutamos hace dos años se añaden las misiones de Rango G donde los enemigos ya conocidos tienen nuevas habilidades, cuentan con un poder de ataque más feroz y con un incremento de vida. Bajo esta excusa dos nuevos monstruos insignia se han añadido para retar a los cazadores más astutos, uno de ellos inédito en la franquicia y protagonista casi absoluto de la introducción a la aventura. Pero no sufráis, las nuevas cacerías de Rango G llegan con novedades para los cazadores de las que todavía no podemos hablaros pero que os contaremos en el análisis del cartucho.

Si el contenido original de Monster Hunter Generations era ya uno de los más grandes de la saga con sus más de cien monstruos y su ingente cantidad de misiones, ahora la cifra de ambas aumenta y con ello las horas de juego. Es el capítulo de la marca con más contenido jugable desde su concepción, tanto en la variedad de cacerías y expediciones como en las posibilidades que el videojuego nos pone a nuestra disposición para completarlo. Un auténtico miaunstruo del entretenimiento, si se nos permite el chiste felino.

¡Que te pego, leche!

Monster Hunter Generations innovó sobremanera en el arte de repartir tollinas a escamosos reptiles con la introducción de los Estilos de Caza, una suerte de especialización que permitía al cazador adoptar diversas técnicas de combate. Esta característica, además de lograr que cada jugador adaptara su estilo de juego al personaje, servía para introducir las Técnicas de Caza, unos movimientos especiales que bajo ciertos requisitos podían activarse y girar la balanza a favor del usuario si se utilizaban correctamente.

A Capcom le debió de parecer poca la personalización del combate ya que además de los estilos y técnicas del original, en Monster Hunter Generations Ultimate se han añadido dos tipos de combate nuevos y catorce técnicas -una por arma- por lo que la personalización de cara a la batalla aumenta notablemente. Uno de estos dos nuevos estilos permite al jugador ayudar al grupo de cazadores con la ayuda de barriles alquímicos que potencian al grupo con aumento de SP o creando objetos útiles en mitad de la contienda.

Lo cierto es que la insistencia de la empresa sita en Osaka de que cada Monster Hunter sea diferente en el campo de combate no viene de nuevas. Los desarrolladores han puesto siempre de su parte para ofrecer al jugador maneras diversas de abatir a los monstruos, ya sea con nuevas armas como el Glaive Insecto o con la ayuda de Felynes luchadores. Para Generations se introdujo además a los Gatadores, un modo de juego donde el usuario tomaba el papel de uno de sus acompañantes felynes y se embarcaba en misiones exclusivas pensadas para ellos.

En Monster Hunter Generations Ultimate volveremos a tomar parte de sus aventuras gatunas aunque lo cierto es que nada ha cambiado desde aquella primera vez. No obstante poder manejar uno de estos adorables gatos, ¿cuenta como motivo para volver a jugar a Generations, no?

En tu casa, en la mía o cada uno en la suya

Da igual que hablemos de Monster Hunter Generations Ultimate o de Diablo III Eternal Collection, lo cierto es que el nuevo hardware de Nintendo a caballo entre producto de sobremesa y portátil es una de las consolas que más libertad ofrece al usuario. Todos queremos jugar a Skyrim en esa casa de pueblo que no tiene televisor de alta definición, llevarla al váter o utilizarla en una OLED de 65 pulgadas. Da igual qué tipo de jugador seas, Nintendo Switch te ofrece diferentes maneras de disfrutar de tu ocio.

Los cazadores más veteranos recordarán que la saga comenzó a consolidarse gracias a la adaptación de la misma a la portátil PSP y de ahí a Nintendo 3DS. La mera idea de cazar enormes monstruos tanto a solas como con amigos gracias al cooperativo local atrajo a millones de compradores. La magia creada por Nintendo en Switch permite hacer exactamente lo mismo pero además conectarse a las redes como ya hacía PlayStation 2 con el primer Monster Hunter o Nintendo 3DS con sus últimos capítulos. Cierto es que la híbrida es algo más grande que las portátiles antes mencionadas pero llevarnos Monster Hunter Generations Ultimate a la piscina con refresco en mano y cazar un Tetsucabra es una gozada. Y por si os lo preguntáis, sí, lo hemos hecho.

Esta edición permite juego tanto online como cooperativo en ambos modos, dock y portátil. Por ejemplo es posible llevarnos la consola a casa de un amigo y jugar uno conectado al televisor y otro en modo portátil. O ambos con máquina en mano o cada uno en una tele. Todas estas posibilidades gracias a la conexión inalámbrica local pero si queremos jugar con otros cazadores a través de la red de redes también es posible hacerlo de igual manera. Lo que no está permitido es conectarnos de forma local a otro amigo y éste conectado a internet.

Es Monster Hunter, es mejor que el original, tremendamente social, es de sobremesa y además portátil, ¿qué más se puede pedir?

Cazando la alta definición

Que Monster Hunter Generations Ultimate sea una adaptación a Nintendo Switch de un juego de Nintendo 3DS no significa que el contenido audiovisual y jugable que nos vayamos a encontrar sea de tercera regional. Tras lo visto con Monster Hunter 3 Ultimate para Wii U los jugadores dudaban sobre el resultado final de este proyecto, de si repetirían los errores de llevar el mismo cartucho sin apenas cambios visibles y aplicando un mimo al mismo bastante olvidable. Para nada es así, Ultimate entra por los ojos nada más echarle el guante aunque tampoco debemos olvidar sus orígenes puesto que se trata de una adaptación y no de un remake.

Sin entrar demasiado en detalles el port para el nuevo hardware de Nintendo funciona a una resolución de 1080p en su modo sobremesa y a 720p si jugamos fuera del dock. La tasa de imágenes por segundo se mantiene a 30fps, sólidos como una roca aunque con pequeños matices que abordaremos en el análisis. Lo realmente sorprendente a pesar de la bajada de resolución jugando en modo portátil es que luce fantástico y tanto los objetos a larga distancia como monstruos no muestran síntomas de pérdida de calidad en lo visual.

La desarrolladora ha potenciado el título con pequeños detalles técnicos aquí y allá tanto para dotar de vida a los escenarios como para adaptarlo a los nuevos tiempos que nos han encantado. El resultado quizás no se aprecie a primera vista pero es cuando nos paramos a observar el ecosistema, la iluminación, la vegetación y otros tantos elementos cuando vemos que Capcom se ha esforzado por traer una conversión más que digna, en parte por el salto tecnológico entre Wii U y Switch -lo que les permite añadir más detalles que en la primera-, en parte por lo aprendido del pasado. Se ha tomado como base el juego original y han querido mantenerlo pero también vitaminarlo para que no queden excesivos restos de su procedencia.

Monster Hunter Generations Ultimate va a ser uno de los videojuegos de 2018 junto a su hermano mayor Monster Hunter: World. Además será la excusa perfecta para suscribirnos al servicio Nintendo Online con el que podremos jugar en red con jugadores de todo el mundo y llenará de emociones cientos de horas de nuestras vidas si exprimimos al máximo su contenido. Desde hace unos días está disponible en la tienda digital de Nintendo Switch una demostración de lo que está por llegar para que probéis este nuevo capítulo y de paso amenizar la espera. Mientras tanto nosotros continuamos trabajando en la review para tenerla lista a tiempo.

Monster Hunter Generations Ultimate

Monster Hunter Generations Ultimate, la continuación de Monster Hunter Generations, llega a Nintendo Switch de la mano de Capcom. Por primera vez en la saga, los jugadores tienen flexibilidad para jugar multijugador online o red local con hasta 3 cazadores más, bien en casa en pantalla grande o cuando salgan, como portátil aprovechando la portabilidad de la consola. Los cazadores se podrán meter en cientos de misiones solos o con amigos con esta nostálgica mirada a los principios de la saga y sus evoluciones. A lo largo del camino, los jugadores deberán defender cada una de las cuatro ciudades del juego de grandes amenazas conocidas como las Fated Four además de los todavía más peligrosos, Dragones Ancianos. Esta entrega presenta un nuevo y desafiante nivel llamado rango "G" que aparece por primera vez para testar las tácticas de batalla de los cazadores más experimentados con diferentes movimientos y habilidades inéditas en el mundo salvaje, con algunos de los tradicionales enemigos aún más imponentes.

Monster Hunter Generations Ultimate