Syberia II - Romansbourg

Syberia II es una secuela con todas las de la ley, es decir, sigue exactamente por donde lo dejó su antecesor, así que nada más empezar lo ideal es ver un vídeo resumen para hacerse a la idea de cómo hemos llegado hasta allí. Casi todo el tiempo estaremos perdidos, tanto en la tundra siberiana como en bosques nevados, y Kate deberá valerse por sí misma en todo momento, sin apenas ayuda externa. Además, por primera vez tendremos a verdaderos enemigos que nos harán la vida imposible, unos malvados

Romansbourg

Después de la presentación, en cuanto el tren llega a la estación, apareces dentro de un vagón de dicho ten.

En cuanto bajas un poco recibes una llamada de Oscar que te informa donde estás. Ahora vete por la puerta de arriba y sigue hasta que llegas a la habitación en la que se encuentra Hans con quien hablas.

Cuando hables con algún personaje como ahora, procura hablar de todas las cosas que te salen.

Tras hablar con Hans, que te dice que necesitas dar cuerda al tren, vuelve a la habitación del principio y continua hasta la puerta de salida del vagón, por la que sales al exterior.

Baja del vagón por la derecha. Aquí te encuentras con Emeliov quien te da la bienvenida. Vete hacia abajo una pantalla y vete hacia la derecha de la pantalla donde ves una palanca.

Al observarla te aparece la opción de tirar de ella, y lo haces. Ves una especie de grúa encima de ti que se mueve pero que parece que no funciona bien.

Es la máquina de carbón. Retrocede y continua bajando hasta que te encuentras con Oscar, que es el personaje que ves revisando una máquina.

Habla con él, aunque no es una conversación muy provechosa. Luego vete al final de esta misma pantalla ( a la izquierda de Oscar) y tira de esa manivela en forma de rueda, y ves como sale una especie de varilla que se acerca al tren.

En esa misma máquina, en la parte de su izquierda, al acercarte te aparece la opción de activar otro mecanismo. Cuando lo haces ves que del tren se abre una pequeña escotilla por la que entra la varilla.

Con esto que acabas de hacer, le has dado cuerda al tren. Vuelve al ten y vete al vagón donde está Hans con quien vuelves a hablar. Le dices que ya has dado cuerda y él te dice que necesita que busques carbón.

Vuelve a salir del tren, pero cuando estés fuera vete hasta arriba del todo. Acércate a la verja y mírala. Ahora mira la cerradura que te dice que está cerrada a cal y canto y por lo tanto no la puedes abrir.

Retrocede una pantalla, pero en vez de volver a subir al vagón entra por la puerta de la derecha. Estás en un almacén. Cerca de la entrada, hay tres máquinas dispensadoras de golosinas que puedes mirar, pero no lo hagas todavía.

Vete al centro de la sala y al fondo, donde ves otra máquina de golosinas pero que está estropeada, pero que tiene la llave pequeña al lado y que debes coger.

Ahora te acercas al tendero que no es otro que Emeliov y hablas con él. Ya sabes, habla con él de todas las opciones que te aparecen.

En cuanto acabes de charlar vete a las máquinas expendedoras de golosinas, las miras de cerca y usas la llave en el cajetín de la máquina de la derecha para recoger el cambio.

Recupera la llave. Usa la quinta moneda empezando por la izquierda en la máquina de la izquierda del todo.

Debes seleccionar las monedas, coger la quinta y meterla en la ranura para el dinero. Después gira la manivela que está justo debajo y recoges los caramelos.

Ahora con la segunda moneda, repite el proceso en la máquina del medio y hazte con más dulces. Sal de la tienda y vete hacia abajo, donde la máquina de carbón estropeada, y te acercas a la palanca.

Ahora no tires pues ya sabes que no funciona, pero si te fijas, abajo en la calle hay una niña con un globo. Ponte cerca de la barandilla para que puedas hablar con ella.

Te dice que se llama Malka, y como siempre, habla de todo lo que puedas. Te pide caramelos a cambio de información, así que le das los caramelos dulces.

A cambio ella te da la llave de la verja. Ahora vete otra vez hasta arriba, donde la verja con la cerradura que no pudiste abrir antes y usa la llave para abrirla y bajar.

Después de una breve animación apareces abajo. Vete abajo y sal por la izquierda cerca del carro y ves a Malka (la niña) con la que hablas.

Vete por la izquierda de donde está ella, pegado lo más posible al borde izquierdo de la pantalla para llegar a una pantalla en la que hay, un generador al que le falta combustible y un bidón rojo vacío que coges.

Si no vas pegado al borde de la pantalla, apareces en otra pantalla. Ahora vuelve a la pantalla donde está Malka y ve hacia la pantalla de la izquierda, pero esta vez vete por el lado derecho de Malka.

Vete hastal la valla de madera que tiene un cartel y continua hacia la izquierda hasta que llegues a una puerta, a la que llamas tirando de esa cadena.

Habla con el tío que se asoma por la rejilla. Él y su hermano son realmente encantadores y te mandan a paseo. Así que ahora vete más a la izquierda.

Acércate al cartel del circo de más a la izquierda y míralo de cerca. Arráncalo y verás una entrada por la que pasas. En el medio de la pantalla hay una caja grande, que puedes abrir.

De ahí sale un perro que hace que Iván salga a buscarlo. Aprovechas la ocasión para acercarte donde estaba Iván y dar el cambiazo del bidón vacío que llevas, por uno lleno.

Ahora sales por la entrada en la valla por la que pasaste y vuelves a la pantalla del generador donde habías encontrado el bidón vacío. Usa el bidón lleno en el generador y después pulsa el botón que está en la columna a su derecha.

Cuando esté en marcha, vuelve a las escaleras y las subes. Ahora estás otra vez al lado del tren. Vete hacia la derecha y abajo siguiendo el andén, hasta que llegas a la máquina de carbón estropeada..

Ahora al tirar de la palanca la máquina llena de carbón el tren. En ese momento aparece Oscar que te dice que el Señor Voralberg ( Hans) ha desaparecido.

Vete arriba hasta las escaleras y bájalas. Baja hasta la pantalla de Malka donde ves una puerta por la que entras, es el establecimiento de Circos.

Después de un vídeo en el que encuentras a Hans, apareces a lado de su cama donde yace enfermo. Si hablas con él verás que delira, así que no le hagas mucho caso y sal del tren.

Antes de salir Oscar vuelve a hablar contigo. Una vez fuera del tren, vuelve a bajar las escaleras y busca a Malka, que está donde siempre, y hablas con ella.

Te comenta algo de un monasterio. Ahora debes volver al establecimiento donde encontraste a Hans, es decir, vete por la puerta que tienes a tu derecha y entra.

Busca la barra y habla con el dueño que es Circos el amigo de Malka. Después de que te de más información sobre el monasterio, sal y busca nuevamente a Malka para hablar con ella.

Te da una ficha que necesitarás luego. Vete a la izquierda, hasta la casa de de los dos hermanos y continua un poco más a la izquierda. Llegas a un paraje helado con el monasterio al fondo donde Kate dice que hace demasiado frío.

Debes hacerte con ropa de abrigo para poder pasar, pero antes de volver avanza a la pantalla siguiente.

Estás delante de un puente y a la derecha hay una máquina donde usas la ficha que te dio Malka, después tiras de la palanca y recoges el sudario.

Ahora vuelve otra vez a las escaleras por las que subes al andén. Baja una pantalla y entra en la tienda del Coronel Emeliov con quien hablas para pedirle ayuda. Bajará una escalera de mano por la que debes subir.

Ya arriba, justo enfrente está la ropa que necesitas. Baja la escalerilla, sal de la tienda y entra en el vagón. Dentro de el vagón, justo al lado de la puerta de entrada, hay otra puerta que da al cuarto de baño.

Entra y cámbiate de ropa. Vete mas arriba, a la parte del vagón donde está Hans tumbado en la cama, y usa el sudario encima de él. Ahora, una vez que se quede la cara de Hans en el sudario, sal del tren, vete a las escaleras que bajan, y las bajas.

Desde ahí, tienes que ir al puente donde cogiste el sudario, es decir, vete pasando todas las pantallas hacia la izquierda, es decir, pasa al lado del establecimiento de Circos, por la valla de la casa de los hermanitos y así hasta que llegues al puente, que ahora debes cruzar.

Ahora sólo debes pasar otra pantalla más, hasta llegar a la entrada del monasterio. Si te acercas a la puerta y tiras de la cadena, se asomará un monje que no te hará mucho caso, así que vete por el camino que tienes a tu derecha, pero el que va para arriba (no se ve muy bien).

Vete por ese camino hasta que llegas a al río donde hay otro monje. Habla con él. Por lo visto no les gustan las mujeres, así que deberás pedir ayuda a un hombre.

Retrocede hasta el puente, y de ahí vete hasta las escaleras, que subes para después ir y entrar en el establecimiento del Coronel (al lado de tu vagón) a quien debes pedir ayuda, para que te de el señuelo.

Una vez que tengas el señuelo, debes ir otra vez a hablar con el monje de antes. Es decir, sales de la tienda del coronel, vete hasta las escaleras y bajas.

De ahí vete a la izquierda, pasa a la derecha de Malka y todo a la izquierda hasta que llegues al puente. Lo cruzas.