King's Quest VII: The Princeless Bride
King's Quest VII: The Princeless Bride

King's Quest VII: The Princeless Bride - Epílogo

Valanice ha caído en el torbellino que se llevó a su hija Rosella, pero el destino las ha separado y deberán encontrarse.

EPILOGO

Ahora que "El Bárbaro" dispone de RAM a mansalva, un Pentium a 120, disco duro a montones, parecen los diseñadores de juegos obstinados en pedir un CDROM de cuádruple velocidad, como mínimo. ¿Qué tal vender los juegos en discos duros removibles, o en tarjetas ROM directamente?

Aunque "El Celestial" defiende este juego, lo encuentro cursi, monótono, muy lineal en su desarrollo, con momentos en que provoca maldiciones en arameo (por citar sólo dos: la batalla de los reyes Otar; la entrada de Rosella en casa de Malicia). Puede que sea porque he necesitado ayuda para TERMINAR el juego. Gracias PC Format. Aunque la solución publicada no es del todo correcta. En tres ocasiones la necesité para poder continuar. Necesité ayuda también para el tema del arpa. Thanks, XTC.

El favor que tenían por mi parte los chicos de Sierra se va a desvanecer si continúan produciendo Disney-compatibles. Cada vez más cursis. Sin el mando para aumentar la velocidad de los sucesos, o disminuirla, según conviniese al aventurero en cada momento y lugar. El cambio a esta nueva interface ha sido lamentable para mí. ¿Qué tenia de malo el antiguo? ¿Que ya había sido usado en KQ5 y KQ6? Pues en las otras cuatro se uso una interface "cutre" de comandos tipo CLI, con sólo una ligera mejora en la cuarta entrega, y creo que nadie se quejó en absoluto. Y por mucho que se trate de un juego gráfico SVGA con los objetos del inventario renderizados, a veces ayuda mucho más una descripción, más allá de los Mmmmm de Valanice. Jolines.

Pues nada, un seis nada más de puntuación, y eso por la traducción completa, sólo unos diez meses más tarde de la versión final en inglés. The Dig ha salido a la vez en ambos idiomas, pero la versión castellana se basa en subtítulos. Pero es un juego mucho mejor.

Un nueve pa él.

Saludos Cibernéticos, colegas.