King's Quest VII: The Princeless Bride
King's Quest VII: The Princeless Bride

King's Quest VII: The Princeless Bride - Capítulo IV

Valanice ha caído en el torbellino que se llevó a su hija Rosella, pero el destino las ha separado y deberán encontrarse.

CAPITULO CUARTO

Cogeos a la pala antes de que sea tarde. ¿La situación? El enterrador necesita encontrar a su rata Eddie. Localizad la mansión del Doctor Mort Cadáver. Él os pide una espina dorsal. Rosella quiere encontrar a Otar. Todo el mundo quiere algo. Yo un juego de verdad y no esta cursilada.

Subid al castillo acalabazado usando el montacargas, no la telaraña. Una vez arriba, recoged el pie del muerto y la espina dorsal. Tras visitar al Doc, se le da la columna para que la disfrute, y a cambio nos da caja que contiene un animal. Entregad la caja a los horribles chavales del castillo acalabazado, poniéndola en el montacargas. Eddie "cae" en vuestras manos, y se lo dais al sepulturero, que os dará un cuerno.

Volved a la "tierra de los gamberros". Están a punto de enterrar viva a una gata. Mientras van a buscar una pala, sacadla de la caja con el martillo y el cincel. Es la gata quien le dice donde encontrar a Otar, rey de los gnomos. Le da una vida extra. Leñe. Recoged la pala del enterrador, que ya no la necesita.

En la trampa de huesos animados, buscad un lugar adecuado para soplar el cuerno, y el enterrador acude con la excavadora para dar vía libre. Bajad por el agujero. El candado se abre pulsando sobre la calavera, el vampiro y la tarántula. Un secreto a pintadas, colegas.

Situación: Rosella se queda atrapada dentro del ataúd con Otar, el auténtico. Situación morbosa a más no poder, digna de Poe, pero desaprovechada lastimosamente.

Para salir, dadle al gnomo su rana, usad el cincel en la gema de su pulsera.

Situación: hay que huir de Uga Buga, pues Malicia y el malvado Zombie Verde les persiguen. Hay que impedir que el volcán arrase las tierras de los gnomos, de Falderán, de Etheria y Los Monegros... quise decir Los Yermos.

Para ello, Otar se transforma en escarabajo con ayuda de la varita mágica que le da a Rosella, y esta se disfraza bajo una capa negra muy diquensiana. Tras pegar un susto a los chavalines, visitad al Doc, pedidle consejo para huir hasta que os de un defoliante. Salid de Uga Buga por la salida de los pantanos, usando el defoliante para exterminar al monstruo vegetal. Luego entretened las plantas carnívoras con el pie del muerto, y mientras le dan a los caninos, recoged la flor olorosa que hay debajo suyo.

Situación: Otar le pide a Rosella que antes de abandonar los pantanos, recupere el mecanismo del volcán de la casa de Malicia, que está por ahí cerca. Tras rodear la casa, y tirar de unas lianas, cavad con la pala (la del enterrador) para agrandar el boquete y entrad en la casa.

Escondeos cuando oigáis que entra Malicia y el chucho. Como tiene un olfato muy fino, cuando empiece a olfatear echadle otro poco de defoliante. Malicia abandona el lugar, y Rosella debe aprovechar para saquearle la cómoda, recogiendo el calcetín de lana y el dispositivo. Tras chafardearle los cosméticos y volver a esconder la ropa, se larga por donde entró.

Situación: ¿cómo cruzar el bosque de los hombres lobo? Bien, las plantas carnívoras (me gustó lo de "caña de azúcar") le dan la pista: hace falta plata. Así que tras recoger la capa, mete la plata en el calcetín, y cuando aparezca el lobo, le arrea un leñazo en todo el hocico y cruza presurosa...

Situación: Otar le ha dicho que en alguna parte de Falderán hay una entrada secreta al volcán. Así que repetid las operaciones echas en el capítulo anterior para entrar en Falderán.

Rosella se mete en el ayuntamiento. En la sala de los espejos, limpia la inscripción del querubín con el calcetín de lana. Con el cincel saca una uva de loro de la columna de la derecha, y la mete en el querubín. Usando la varita mágica para Otar para que recupere su forma y tamaño habituales, nos ayuda a abrir la fuente barroco de muy poco gusto, y acto seguido se meten dentro, siguiendo al gran Otar...